La NASA acusa a Rusia de poner en riesgo la Estación Espacial Internacional tras destruir un satélite con un misil

La NASA acusa a Rusia de poner en riesgo la Estación Espacial Internacional tras destruir un satélite con un misil
65 comentarios

Una prueba con un misil antisatélite de Rusia provocó un campo de escombros en la órbita terrestre baja que puso en peligro la Estación Espacial Internacional, aseguran desde el Comando Espacial de EE.UU. Es el último conflicto entre las dos potencias, donde en medio se han visto afectados los siete astronautas de la ISS, entre ellos dos de origen ruso.

Según explica la NASA, a los astronautas se les ordenó refugiarse en las cápsulas acopladas durante dos horas después de la prueba militar ruso como precaución por si fuera necesaria una escapada rápida.

Miles de fragmentos "peligrosos" según EE.UU y "en la zona verde" según Rusia

Iss

La Estación Espacial Internacional estuvo orbitando a través o cerca del cúmulo de escombros cada 90 minutos, hasta que al cabo del tercer paso los especialistas determinaron que era seguro para la tripulación. En el comunicado, la NASA explica que durante los próximos días continuará monitorizando la situación para comprobar que todo es seguro.

No es la primera vez que la basura espacial daña la Estación Espacial Internacional. Los expertos alertan que estas pruebas de armas que rompen satélites en órbita suponen un problema añadido al dispersar los fragmentos y hacer que estos colisionen con otros objetos. Una reacción en cadena de proyectiles que puede llegar a ser peligrosa.

Según el astrofísico de Harvard, Jonathan McDowell, el primer campo de escombros pasó a las 2 de la madrugada ET y coincidió con la estación cada hora y media.

El Comando Espacial de EE.UU lleva varios años siguiendo estos tests rusos. En 2020 se informó de dos pruebas, pero no parecieron destruir ningún objetivo en el espacio. Ahora, Rusia habría probado estos misiles para destruir un viejo satélite, el Kosmos 1408.

En total, hasta 1.500 piezas de "escombros orbitales rastreables" se generaron tras la destrucción del satélite, según describe el Comando Espacial de EE.UU. "Estos escombros de la prueba de misiles continuarán representando una amenaza para las actividades en el espacio exterior durante los próximos años, poniendo en riesgo los satélites y las misiones espaciales, además de forzar más maniobras para evitar colisiones", asegura James Dickinson, general del ejército estadounidense.

"Es impensable que Rusia ponga en peligro no sólo a los astronautas estadounidenses e internacionales asociados en la EEI, sino también a sus propios cosmonautas", ha asegurado Bill Nelson, director de la NASA. Una acción que también habría supuesto una amenaza para la estación espacial china que se está construyendo, según explica Nelson.

Desde la Agencia Espacial Rusa Roscosmos han querido restar importancia al asunto y explican que "la órbita del objeto, que obligó a la tripulación hoy a moverse hacia la nave espacial de acuerdo con los procedimientos estándar, se ha alejado de la órbita de la ISS". Finalizando con que ahora la Estación Espacial Internacional "está en la zona verde".

En Xataka | Los cosmonautas rusos encuentran nuevas fisuras en la Estación Espacial Internacional: plantea más dudas sobre su futuro tras 2024

Temas
Inicio