Compartir
Publicidad

DARPA quiere que su avión espacial hipersónico vuele en dos años y se alía con Boeing para su construcción

DARPA quiere que su avión espacial hipersónico vuele en dos años y se alía con Boeing para su construcción
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Están los aviones, los vehículos espaciales y lo que podría ser un híbrido entre ésos dos: los aviones espaciales. Un concepto que llevan rumiando en DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) desde hace tiempo y para el que ahora se han buscado un compañero de altos vuelos, ya que han escogido el diseño de Boeing para la construcción de un avión espacial hipersónico.

Esta agencia militar ya acumula muchos proyectos curiosos tanto a pequeña como a gran escala, como aquel dron desechable o el cazador de submarinos, y desde hace años están trabajando en el programa XS-1 dedicado a un avión espacial experimental, como recuerdan en el comunicado. El objetivo: construir el primer avión hipersónico de bajo coste, y quien les ha convencido con el diseño ha sido Boeing, que también acumula una serie de proyectos espaciales más allá de los aviones comerciales.

Económico, autónomo y reutilizable: por pedir que no sea

El programa XS-1 se encuentra actualmente el la fase 1, en la cual se ha de establecer el diseño final para que una vez terminado se pase a la fabricación (fase 2) y a los vuelos (fase 3). Y es ahí donde interviene Boeing, cuyo diseño de este avión espacial hipersónico ha convencido a DARPA para la materialización del XS-1.

El plan es que sea un avión espacial reutilizable, autónomo y de bajo coste

Aún no se conocen las dimensiones y los detalles técnicos del avión (o si todo esto está ya claro), pero la idea es que sea un avión espacial reutilizable y autónomo, más o menos del tamaño de un avión comercial, que despegue en vertical y vuele a velocidades hipersónicas. Como requisito para el despegue, debe ser capaz de hacerlo con sus propios propulsores criogénicos integrados, sin recurrir a externos. Y el aterrizaje sería en horizontal, como un avión estándar.

Hablar de bajo coste en temas de vehículos espaciales es bastante sorprendente, pero éste es uno de los objetivos prioritarios en el programa de la agencia. Además de esto, la meta es que poner un satélite en órbita no cueste meses o años de preparación, sino que sea cuestión de días, según explican textualmente en el comunicado.

Vuelos previstos en dos años, pero de prueba

De momento se trata del anuncio de la elección de Boeing, quedando descartadas compañías como Northrop Grumman Corporation o Masten Space System, las cuales como recuerdan en The Verge ya tienen contratos para vuelos comerciales (con Virgin Galactic y XCOR Aerospace respectivamente). Pero ambas compañías ya están manos a la obra con el objetivo de culminar esta primera fase de diseño del avión.

En ella, además de dimensiones y demás, está previsto establecer qué tecnologías de la NASA, las Fuerzas Aéreas Estadounidenses y de propia agencia, relativas a la propulsión, el motor o la navegación, integrará. Algunos ejemplos de ellas son los materiales de las alas (capaces de soportar más de 1.000 ºC) o el programa ALASA (Airborne Launch Assist Space Access) de DARPA para el vuelo autónomo.

Ambas organizaciones tienen previstas sesiones de tests de diez días en la que se realizarán diez vuelos, con fecha aproximada en 2019. De superarse con éxito, se pasaría a la fase 3, que incluye entre 12 y 15 vuelos de prueba con el objetivo de que el XS-1 sea capaz de volar diez veces en diez días consecutivos pasando de ir sin carga y a Mach 5 a cargas de entre 400 y 1.400 kilogramos a Mach 10 en vuelos orbitales bajos.

Más allá del logro tecnológico y de conseguir reducir el tiempo dedicado a cada misión, el fin es que se ahorre coste por vuelo, concretamente hablan de 5 millones de dólares por misión (en contraposición a los cientos de millones que gastan por cada una), y que esto no quede en la industria militar sólo, sino que se vaya expandiendo a los vuelos espaciales en general. Veremos si cumplen plazos y en dos años vemos al XS-1 surcando los cielos a velocidad hipersónica.

Imagen e información | DARPA
En Xataka | Boeing se suma a la carrera por Marte y aseguran que llegarán antes que SpaceX y Elon Musk

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos