Compartir
Publicidad

Unos 200.000 meteoritos indican que nuestro cinturón de asteroides se formó a partir de planetas desaparecidos, según un estudio

Unos 200.000 meteoritos indican que nuestro cinturón de asteroides se formó a partir de planetas desaparecidos, según un estudio
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante un tiempo los focos se centraron en Oumuamua, el extraño asteroide que finalmente no tenía nada que ver con extraterrestres. Pero aún no conocemos bien del todo los que nos rodean, y hoy se publica un trabajo que apunta a que un gran porcentaje de asteroides del cinturón que rodea a la Tierra viene de cinco o seis planetas.

Concretamente hablan del 85% de un total de 200.000 asteroides que provienen de este cinturón, situado entre Marte y Júpiter y que ocupa entre 2 y 4 unidades astronómicas (UA). Hasta ahora las hipótesis de su origen giraban en torno a un único planeta primigenio o a los planetas que actualmente conocemos y que tienen más cerca estos asteroides, como los que hemos nombrado o también la Tierra, pero este nuevo trabajo apunta a una dirección distinta.

Hijos de planetas que ya no están

De lo último que se dijo sobre el origen de los asteroides del cinturón fue lo expuesto por Sean Raymond y Andre Izidoro en su trabajo, que plantearon que originalmente este espacio estaba vacío y fue llenándose con material proveniente de los planetas a su alrededor. Se basaron en la composición de los asteroides, asociando el silicato de los asteroides tipo S a los planetas rocosos (como la Tierra) y el carbono de los tipo C a los gigantes gaseosos (como Júpiter).

Y la conclusión de Stanley Dermott, astrónomo teórico de la Universidad de Florida, también se basa en la composición de los mismos. Plantea el científico que al menos el 85% de 200.000 asteroides del área interna cinturón, de donde vienen la mayoría que se precipitan a la Tierra, provienen de cinco o seis planetas menores originales, y que el 15% restante probablemente tenga un origen común.

Asteroides

Estos cinco o seis planetas originales se habrían formado durante edades tempranas de nuestro sistema solar, y algo que que dicen demostrar en este trabajo es que el tipo de órbita de un asteroide depende del tamaño del mismo. Es por eso que da la impresión de que la diferencias entre los meteoritos encontrado en la Tierra se deben a los cambios evolutivos ocurridos en estos cuerpos precursores, que habrían existido más de cuatro mil millones de años antes.

Buscando conocernos y defendernos mejor

La importancia de este descubrimiento, de confirmarse y de ser así para toda esa masa de objetos que nos rodean, sería que podríamos estar más cerca de poder entender el origen de la Tierra, según el propio Dermott. El investigador sostiene además que es importante conocer el material y el tamaño de estos asteroides por las probabilidades de que acaben precipitándose a nuestro planeta, ya que sabiendo su composición pueden detectarse.

Veremos si posteriores hallazgos siguen apuntando a estos cinco o seis planetas originales y no a que fueron fragmentos de los que actualmente conocemos. El equipo apunta que no sería extraño que este origen se confirmase tanto para los asteroides de las capas más internas del cinturón como para los de la zona más externa, y lo que buscan también es que al final esto acabe dando pista del origen del resto de planetas actuales, como el nuestro.

Toda la información e imagen | Universidad de Florida vía Eurekalert
Imagen | NASA/JPL-Caltech

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio