Compartir
Publicidad
Montar un PC gaming con Ryzen 7 (2a generación) por menos de 1000 euros: la guía de compras
Especiales

Montar un PC gaming con Ryzen 7 (2a generación) por menos de 1000 euros: la guía de compras

Publicidad
Publicidad

Ya tenemos entre nosotros a la segunda generación de procesadores Ryzen 7, modelos que vuelven a jugar con la baza del precio.

La posibilidad de contar con una alternativa viable a los procesadores de Intel ha caído bien y nos habéis pedido que realicemos guías de compras de componentes específicos para montarse uno mismo un PC Gaming con Ryzen. Pues empezamos.

Guía de compras de un PC Ryzen gaming por menos de 1000 euros

Si tu apuesta para montar un PC nuevo tú mismo pasa ahora por usar alguno de los nuevos procesadores Ryzen 7 de segunda generación, ya habrás visto por nuestros análisis que tendrías un equipo de largo recorrido por el uso del chipset AM4, y de gran rendimiento en tareas donde un gran número de núcleos son realmente importantes, sin desentonar para nada en juegos, aunque no al nivel de los mejores chips de Intel.

La base de nuestro PC Gaming con Ryzen estará compuesta por una placa base AM4, el procesador de la serie Ryzen 7 de segunda generación, memoria RAM DDR4 probada para Ryzen, un SSD equilibrado así como tarjeta gráfica con claro foco en el juego.

En este primer presupuesto en el que queremos montar un PC Ryzen lo más barato posible, la elección lógica del procesador será el Ryzen 7 2700, el modelo más asequible de los nuevos procesadores, con frecuencias de trabajo más reducidas pero con 8 núcleos y multiplicador desbloqueado, y que parece una solución muy interesante por su precio de menos de 300 euros. Además es un modelo que viene con disipador de serie, que a priori debería ser suficiente si no pretendemos experimentar mucho con el overclocking.

El siguiente elemento que necesitamos presupuestar es la placa base. Como de nuevo queremos ajustar lo máximo la inversión, optamos por la gama más básica que admite overclocking: chipset B450. Ese tipo de placas ofrecen ranura M.2 y puertos USB 3.1 suficientes. No podrás instalar más de una gráfica pero no será lo habitual.

placa base

Que este AM4 llega con altas aspiraciones de hacerse un hueco en el mercado lo demuestra la variedad de opciones en todas las gamas de placas base para AM4. En esta básica podríamos optar por la MSI B450M Pro-M2 por apenas 72 euros o si queremos algo más completo, con soporte por ejemplo para memorias DDR4 de 3200 Mhz, la ASUS B450-PLUS Gaming que sale por 115 euros.

En cuanto a la unidad de almacenamiento, podría ser un SSD M.2 850 EVO de Samsung de 256 GB por 120 euros, o la Crucial MX500 de 500 GB por solo 99 euros. La elección de una unidad SSD M.2 es simplemente por comodidad y poder eliminar elementos dispersos por la caja.

crocial MX500

Aquí, dependiendo de nuestro presupuesto, es recomendable mejorar en lo que podamos la capacidad de la unidad SSD ya que tanto juegos como el material multimedia ocupa mucho. Podríamos subir hasta 1 TB por 186 euros escogiendo el SSD WD Blue.

Ajustar el presupuesto en la placa base nos delimitará otros componentes como la frecuencia máxima de la memoria RAM, puertos USB disponibles, posibilidad de incluir más de una gráfica o toques gaming como luces LED

El cuarto componente clave y más específico es la memoria RAM. Será DDR4, ya que Ryzen estrena soporte para este tipo de memoria (aunque solo en doble canal), y de alta frecuencia de funcionamiento. Aquí debes prestar atención a la máxima frecuencia de memoria que admitirá la placa base que hayas escogido, pues aunque quieras tener una de 3200 MHz, por ejemplo, si la placa no la soporta estarás tirando el dinero.

GTX 1060

Si apuestas por una frecuencia contenida, la elección podría ser un 1x16 GB de Crucial a 2400 Mhz que se queda en 138 euros. Por un poco más, 161 euros, podríamos montar dos módulos de 8 GB de la Corsair Vengeance LPX a 3200 MHz.

El último elemento que requiere una inversión importante es la tarjeta gráfica. Aquí, tanto por relación calidad-precio como en optimización, nuestra elección sería una tarjeta de AMD. El modelo Radeon RX 480 con 4 GB de memoria GDDR5 se nos queda en 349 euros, pero podríamos apurar más el presupuesto escogiendo una equivalente en forma de Gigabyte NVIDIA GeForce GTX 1060 con 6 GB por 289 euros. En todos los casos son más que suficientes para jugar a 1080p con fluidez e incluso a 1440p en algunos títulos.

Modelo

Precio

Procesador

Ryzen 7 2700

298 euros

Placa Base

MSI B450M Pro-M2

72 euros

Memoria RAM

16 GB Crucial 2400 MHz

138 euros

SSD

Crucial MX500

99 euros

Tarjeta gráfica

Nvidia GTX 1060

289 euros

TOTAL

896 euros

Ese presupuesto se queda por debajo de 1000 euros si ya tenemos una carcasa y fuente de alimentación, contando además con mantener el disipador de serie que viene con los procesadores 2700. En caso contrario deberemos desembolsar algo más, pero incluso añadiendo estos elementos o un disco clásico para aumentar la capacidad, podemos montar un PC gaming completo con Ryzen por menos de 1200 euros.

¿Y si quiere un PC gaming y para edición multimedia y creación 3D con Ryzen 7 pero del más alto nivel? Pues espera unos días y te propondremos varias configuraciones que te servirán perfectamente.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Componentes y precios actualizados a noviembre de 2018
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio