Compartir
Publicidad
¿Está tu smartphone bien protegido con la huella dactilar? Así funcionan los sistemas de identificación biométrica
Especiales

¿Está tu smartphone bien protegido con la huella dactilar? Así funcionan los sistemas de identificación biométrica

Publicidad
Publicidad

El smartphone se ha convertido es un dispositivo que, ya sea como herramienta de trabajo o en ámbito personal, de comunicación y ocio, contiene abundante información personal. ¿Te has parado a pensar si está bien protegido?

Hay personas que ante la posibilidad de perder el teléfono o que se lo roben, solo piensan en el daño material o económico. Sin embargo párate a pensar en la información de tu vida que hay ahí dentro, entre fotos, cliente de correo abierto, conversaciones de Whatsapp, contraseñas de servicios guardadas en el navegador …. Por eso es tan importante que tengamos el acceso a nuestro smartphone convenientemente protegido.

A los sistemas de protección clásicos como la contraseña, el PIN o el patrón, desde hace unos años se han sumado los de identificación biométrica. Los más conocidos son el sensor de huella dactilar y el de reconocimiento de rostros e iris

Lo habitual es que sea un PIN o patrón el que haga de barrera entre un intruso y tu privacidad. Pero no es ni cómodo ni completamente seguro si no tienes por ejemplo un buen patrón o contraseña segura. Por suerte, el lector de huellas dactilares ya no es algo exclusivo de unos pocos terminales caros. Vamos a explicaros cómo funciona este sistema de identificación biométrica, las alternativas como el reconocimiento de iris que incluye el reciente Galaxy S8, y por supuesto lo que nos preocupa de ellos: ¿podemos engañarlos con plastilina o una foto?

Iphone Touch Id

Así funciona el sensor de huella dactilar de tu smartphone

La identificación por huella dactilar es el sistema de identificación biométrica más popular y usado en los teléfonos móviles. Entendemos por identificación biométrica a la verificación de la identidad de una persona basado en características de su cuerpo. Podría ser el rostro, el iris, las venas o la huella dactilar.

En el caso de la huella dactilar, es una característica que sirve como identificación al ser única en casa persona, incluso en gemelos idénticos. No se trata de una característica que quede determinada exclusivamente por el aspecto genético, sino que hay otras variables como el crecimiento o ambientales.

Tipos de lectores de huella dactilar

Aunque existen bastantes sistemas destinados a realizar una identificación dactilar en diferentes dispositivos, los tres sistemas principales son el óptico, el capacitivo y el ultrasónico.

Ópticos

La tecnología que usan es similar a la de la toma de una fotografía. En los sistemas más antiguos el dedo se ilumina con un LED, y posteriormente se realiza un reconocimiento de las características de la huella. En este tipo de sensor la seguridad aumenta proporcionalmente a la resolución del sensor, pero en todo caso, es un sistema al que con una imagen de buena calidad se podría engañar.

Fingersensing

Capacitivos

Son los sistemas más usados en la actualidad y es probable que sea el que usa tu smartphone. Cuando posamos el dedo sobre la superficie del lector, el circuito de condensadores hace que estos se carguen de forma única. Se genera una "huella eléctrica" que es analizada por el sistema para generar unas coordenadas de nuestra huella basada en el patrón en que se agrupan las líneas del dedo y otros datos como las crestas/valles papilares/minutiae.

La tecnología capacitiva, si no tiene suficiente resolución (número de condensadores del circuito), puede ser engañada, aunque no es nada sencillo. No podemos usar una fotografía o imagen de la huella, y usar prótesis tampoco suele dar resultado pues es necesario que el material de fabricación tenga una conductividad similar a la de nuestra piel.

Sense Id1

Pese a esta mayor seguridad respecto a los sensores ópticos, ya hay fabricantes mejorando la tecnología para aumentarla resolución y reforzar aspectos de fiabilidad, resistencia a intentos de suplantación de huella y que incluso podamos usarla con el dedo mojado. En todo caso será más probable que roben nuestra información del chip donde se almacena la huella que logren suplantar nuestra huella.

Ultrasónico

Es el sistema más reciente y está llamado a reinar en nuestros teléfonos de los próximos años. Su principal impulsor es Qualcomm, cuya tecnología Sense ID ya la podemos encontrar en terminales como el LeEco Le Max Pro o el Xiaomi Mi5s.

Consta de un emisor y un receptor de ultrasonidos que crearán una imagen tridimensional de la huella y de la que podrá extraerse mucha más información que con los sensores clásicos. Además es un sistema más seguro puesto que no se limita a la información de la primera capa de la piel. También añaden un extra de comodidad al poder ser colocados en cualquier lugar, incluso debajo de la pantalla.

Sense ID Qualcomm

Reconocimiento de rostros e iris

Los otros dos sistemas de identificación biométrica que se van abriendo paso en nuestros smatphones están relacionados. Hablo del reconocimiento de rostros, también presente en portátiles, y el de iris.

El primero de ellos es sencillo de implementar (hace uso de la cámara para selfies que ya tienen casi todo los smartphones) pero no es precisamente fiable en la actualidad. Bastaría una fotografía de buena resolución para engañar al sistema.

Reconocimiento de iris galaxy S8

El nuevo Galaxy S8+ se estrena en el mercado con un esperado reconocimiento de iris, el cual ya vimos en el Lumia 950. El sistema por reconocimiento de iris es más seguro y fiable que el de huella dactilar pues los elementos y líneas del iris son más numerosos que en la huella, y más identificativos de cada individuo. Cuando superen problemas como los usuarios con gafas o la distancia y velocidad a la que se escanea el ojo estaremos ante un gran sistema de identificación biométrica en nuestros terminales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos