Compartir
Publicidad
Publicidad

Este prodigio permitía algo increíble en 1985: la "navegación GPS" sin GPS

Este prodigio permitía algo increíble en 1985: la "navegación GPS" sin GPS
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1985 el gobierno de los Estados Unidos llevaba tiempo trabajando en el Sistema de Posicionamiento Global (GPS), pero sus prestaciones no fueron realmente públicas hasta una década más tarde, lo que hacía virtualmente inviable su aplicación práctica tal y como lo conocemos hoy en día.

Y sin embargo ya entonces había emprendedores que diseñaron sistemas de navegación para coche que ni siquiera necesitaban de señales GPS. El llamado Etak Navigator fue uno de esos productos adelantados a su tiempo, e hizo la navegación por carreteras y calles una realidad en una época en la que los recursos tecnológicos para estos escenarios eran mucho más limitados.

Aquella tecnología parecía magia

Stan Honey era un ingenieron que llevaba tiempo en contacto con Nolan Bushnell, co-fundador de Atari. Este último había invitado a Honey a navegar con él en una carrera para yates que se celebró en 1983. En realidad no era una invitación "gratuita": este ingeniero se encargó de desarrollar uno de los primeros ordenadores de navegación para aquel yate, llamado Charley, y recolectaba datos de sensores en el barco para realizar cálculos de ruta.

Nogps

Aquel trayecto fue todo un éxito y sirvió para que la semilla de una idea se plantara en las mentes de aquellos dos emprendedores: crearían un sistema de navegación para coches. Honey pondría su ingenio, y Bushnell su dinero. El resultado: Etak Navigator, un sistema que se vendió relativamente para su época pero que funcionaba sorprendentemente bien.

En FastCompany nos revelan la historia de la creación de este navegador y las dificultades por las que pasó el proyecto. Entre otras, la forma de guardar los mapas. Se eligieron cintas de casette, pero primero tuvieron que resolver el problema de que el intenso trabajo al que las sometían y el calor generado en el interior de los coches hacía que las cintas se fundiesen. Literalmente. Al final resolvieron ese y el resto de problemas, y lograron acoplar pequeñas pantallas CRT en las que se marcaba la posición del coche en esos mapas almacenados en cinta.

Cintas que se funden, ¿el mayor problema?

De hecho el problema del almacenamiento de los mapas fue mucho más difícil de resolver que el del propio posicionamiento. Honey resolvió esa cuestión con su equipo de investigadores a través de una brújula electrónica personalizada, y además acopló una serie de sensores a las ruedas para determinar la velocidad, la distancia recorrida y la dirección del giro. Esa información unida a los mapas y a una serie de algoritmos matemáticos hicieron que el sistema funcionase de forma asombrosamente precisa. La gente, de hecho, ni se lo creía cuando lo veía en marcha.

Cintas1

Los Etak Navigator 450 (unos 3.000 dólares de hoy en día) y los Etak Navigator 700 (unos 3.500 dólares) comenzaron a venderse en julio de 1985, y Honey estima que se vendieron entre 2.000 y 5.000 unidades de este desarrollo. La empresa acabaría siendo comprada por News Corporation en 1989 por unos 25 millones de dólares, y en 1996 fue Sony la que se hizo con aquella tecnología en 1996. Parte de sus componentes e incluso de los datos recolectados son usados aún hoy en día por empresas como Apple en su aplicación de mapas. Increíble.

Vía | FastCompany
En Xataka | ¿Quiénes son los dueños de los mapas en el mundo?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos