Compartir
Publicidad
Publicidad

Un potenciador de memoria, un robot mata-mosquitos y otros gadgets disparatados y ridículos del CES 2017

Un potenciador de memoria, un robot mata-mosquitos y otros gadgets disparatados y ridículos del CES 2017
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado de los ordenadores del CES 2017, de cómo Alexa ha predominado en la feria y de algunas cosas curiosas, pero esta edición del evento tecnológico se ha caracterizado por mostrar lo sorprendente del ser humano y sus ideas sobre todo de cara a la "smartización". ¿Te sorprende lo de hablar con la nevera? Eso no es nada comparado con lo que hay en la selección de lo más estrambótico del CES 2017.

Con la mejora de los sensores y la de las respuestas de asistentes de voz, así como la democratización de la inteligencia artificial, cabía pensar que mucho de lo que íbamos a ver en la feria iría en estos sentidos. Pero la imaginación de los desarrolladores parece no tener límites y hay una verdadera fiebre en lo referente a añadir lo smart a cualquier utensilio hasta el momento "tonto", aunque en ocasiones tenga poco sentido.

Además de en el post de gadgets curiosos que os enlazábamos al principio, hemos visto algunas de estas cosas compartidas por la cuenta de Twitter @InternetOfShit, la cual ha creado un Moments exclusivo sobre una selección de dispositivos y anuncios curiosos o algo fuera de lugar. Con ésos y algunos más, aquí está la lista de lo más disparatado que hemos visto este año en el CES.

El futuro era que algo pulsase los botones por nosotros

Hemos crecido con la idea de que la tecnología existe para hacernos la vida más cómoda, pero hasta el momento seguimos pulsando nosotros los botones. Quizás esta ardua tarea termine gracias a la creación de MicroBot Push, un pequeño robot que sirve para automatizar la pulsación de un botón.

Los botones se configuran de manera sencilla a través del smartphone, que actúa sobre el hub Prota. Como vemos en el vídeo, la idea es que los elementos que no son inteligentes puedan automatizarse de alguna manera. Pero eso sí, cada botón cuesta 42 dólares (y se recargan mediante cable USB).

El secreto para mejorar las notas

Las campañas de crouwdfunding o micromecenazgo siempre han dado lugar a que ideas originales (con mayor o menor fundamento) pudiesen al menos darse a conocer y salir adelante hasta tener prototipos. Una de las que llegó al CES 2017 fue el Memory Buster, en este caso basada en Indiegogo, una diadema que promete nada más y nada menos que aumentar tu memoria y rendimiento cerebral.

Memory Booster

¿Qué fundamentos científicos tiene esto? El neurofeedback, es decir, incrementar la frecuencia de ciertas ondas cerebrales (es como una especie de overclocking las neuronas), algo que se usa en medición psicofiosiológica para hacer entrenamientos conductuales. En la página del invento citan los datos de que las notas de la gente que ha usado neurofeedback fueron mejores en un 20% con respecto a los estudiantes que no lo usaron y que es algo que usa la NASA desde hace 30 años, pero no enlazan ninguna fuente.

En la información vemos que hay varios doctores especializados implicados en el proyecto, aunque tampoco enlazan algún estudio que pruebe esa mejora del rendimiento, y en cuanto a alcanzar la meta económica llevan unos 400 dólares en 25 días (con el objetivo de llegar a los 20.000 dólares). Faltará ver si en lo sucesivo se decanta más hacia lo efectivo que hacia la ciencia-ficción.

¿Belleza inteligente?

En el artículo en el que ya veíamos gadgets curiosos mencionamos dos de los espejos inteligentes que se vieron en la feria, Hi Mirror y Ekko. ¿Qué significa que un espejo es inteligente? Que gracias a una cámara y a un software especializado puede analizar la calidad de nuestra piel o bien puede hacer las veces de Twitter o YouTube como éstos hacen respectivamente.

Hi Mirror

Pero la belleza asistida por dispositivos no acababa en estos reflejos vitaminados de tecnología. De la mano de Withings conocíamos el primer "cepillo para el pelo inteligente del mundo", el Kérastase hair coach. Un cepillo que integra un micrófono que capta las ondas de sonido del cabello encrespamiento, sequedad, puntas rotas y otros problemas.

También integra giroscopio y acelerómetro, con el objetivo de mejorar la técnica del peinado, además de avisos por vibración. Por su puesto, tiene su propia app en la que se muestran los análisis de la salud del cabello según este cepillo. Y aquí no hablamos de una campaña de micromecenazgo, Withings anuncia que estará disponible a mitad de este año con un coste de 200 dólares.

Si no puedes con el enemigo, arma un robot

La expresión "matar moscas a cañonazos" podría cobrar otro sentido si robots como el Mosquito Killer se extienden a otros insectos. La invención, que se daba a conocer el pasado mes de septiembre, tenía su stand en el evento tecnológico, por lo que sabemos que el proyecto de esa especie de tanque del terror para mosquitos sigue adelante.

El coche con emociones

Pero no todo es inteligencia en este CES, los sentimientos también tienen su lugar entre tanto cable y circuito. Pero ni Tesla, ni Faraday ni lo que hemos visto hasta ahora: ha sido Toyota quien ha presentado el coche que busca ser "nuestro amigo", el Concept-i. Así lo decía Bob Carter, vicepresidente senior de operaciones automotrices de Toyota, en la conferencia de prensa, según recoge The Guardian.

Yui aprende de nosotros, crece a partir de nosotros, construye una relación significativa y emocional.

El término Yui es el nombre del sistema que aporta este componente más "humano", un circulo en la consola central dentro de un coche que, alejándose de otros diseños deportivos o a lo coche futurista, en esta ocasión presenta un diseño inspirado en Disney. Esto no es que se parezca a algún personaje o atracción del parque temático, sino que se siguieron los "12 Principios de la Animación" de los estudios Disney.

Toyota I-Concept

Un tostador inteligente, ¡por fin!

Amigos del hogar inteligente, la película 'Her' y ese suelo techie de que cada electrodoméstico responda a nuestros comandos de voz, por fin hemos visto nuestro sueño hecho realidad: la tostadora inteligente. O eso al menos dicen los creadores de la Griffin Connected Toaster, que se conecta al smartphone y otros dispositivos vía Bluetooth, de modo que podemos ordenar que empiece a tostar el pan a distancia (claro, siempre y cuando el pan esté preparado).

Tostador Inteligente

La app permite establecer nuestras preferencias a la hora de tostar la rebanada y que éstas se guarden para otra futura ocasión en el maravilloso caso de que hayamos encontrado nuestro punto ideal de tostado y queramos repetirlo. ¿Y qué vale una tostadora inteligente? No lo sabemos aún, pero la tostadora Griffin se vende por unos 100 dólares.

Un sueñecito lo más smart posible

En el post de curiosidades mencionábamos la 'Sleep Number 360', una cama que integra sensores que permiten cuantificar nuestro sueño, analizar la calidad del aire o detectar el inicio de los ronquidos, momento en el cual puede vibrar para parar la sinfonía. Por supuesto, es una cama conectada a nuestro smartphone, de modo que podremos realizar un seguimiento de nuestro patrón de sueño.

Cama Inteligente

Un control similar al que hace Zeeq, la almohada inteligente que se conecta también al smartphone y que integra altavoces por si nos gusta acompañarnos de audio para entrar en los reinos de Morfeo, todo ello por 249 dólares como explican y muestran en CNet. A ver si con un poco de suerte para el próximo CES nos traen la sábana o el nórdico smart.

2017: el año de la tecnología en el té

Así reza el eslogan de 42Tea, una compañía que de momento no es muy conocida pero que se va de Las Vegas con un premio a la innovación (junto a otras 24). Pero una imagen vale más que mil palabras y unos cuantos fotogramas más aún, así que aquí tenéis el vídeo promocional, que es tan entrañable como gráfico:

Por supuesto, de nuevo se trata de otro dispositivo conectado al smartphone, en este caso para que nos indique el tiempo que hemos de dejar la infusión para que quede a nuestro gusto o según de qué té se trate. Este cubo inteligente para infusiones está aún en fase de proyecto y de momento no se sabe precio y disponibilidad.

Los robots limpiadores: ¿por qué sólo para el suelo?

Los robots de limpieza no son nuevos ni mucho menos. Además de la archiconocida Roomba, hemos visto propuestas de otros fabricantes añadiendo cámaras y distintas mejoras para que se encarguen de limpiar el suelo de manera autónoma. Y quizás ahora la novedad esté en trasladar el sistema a otra superficie, como la de las parrillas.

Ahí es donde entra el Grillbot, que como deja adivinar su nombre es un robot para limpiar parrillas. En el CES lo hemos visto recorriendo barbacoas cual robot limpiasuelos enloquecido, si bien las parrillas no se veían lo ennegrecidas o llenas de grasa como al acabar de asar carnes y demás.

En Wired explican que usa una serie de cepillos con cerdas metálicas y tiene tres motores eléctricos, y que los ciclos de limpieza duran entre 10 y 30 minutos (dependiendo también de lo que dure la batería). Además, un sensor avisa de si la parrilla está demasiado caliente, dado que el Grillbot no puede limpiarla si es así. El precio está entorno a los 125 dólares.

El CES de las botellas inteligentes

Coge una de las botellas de las que bebes agua habitualmente y mírala fijamente: ya sea la de plástico o la de la bicicleta, ninguna de ellas es inteligente. Quizás sea por la cuestionable necesidad de que lo sean, pero el caso es que en el CES hemos visto varias propuestas de botella inteligente que, todo sea dicho, tampoco es algo estrictamente nuevo.

Un ejemplo es Ozmo, una botella o vaso que se sincroniza con el smartphone para llevar un seguimiento del líquido que consumimos, sea agua o café. Si nuestro ritmo de vida o memoria no nos da para controlar nuestra hidratación (ni siquiera con un Memory booster), éste es nuestro vaso.

Otro caso es el de Moikit Gene, una idea muy similar a la de Ozmo en cuanto a la cuantificación y seguimiento de la hidratación. Buscando una construcción resistente y un diseño algo más llamativo, se trata de otro proyecto que se apoya en Indiegogo y que está al 50% de su meta.

Moikit

En la web destacan que integra la tecnología Zephair, que permite eliminar "la tradicional electrónica interna" de la botella y que mejora la medida del contenido con un error de ± 5 mililitros, así como el algoritmo propio DPAT. Otro rasgo que destacan es... Que es resistente al agua.

Pero lo que plantea Next Bottle es casi para el show de Troy McClure de los Simpson, porque a priori cuesta creer que alguien haya unido estos usos o conceptos. No sólo se trata de el smartphone en una botella, sino aunar esto con una base de carga, un altavoz y un soporte. Y no acaba ahí, también tiene un clip para enganchar las llaves, increíble. Y todo por un módico precio de 89 dólares (en oferta, precio inicial 99 dólares).

También de prendas inteligentes

Hasta la fecha nos estamos conformando con bufandas corrientes, que nos resguardan del frío y ahí se queda su aportación. Lo que han pensado en Wair es que el futuro de las bufandas en un entorno con cada vez más contaminación son las smart scarf, o lo que es lo mismo, integrar una mascarilla en la bufanda.

Explica Chris Foxx, su creadora, a la BBC que pensando en el uso de mascarillas en ciudades y en la importancia del aspecto físico dio con esta combinación. De este modo, Wair integra una mascarilla que limpia el aire y un sensor que determina la calidad del mismo, sincronizándose con el móvil vía app y pudiendo enviar avisos.

Pero quizás la joya de la corona la haya traído Spartan con sus calzoncillos anti-wifi. Aquí no se trata de una de esas prendas que se denominan inteligentes por la integración de sensores, sino que es ropa interior para prevenir que las ondas de la red inalámbrica lleguen, en este caso, al aparato reproductor masculino.

Spartan

Lo que propone el fabricante es algo parecido a la bufanda inteligente, pero aplicado a la ropa interior. Es decir, la protección no esté reñida con la estética. Eso sí, aluden a que "un número de instituciones científicas alrededor del mundo ha alertado sobre los efectos perjudiciales de la radiación inalámbrica" matizando que "han confirmado que la radiación inalámbrica tiene un efecto adverso en la fertilidad masculina".

Un tema que hemos tratado aquí en profundidad, cuando Pablo Iglesias y Estefanía Torres pedían a la Comisión Europea un reconocimiento integral de la hipersensibilidad electromagnética. En ese momento ya transmitimos la opinión de la Organización Mundial de la Salud, que afirma que "no se ha conseguido probar que exista una relación causal entre la exposición a campos electromagnéticos y ciertos síntomas notificados por los propios pacientes, fenómeno conocido como hipersensibilidad electromagnética".

Así que puede que los Spartan no estén reñidos con la estética o la comodidad, pero de momento la OMS mantiene que "no hay pruebas fehacientes de que la exposición a campos de radiofrecuencia de nivel inferior a los que provocan el calentamiento de los tejidos tenga efectos perjudiciales para la salud".

En Xataka | Robots, espejos 'inteligentes', y bastones conectados: estos son los 11 productos fuera de lo común del CES 2017

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos