Publicidad

Tras vender su división de coches autónomos, Uber se deshace también de Uber Elevate, sus taxis voladores

Tras vender su división de coches autónomos, Uber se deshace también de Uber Elevate, sus taxis voladores
8 comentarios

Hace 24 horas Uber vendía oficialmente su negocio de coches autónomos a Aurora y ahora hace lo mismo con su división de taxis voladores, Uber Elevate. La compañía ha anunciado un acuerdo con Joby Aviation para que esta última adquiera Uber Elevate. El acuerdo también implica una inversión de Uber en la empresa y una cooperación mutua a medio plazo.

Al negocio de los taxis aéreos aún le que tiempo para despegar (literal y metafóricamente). Mientras eso ocurre, muchas empresas se están consolidando para ser los grandes actores de este mercado. Uber ha experimentando durante años con la idea, pero finalmente parece que va a dejar de lado este campo para centrarse en lo que realmente le funciona: la logística de comida a domicilio y el transporte de pasajeros.

fda

A raíz de esto, Uber ha anunciado que vende Uber Elevate a Joby Aviation, una empresa con sede en California que está desarrollando sus propios taxis VTOL. Si bien no se han anunciado los términos por los que se ha realizado esta transacción, sí que se dan algunos detalles. Por ejemplo, Uber ha acordado invertir 75 millones de dólares en la empresa, previamente había invertido otros 50 millones de dólares.

Adicionalmente, el acuerdo también permitirá a Joby Aviation utilizar la app de Uber para que los clientes contraten sus taxis voladores. Es decir, la idea es ofrecer un servicio completo tanto por tierra como por aire para los clientes.

Joby Aviation por ahora tiene un VTOL totalmente eléctrico con capacidad para cuatro pasajeros y el piloto. Puede recorrer alrededor de 240 kilómetros a una velocidad de más de 300 km/h. Estiman que tendrán listo su servicio con los primeros VTOL volando para 2023. Veremos a qué precio cada viaje.

Dos cosas menos de las que preocuparse en Uber

En cuanto a Uber, con la venta de Uber Elevate ya tiene dos cosas menos de las que preocuparse. Tanto la división de coches autónomos como la de taxis voladores han requerido muchísima inversión en desarrollo durante estos años y más aún lo requerían en el futuro. Deshaciéndose de ambas la compañía puede centrarse en otros sectores en los que considera que puede tener más rentabilidad.

Con los taxis voladores lo cierto es que Uber tenía grandes planes en mente. Un año atrás prometía comenzar a operar para 2023 y dos años atrás mostró sus espectaculares helipuertos a modo de concepto. Nada de eso va a hacerse realidad, al menos no bajo el nombre de Uber.

Más información | PR Newswire

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio