Compartir
Publicidad

Audio y microfonía: Cómo captar un buen sonido. Especial video (VII)

Audio y microfonía: Cómo captar un buen sonido. Especial video (VII)
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy toca Especial video en Xataka. En esta entrega hablaremos de uno de los aspectos más olvidados del video: el sonido. La mayoría de las cámaras que hemos visto montan de buenos micrófonos y algunas incluso graban en Dolby Surround 5.1, pero según las necesidades de grabación que tengamos, puede que necesitemos de micrófonos externos para captar la máxima calidad de todas las frecuencias sonoras de nuestra escena.

Veremos en qué situaciones se hace complicado capturar bien el sonido, material extra que podemos acoplar a nuestras cámaras, micrófonos y errores típicos de sonido que suelen producirse durante las grabaciones. También trataremos la terminología básica de audio aplicado a video, los tipos de cables que se necesitan y enseñaremos algún pequeño truco para conseguir la mejor captura según la situación.

Conexiones y cableado de audio en video

XLR

El cable profesional para audio se llama Canon/XLR. Tiene la forma de la imagen, el conector es más o menos grande y es fácil de conectar. Si tu cámara lleva uno de estos conectores, has triunfado, porque podrás utilizar infinidad de componentes externos de calidad profesional. No obstante, dado que en este especial nos estamos centrando en las cámaras domésticas y semiprofesionales, la conexión de audio más conocida es el mini jack.

Mini jack

Dependiendo de cómo vayas a capturar el sonido, necesitarás más cable o menos. Si por ejemplo tienes pensado grabar una entrevista con un micrófono en mano, asegúrate de tener metros de cable de sobra, para que el cámara no tenga que estar demasiado cerca, pueda hacer cualquier tipo de plano y el cable no balancee la cámara mientras graba.

Micrófonos externos acoplables a la cámara

Lo primero que debes hacer es asegurarte que la cámara elegida dispone de entrada de audio, ya sea por conexión jack o XLR. Con esta entrada podrás complementar la grabación con un micrófono externo, de ambiente o de mano para hacer entrevistas, por ejemplo.

Respecto a los micrófonos de ambiente, tenemos que tener en cuenta su uso: sirven para capturar el sonido ambiente de la escena, por lo que buscaremos un tipo de micros clasificados omnidireccionales (captarán sonido por casi todos los ángulos del micro). Por otra parte es posible que necesitemos un micrófono direccional, con el que capturemos sólo el sonido que nos interesa apuntando hacia la fuente. Este es un ejemplo de RØDE, modelo NTG-2 y de precio anda sobre unos 243 euros:

RODE NTG-2

Los equipos de audio suelen ser bastante caros, como es la tónica general en el mundo del video. Tanto RØDE como Sennheiser son dos de las marcas punteras de calidad en este tema, y el equipo que he seleccionado para este especial está basado en ambas marcas.

También tenemos el VideoMic de RØDE, cuyo precio ronda los 153 euros, algo más barato. Acoplable a casi cualquier cámara doméstica, es una opción interesante porque la salida del micrófono es de tipo mini jack, por lo que podremos conectarlo también a alguna que otra cámara de foto que graba video en HD:

RODE VM

Si estás interesado en crear videonoticias o entrevistas, por ejemplo, necesitarás un micrófono de mano para captar perfectamente el habla del entrevistado. Los dos consejos más útiles que hay que tener en cuenta con micrófonos de este tipo son: tener varios metros de cable, y acercar bastante el micrófono a la boca de la persona que habla o de lo contrario, le escucharemos muy bajo.

SH e800

Problemas y errores típicos de audio en las grabaciones

El más común en es sonido saturado. ¿Qué ocurre cuando alguien grita directamente al micrófono o se produce un ruido a un nivel demasiado elevado? Que durante ese corto espacio de tiempo, los altavoces “crujen”, suena un ruido muy molesto en el sonido grabado. En los vúmetros de las cámaras y programas de edición (herramienta que mide la intensidad del sonido en decibelios), cuando ocurre un sonido saturado se representa con un punto rojo o con una barra que sobrepasa los 0 dB, también de color roja.

El audio saturado no tiene solución, ni incluso un apaño complicado. Ese ruido permanecerá en las frecuencias grabadas por mucho que se intente eliminar, por lo que la única solución es a priori: antes de grabar, comprueba el nivel de sonido de tu cámara, si te deja ajustarlo manualmente y si tiene vúmetro (medidor del nivel de audio), comprueba que los niveles estén cerca de los -5 dB sin sobrepasarlos. La barra del vúmetro cuando hay sonido debe de representar un color verde – amarillo, pero nunca rojo.

Vumetro

Otro problema es el nivel de audio bajo. Casi lo contrario a la saturación. Para evitar esto, primero debes grabar con unos buenos auriculares, para discernir correctamente entre el ruido que quieres captar y el ruido que interviene en la escena. Si una vez volcado el video a tu ordenador te das cuenta de que el audio está demasiado bajo, no intentes subir el volumen como primera opción. En tu programa de edición de video, busca un filtro llamado Ganancia (Gain) y aplícalo a la banda de audio de tu video.

Los ruidos de fondo son el otro problema más común. Hay muchos programas de edición de video domésticos que incorporan filtros para eliminar sonidos. Se selecciona un patrón de ruido durante un momento de silencio en el video y el filtro elimina esas frecuencias en el resto de la pista de audio. Los resultados no son tan buenos como la idea. Suelen quedar frecuencias sin eliminar y tras aplicar el filtro pueden aparecer algunos sonidos enlatados que no quedan nada bien. Hay programas profesionales como Soundtrack Pro que sí dan un buen resultado, pero requieren de conocimientos avanzados en audio.

Accesorios de audio

Hay situaciones en las que nos vemos obligados a grabar con mucho viento de fondo. La consecuencia es que se nos cuela un montón de ruido en la grabación. Un ruido que luego no podemos eliminar en postproducción y que nos resultará bastante molesto a la hora de reproducir nuestro video. Para eliminar este problema (casi en su totalidad) existe un accesorio que se llama Gato. Es parecido a un plumero y se coloca alrededor de todo el micrófono. El seleccionado también es de RØDE (Dead Cat) y su precio es de unos 40 euros:

Dead cat

Siempre que grabes de forma no doméstica deberías de llevar contigo unos auriculares. Podrás escuchar mejor las frecuencias que intervienen en la escena y reconocerás rápidamente si hay ruidos interfieriendo la grabación. Yo utilizo unos auriculares de Sennheiser que dan un resultado bastante bueno. El modelo es HD 515 y rondan los 100 euros:

SH HD 515

También comentar que hay multitud de soportes para micrófonos, pies y accesorios especiales según la necesidad que tengas. El Blimp de RØDE nos sirve para multitud de situaciones: podemos tener el micro sujetado en la mano y seguramente que se podrá acoplar también a una pértiga de sonido:

RODE Blimp

Consejos para captar el mejor sonido

  • Intentar siempre trabajar en las mejores condiciones posibles, es decir, en interiores o lugares que no tengan ruido o rachas fuertes de viento.
  • No gritar al micrófono y hablar excesivamente alto
  • Situar los micrófonos estratégicamente: sin que aparezcan en cámara, al mismo tiempo que están cerca de la fuente de sonido
  • Mantener cuidado el equipo de sonido: auriculares, micrófonos, altavoces…
  • Hacer siempre pruebas de sonido antes de grabar y comprobar que la cámara tiene los niveles de captura bien configurados

En Xataka | Soportes de grabación: Cintas, tarjetas y HDD. Especial video (VI)
En Xataka | Especial video
Imagen | Ben McLeod

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos