Compartir
Publicidad
Si no hay una polémica "gate", es que no se ha lanzado un nuevo iPhone
Especiales

Si no hay una polémica "gate", es que no se ha lanzado un nuevo iPhone

Publicidad
Publicidad

Hace una semana se lanzaba en España y México, dentro de la segunda oleada, el nuevo iPhone 6s y 6s Plus. En Xataka ya tienes desde hace unos días nuestra review completa, vídeo incluido, del modelo más grande, el iPhone 6s Plus. En los comentarios algunos usuarios nos preguntábais por problemas con el equipo relacionados con el supuesto calentamiento del botón Touch ID e incluso se bromeaba con el nuevo material de construcción que resulta más resistente que el aluminio usado en la versión de 2014 que dio lugar al conocido como bendgate.

Tirando de ese hilo hemos recopilado esos casos problemáticos con las diferentes generaciones de smartphones de Apple y creado una especie de línea del tiempo de los casos más sonados asociados a diferentes lanzamientos de nuevos iPhone. La conclusión: ser el terminal mediático más destacado, vender mucho en los primeros días tras el lanzamiento y la era de Internet es sinónimo de tener un "loqueseagate", algunos con más sentido que otros.

iPhone 3G: el breakgate

Tras el iPhone original, en 2008 llegaba el modelo que se lanzaría posteriormente por todos los territorios y que puso realmente al iPhone en el mercado de forma relevante. Era el año del iPhone 3G, con su cuerpo de plástico en negro o blanco.

En diferentes foros, incluso los oficiales de Apple, quedaron recogidos algunos casos (muy pocos realmente) en que en la carcasa de algunos iPhone se habían producido grietas.

Image

iPhone 3GS: el colorgate

La renovación s del iPhone 3G nos trajo al año siguiente, 2009, otra polémica a muy pequeña escala. En algunos sitios empezaron a recibirse comentarios e imágenes del cambio de color que algunos iPhone 3GS blancos expetimentaban en su carcasa de plástico debido a las altas temperaturas que alcanzaba el equipo sin motivo aparente, aunque durante un tiempo se apuntó a problemas con la batería en algunos modelos concretos.

Image

iPhone 4: el antenagate

Tras la primera generación de iPhone, en 2010 llegó uno de los cambios más significativos en la historia del iPhone: el cuerpo metálico. Y con el lanzamiento del iPhone 4 tuvimos uno de los "gates" más conocidos y relevantes, y seguramente el más justificado.

El antenagate generó todo tipo de comentarios, incluidos aquellos sobre cómo debíamos coger el terminal para evitar esa reducción drástica de cobertura de la que se acusó al nuevo iPhone con cuerpo metálico. La propia Apple sacó el tema en una de sus conferencias, explicando el uso del marco metálico como antenas.

Image

iPhone 4s: yellowgate

Todavía centrado en el problema de la antena y el diseño de marco metálico, la salida al mercado del iPhone 4s fue seguramente el que más desapercibido pasó en temas de problemas asociados a su lanzamiento. Lo más significativo fueron quejas de algunos usuarios puntuales sobre la tendencia de las pantallas de sus iPhone a coger un color amarillento.

Image

iPhone 5: flaregate

En 2012 llegaba al mercado, fiel a su cita, el nuevo iPhone 5. No tardríamos mucho desde su puesta a la venta en conocer qué fallo o problema se iba a asociar con el nuevo teléfono de Apple.

En esta ocasión las miradas se fueron hacia la cámara, que provocaba en circunstancias muy concretas como un foco de luz brillante muy intenso, un halo de color púrpura. Apple respondío a este caso de forma oficial indicando que ese efecto era algo normal en esas circunstancias debido a reflejos dentro del sistema óptico de las cámaras y que para evitarlo había que modificar ligeramente el encuadre.

Image

En este iPhone 5 también se inició un hilo de comentarios acerca de otro problema que estaría asociado al nuevo material usado para la carcasa metálica y que era especialmente proclive a quedar marcado.

iPhone 5s: scuffgate

Con la llegada en 2013 del iPhone 5s y el mantenimeinto del mismo diseño que en el modelo del año anterior, el tema del marco muy proclive a que se desconchara o rayara regresó con bastante fuerza y ha quedado así como el gate de esa generación de teléfonos de Apple.

Image

iPhone 6 y 6 Plus: el bendgate

El año pasado a Apple le tocó por fin renovar diseño de forma contundente y pasarse a una diagonal de más pantalla. Eso supuso que los nuevos iPhone 6 y 6 Plus crecieran en dimensiones e incluso se hicieran más delgados.

Con una altura considerable y un grosor de apenas 7 mm, el cuerpo metálico de algunos modelos se dobló y surgió uno de los casos de más repercusión en la historia de Apple: el bendgate. Era habitual que, si lo habías podido probar o lo tenías, conocidos te preguntaran si efectivamente se doblaba el iPhone.

Image

En nuestra prueba no tuvimos ningún problema, pero sí que asistimos a algún caso cercano. En parte probablemente por esta polémica, Apple mejoró el aluminio de sus siguientes iPhone con una serie más resistente. Pero no se libró de una nueva polémica con su último iPhone.

650 1200 30

iPhone 6s y 6s Plus: empieza el runrun con el Touch ID

Aunque no ha llegado todavía a ser muy relevante en medios ni entre los usuarios, desde hace unos días hay comentarios que recogen un posible problema en algunos iPhone 6s y 6s Plus relativos al sensor de huellas Touch ID.

650 1200 16

Los comentarios realizados en Twitter y los foros oficiales de Apple apuntan a que el botón de inicio se calienta en exceso al intentar proceder al reconocimiento de la huella y que ello está provocando incluso quemaduras.

Si eres relevante, tendrás tu propio "gate"

Aunque los famosos "gate" van muy estrechamente relacionados con lanzamientos de nuevos iPhone, la relevancia es realmente lo que hace que un problema que efectivamente puede tener un producto (o una partida en concreto) crezca en repercusión hasta límites que no corresponderían con la verdadera gravedad de la situación.

650 1200 31

El caso no Apple más reciente lo ha sufrido Samsung, que tuvo su "pengate" esta pasado mes de agosto, justo en los primeros días en que se podía comprar su Note 5. Algunos usuarios indicaron que su flamante phablet había quedado seriamente dañado al introducir por error el stylus en el sentido contrario del que debería. La respuesta de Samsung fue en la línea esperara: debéis fijaros en la manera correcta de introducir el stylus y que viene detallada en el manual.

Este mismo año también hemos asistido al problema de HTC con su One M9 y el sobrecalentamiento que provocaba el uso del Snapdragon 810. Pero hay más casos: la pantalla del OnePlus One, la muerte súbida del Galaxy S3 ...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio