Compartir
Publicidad

Cómo usar la apertura en fotografía para hacer mejores fotos y ser más creativos

6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si sigues el día a día de los nuevos smarpthones que llegan al mercado, especialmente los que se postulan como smartphones fotográficos, seguro que entre las especificaciones que miras está un número junto a la letra f. Es la apertura y ya te avanzamos qué era y qué debías conocer de ella. En las cámaras compactas y réflex, este valor es de gran importancia para conseguir mejores imágenes y más creativas.

Hoy te traemos un vídeo donde repasamos el concepto de apertura de forma muy didáctica, con ejemplos y consejos para que le pierdas el miedo a los controles manuales de tu cámara o smartphone y consigas mejores y más creativas fotografías con facilidad.

Qué es la apertura y cómo afecta a nuestra fotografía

La apertura de una cámara de fotos, también conocida como número f, nos indica la luminosidad del objetivo que incorpora. Esto es, la capacidad de que llegue al sensor más o menos luz a traves del diafragma.

Algo que debes tener en cuenta al trabajar modificando la apertura de tu cámara de fotos es que una apertura mayor, representada por un número f menor, dejará pasar más luz que una apertura menor (f mayor). Si le añadimos el control de la sensibilidad o de la velocidad de obturación, podremos adecuar la escena a las condiciones que nos encontremos en cada momento.

Principios2

En las cámaras compactas o réflex que permiten controles manuales, para modificar la apertura hay que pasar a trabajar en modo manual o bien en modo prioridad a la apertura (A o Av). Según el numero que coloquemos pasará más o menos luz a la cámara, y de ello dependerá también la nitidez y profundidad de campo de nuestras fotos.

650 1200 4

En smarpthones el valor de la apertura es fijo, así que en ese caso el número importa a la hora de valorar la luz que podrá incidir en el sensor de la cámara de nuestro smarpthone. Sobre el papel, ya que la calidad de la cámara depende un conjunto mucho más amplio de valores, un menor número f dejará pasar más luz al sensor y evitaremos tener imágenes movidas cuando la luz es escasa.

Cómo podemos aprovechar la apertura para hacer mejores fotos

A nivel creativo, la apertura nos permite jugar principalmente con la profundidad de campo. Este concepto es de vital importancia cuando queremos destacar determinados elementos de una escena. Es además el factor más determinante de forma directa en el feeling de una fotografía, pues variándolo podemos conseguir muchas diferencias en la escena.

650 1200 5

De forma general, cuanto menor es el número f menos planos enfocados tendremos. Esto es idóneo para fotografía de retrato, donde la importancia está en el rostro y el fondo desenfadado incluso puede ayudar a mejorar la toma. Si no tenemos una focal adecuada para conseguir ese efecto con el objetivo, podemos recurrir a la apertura.

En el caso de escenarios naturales o de paisajes, lo que interesa precisamente es tener la mayor parte de la escena enfocada, por lo que una apertura pequeña, lo que se traduce en un número f grande.

Bokeh

Un efecto muy buscado y que nos permite el jugar con las aperturas es el efecto bokeh, con el que conseguimos instantáneas como la que hay sobre estas líneas.

Las posibilidades están ahí, y como puedes ver en nuestro vídeo, hay que perderle el miedo a jugar con los controles manuales, y nuestro primer tutorial con consejos y trucos para conocer la apertura y sacarle todo el partido está aquí para ello.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio