Compartir
Publicidad

Los conductores de coches Tesla se mantienen atentos a la carretera incluso aunque estén usando el piloto automático, según el MIT

Los conductores de coches Tesla se mantienen atentos a la carretera incluso aunque estén usando el piloto automático, según el MIT
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Décadas de estudio sobre el comportamiento humano muestran que tendemos, por naturaleza, a confiar en exceso en la automatización después de haber cedido el control a las máquinas durante períodos prolongados de tiempo.

Sin embargo, un reciente estudio del MIT sobre los conductores de vehículos Tesla que hacen uso del piloto automático muestra que en este caso el patrón se altera: los humanos nos mantenemos en estado vigilante incluso cuando dejamos nuestro vehículo en manos de la inteligencia artificial.

Gráfico del MIT Gráfico elaborado por los investigadores representando la diferencia entre el 'marco de vigilancia clásica' y el 'marco de vigilancia funcional' que observamos en los Tesla.

Dicha conclusión se basa en el estudio de las 18.928 desconexiones del piloto automático realizadas por los sujetos de estudio, que recurrieron al mismo para recorrer más de una tercera parte de sus desplazamientos (concretamente el 34,8% de las 1000 millas recorridas desde 2015 por los participantes).

Esta cifra de desconexiones respondería a que los conductores mantienen su capacidad para detectar y reaccionar a situaciones de conducción difíciles con las que se van encontrando.

Según los investigadores, esto posibilita "diseñar vehículos asistidos por IA que dependan de supervisión humana de tal forma que no desemboque en una disminución significativa de la vigilancia".

Aunque avisan que para basar en esta clase de estudios la toma de decisiones sobre esta clase de tecnología será necesario esperar a que haya más datos disponibles y a que aumente nuestra familiaridad con el uso de los pilotos automáticos para coches.

¿Qué pone Tesla de su parte?

El debate -cuando no la polémica- en torno al piloto automático de Tesla ha acompañado a la compañía prácticamente cada vez que uno de estos coches ha sufrido alguna clase de percance mientras estaba activo.

Pero desde Tesla siempre han dejado claro que, por ahora, esta función no pretende ser 100% autónoma, por lo que requiere que los conductores estén al tanto de lo que ocurre en la carretera, por si tuvieran que tomar el control en algún momento.

Además, han equipado sus vehículos con varias advertencias auditivas y audiovisuales (por ejemplo, cuando detectan que el conductor ha retirado las manos del volante); precisamente varios de los incidentes sucedidos hasta ahora se explican por conductores que optaron por hacer caso omiso a dichas advertencias.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio