Aquel cohete de SpaceX que se iba a estrellar contra la luna era en realidad chino (y se va a estrellar igualmente)

Aquel cohete de SpaceX que se iba a estrellar contra la luna era en realidad chino (y se va a estrellar igualmente)
21 comentarios

Tras siete años dando tumbos, un cohete se estrellará contra la Luna el próximo 4 de marzo. Era lo que se predijo, que un cohete Falcon 9 de SpaceX, sin embargo, los nuevos estudios han modificado lo que se creía. Ya no es un cohete de SpaceX, sino un viejo cohete chino. Lo que sí parece que los cálculos siguen confirmando es que el cohete va directo a estrellarse.

La nueva predicción la ofrece Bill Gray, astrónomo responsable de Project Pluto, que lleva siguiendo objetos astronómicos desde 2015. En vez de detectar un posible asteroide que fuera a impactar contra la Tierra, se fijaron en este objeto que apuntaba hacia la Luna. Rápidamente se dieron cuenta que no orbitaba alrededor del Sol como los asteroides, lo que derivó en la segunda hipotesis: era un objeto fabricado por el hombre.

El primer cálculo apuntó hacia SpaceX, en concreto a un Falcon 9 que se lanzó en febrero de 2015 y sirvió para poner en órbita un satélite DSCOVR. Como a veces ocurre con el lanzamiento de estos satélites, el cohete podría haber salido hacia una dirección no deseada. Dos días después de aquel lanzamiento se vio al cohete pasar cerca de la Luna, lo que llevó a creer que muy posiblemente aquel cohete fuera el que ahora pudiera chocar contra nuestro satélite natural.

"Tenía pruebas circunstanciales bastante buenas para la identificación, pero nada concluyente", explicaba entonces Bill Gray. Tras analizar con más detalle el objeto y recibir ayuda de la NASA, ahora el astrónomo está convencido que se trata de una pieza del cohete chino Long March 3C, que fue lanzado en una de las primeras misiones Chang'e 5-T1 hacia la Luna, en octubre de 2014.

Tras darse a conocer la noticia, Gray recibió un correo de alguien del 'Jet Propulsion Laboratory' de la NASA. En sus sistemas no constaba que un Falcon 9 hubiera pasado cerca de la Luna, por lo que aquel cohete de SpaceX podría estar en cualquier parte del espacio.

Esto provocó que Gray tuviera que rehacer sus cálculos. Fue entonces cuando vio la misión del cohete chino. "Creo que podemos decir que tenemos una serie de evidencias muy sólidas para ello", argumenta ahora. En la ciencia espacial no hay nada cerrado, pero la identificación de este cohete misterioso sin control parece más cercana. Lo que siguen confirmando las observaciones es que este cohete acabará chocando contra la Luna. Habrá que esperar a marzo para comprobar visualmente que el cohete acaba estrellándose.

Vía | The Verge

Temas
Inicio