La Luna llena de agosto no te va a dejar ver las Perseidas, pero hay multitud de eventos astronómicos a la vuelta de la esquina

La Luna llena de agosto no te va a dejar ver las Perseidas, pero hay multitud de eventos astronómicos a la vuelta de la esquina
Sin comentarios

Este año la Luna llena va a impedirnos ver la lluvia de estrellas más importante del año (en el hemisferio norte), las Perseidas, en sus días de mayor intensidad. Aun así, podremos disfrutar de multitud de eventos astronómicos. Aquí están los más cercanos.

La superluna. La misma Luna que nos impedirá ver las perseidas será digna de admirar. Sucederá el 12 de agosto y alcanzará su plenitud a las 3:36 de la madrugada, hora peninsular (CET). Por su proximidad con la tierra durante esos días, la de agosto puede ser considerada una superluna, así que podremos disfrutar de una luna llena más grande y luminosa que de costumbre.

La Luna llena de agosto recibe el curioso nombre de “Luna del esturión” en algunos lugares. Esto no tiene nada de especial a nivel astronómico, pero es ya parte del acervo cultural el que estas lunas reciban estos curiosos nombres. También recibe los nombres de Luna del Maíz y del Lince.

Saturno estará en oposición. Sucederá el día 14 de agosto, y será una magnífica oportunidad para ver al gigante gaseoso y su característica más prominente: sus anillos. Este día la Tierra y Saturno estarán a la menor distancia en todo el año, como consecuencia de ello, además de la cercanía, la luz solar iluminará mejor el planeta anillado.

Tanto el planeta como sus lunas más grandes, y por supuesto los anillos, serán visibles durante toda la noche. Bastará un telescopio de tamaño mediano para este conjunto. Habrá un problema eso sí, y es el mismo que el de las Perseidas: La Luna será demasiado luminosa.

Las Perseidas (sí, las Perseidas). Los días de mayor actividad de esta lluvia de estrellas estarán marcados por la presencia de la Luna llena, pero este fenómeno ocurre en realidad durante un periodo mucho más dilatado de tiempo. Podremos cruzarnos con alguna de las “lágrimas de san Lorenzo” muy pasado el día del santo oscense, hasta finales de agosto.

Mercurio en su mayor elongación oriental. Éste es uno de los momentos del año en el que Mercurio será más visible: estará en su mayor elongación oriental, a 27,3 grados del Sol. Esto implica que estará en su punto más elevado sobre el horizonte. El día 27 de agosto Mercurio debería ser visible hacia el oeste poco después del anochecer (un poco antes de las 21h CET).

La noche del 27 coincidirá también con la Luna nueva. Ésta fase llegará a su punto culminante a las 10:17 CET (08:17 UTC). Implicará también una gran oportunidad para ver las estrellas, incluidas las fugaces como las Perseidas que aún rondarán por nuestros cielos.

Luna llena de septiembre. Ésta será el primer evento astronómico de septiembre, el día 10. La luna llena de septiembre recibe el nombre de “Luna de la cosecha” y es la más cercana al equinoccio de otoño (el 23 del mes). Llegará a su punto culminante de día (a las 11:59 CET), por lo que éste no será observable desde España, lo cual no quiere decir que no podamos disfrutar de la luna llena.

Neptuno en oposición. El día 16 de septiembre, aunque necesitaremos un telescopio potente para poder verlo. Este día Neptuno y la Tierra se encontrarán a menor distancia durante el año. Como pasa en agosto con Saturno, esto quiere decir asimismo que Neptuno estará bien iluminado por el Sol desde nuestra perspectiva.

Imagen | ESA

Temas
Inicio
Inicio