Publicidad

El mueble que es capaz de montarse solo está en manos del MIT

El mueble que es capaz de montarse solo está en manos del MIT
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los materiales cambian su estado y forma y cuando reciben una energía. Pensemos, por ejemplo, en cómo se derrite un plástico cuando lo calentamos. Son transformaciones impredecibles pero en el MIT las quieren controlar para utilizarlas a nuestro favor y poder hacer realidad el sueño de los que no son muy manitas: que los muebles de casa se monten solos.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts está investigando en materiales dinámicos capaces de cambiar su forma tal y como nosotros queremos. Desde la madera a componentes más sofisticados como la fibra de carbono se moverán a nuestra merced cuando les apliquemos energía. "Un robot sin tener que usar robots" tal y como explica Skylar Tibbits, uno de los investigadores del equipo de autoensamblaje del MIT.

Los muebles son solo el principio

Tibbits define el trabajo de su equipo como materiales creados con impresoras 4D. La dimensión extra es la capacidad de transformarse según la energía que se le aplique. El grosor o la forma no es un problema ya que, según ellos, se puede controlar los cambios en la estructura para así "programar" un cambio en la estructura y, por ejemplo, tener un mueble disponible sin necesidad de que nosotros hagamos nada.

La madera no es el único materiales que se ha planteado el MIT como objetivo, también quieren llevarlo a otros terrenos como lo textil. Imaginemos, por ejemplo, un trozo de tela que al mojarse se convierta en un gorro de agua. Perfecto para cuando llueva y sin necesidad de tenerlo guardado en el estado para el que va ser usado.

Más allá del MIT tenemos a Carbitex, una empresa especializada en materiales avanzados que hace poco ha presentado su nueva generación de fibra de carbono patentada (CX6). Se trata de una variación que también se puede programar para que se doble, enrolle o tuerza utilizando energías diferentes para activar la transformación.

Esta compañía estadounidense lleva ya unos cuantos años ofreciendo creaciones de fibra de carbono para diferentes compañías pero su próximo gran contrato está en los fabricantes de aviones: introducir elementos plegables que ocupen menos espacio y se puedan ir expandiendo o montando según se necesiten supondría,a priori, un mejor aprovechamiento del espacio.

De momento, eso sí, queda mucho camino por delante y no son soluciones que van a llegar precisamente dentro de poco. Suenan bien y prometen avances para hacer más cómodo nuestro día a día. Toca esperar y ver cómo sigue progresando, quizá dentro de unos años no tendremos que preocuparnos tanto por el montaje de los muebles.

Vía | IEEE Spectrum

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir