La nave DART envía sus primeras imágenes a 3 millones de kilómetros de la Tierra

La nave DART envía sus primeras imágenes a 3 millones de kilómetros de la Tierra
15 comentarios

La nave DART de la NASA —sí, la que nos recuerda a la película 'Armageddon'— ha sido construida para cumplir una singular misión: impactar con un asteroide para cambiar ligeramente su trayectoria. No obstante, también cuenta con una cámara de alta resolución, como la instalada en la sonda New Horizons, que nos ha regalado las primeras imágenes de su aventura por el espacio.

Según explica la agencia espacial estadounidense, el pasado 7 de diciembre, a unos 3,21 millones de kilómetros de la Tierra (unos 11 segundos luz), la nave DART activó su sistema óptico DRACO y capturó las primeras imágenes de su entorno circundante. Estas muestran varias estrellas, algunas más claras que otras, en contraste del oscuro fondo del espacio.

Tan cerca pero a la vez tan lejos: a 11 segundos luz de la Tierra

Una imagen del 7 de diciembre muestra una amplia región espacial en donde se cruzan las constelaciones de Perseo, Aries y Tauro. Otra, capturada el 10 de diciembre, exhibe parte de Messier 38, un cúmulo abierto en la constelación Auriga.

Estas imágenes fueron utilizadas por la NASA para, a través de la ubicación de las estrellas, determinar con precisión la orientación de los instrumentos ópticos de la nave DART, que jugarán un rol fundamental en la misión de impacto contra el asteroide.

Si bien DRACO es una cámara de alta resolución inspirada en en el generador de imágenes de la nave espacial New Horizons de la NASA, que entre sus capturas arrojó las primeras imágenes cercanas de Plutón, el sistema es utilizado en DART como una herramienta óptica que ayudará a que la nave dé en el blanco.

Dart Imagenes
Estrella cercanas a las constelaciones Perseo, Aries y Tauro (izquierda), Messier 38 (derecha).

Como hemos explicado anteriormente, si todo sale de acuerdo a lo planeado, la nave DART impactará contra el asteroide Dimorphos en septiembre u octubre de 2022. Y, antes de ese evento, también enviará imágenes a la Tierra que nos permitirá conocer cómo es el cuerpo celeste rocoso desde una perspectiva única.

Vía | NASA

Temas
Inicio