Las humanidades están en crisis en buena parte del mundo en favor de las carreras técnicas. No en España

Las humanidades están en crisis en buena parte del mundo en favor de las carreras técnicas. No en España
54 Comentarios

En lo que llevamos de siglo XX, carreras humanísticas como Historia, Lengua y Literatura, Filología Inglesa o Filosofía en Estados Unidos han experimentado una caída del número de alumnos inscritos de entre el 30% y el 50%, según la disciplina. Una sangría de estudiantes que, de acuerdo con los datos del Sistema Integrado de Datos de Educación Postsecundaria de EEUU, ha beneficiado a las carreras científicas y, sobre todo, técnicas, que han absorbido a buena parte de esos universitarios.

Una situación muy diferente a la que registra nuestro país, donde las titulaciones relacionadas con las humanidades mantienen, en general, el número de matriculados en los últimos años, y algunas incluso aumentan la cifra de alumnos. Las carreras técnicas, por su parte, sí han evolucionado de forma ligeramente parecida, aunque su incremento de estudiantes es bastante menor al de Estados Unidos.

Humanidades en España. En Estados Unidos las carreras de humanidades han venido perdiendo unos 10.000 alumnos por año entre 2010 y 2020, por lo que en la actualidad registran unos 100.000 estudiantes menos que hace una década. En España, los datos disponibles en el Ministerio de Universidades sólo abarcan el último lustro, pero la fotografía es bien distinta: sólo Historia del arte y Filología Inglesa han perdido estudiantes, 1.500 y 1.100, respectivamente, en los últimos cinco años.

Mientras, Historia ha sumado 300 alumnos más en este periodo, Filosofía más de 2.000 y Artes y Humanidades (categoría que engloba diversos estudios, de Filología Hispánica a Diseño, pasando por Antropología o Bellas Artes) ha sumado más de 4.000, pasando de 140.027 alumnos en 2015 a 144.052 en 2020.

Carreras técnicas y científicas. La diferencia en el campo de la ciencia y la tecnología no es tan acusada, pero también es notable. En Estados Unidos el número de estudiantes de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (las famosas STEM, por sus siglas en inglés) y de ciencias de la salud ha pasado de algo más de 400.000 en 2010 a más de 800.000 en 2020, según el investigador Benjamín Schmidt, quien ha procesado los datos educativos públicos de Estados Unidos y los ha compartido en su cuenta de Twitter.

En España, aunque también ha habido aumentos en determinadas carreras técnicas, en especial en todas las relacionadas con la informática, el crecimiento es mucho más moderado. Así, por ejemplo, en todas las titulaciones relacionadas precisamente con informática, en los últimos cinco años el número de matriculados totales ha aumentado un 23,1%, en especial por la creación de nuevos estudios como el grado de inteligencia artificial o de ingeniería de datos.

En matemáticas el aumento ha sido aún mayor, de un 38,7%, pero en Ingeniería de Telecomunicaciones el número de matriculados es prácticamente el mismo que hace un lustro, y en otras carreras técnicas como Ingeniería de Computadores la cifra de alumnos incluso se ha reducido un 7,3%.

Es el mercado, amigo. El propio Schmidt analizaba esta tendencia a la baja de las carreras de humanidades y al alza de las técnicas en un artículo publicado en The Atlantic en 2018, en el que concluía un motivo obvio: los estudiantes, y sus padres, ven mayores salidas laborales en carreras relacionadas con el ámbito digital y la tecnología, y por eso cada vez más jóvenes estadounidenses deciden estudiarlas.

Mientras, las carreras humanísticas cada vez tienen una peor imagen en lo que se refiere a empleabilidad y salario en aquel país. Una visión que, según Schmidt, es algo sesgada, puesto que, a pesar de que la mayoría de los trabajos relacionados con la informática ofrecen, efectivamente, mayor inserción laboral y sueldos más altos, otras carreras que están creciendo en matriculados a la par, como Biología o Administración de Empresas, tienen perspectivas laborales parecidas.

La situación en España. El citado artículo de The Atlantic no menciona a España, pero sí señala uno de los motivos principales que ha hecho crecer tanto las matriculaciones en carreras técnicas en Estados Unidos y que en nuestro país ha actuado más bien como barrera: el número de plazas disponibles.

Schmidt explica que en la última década la oferta formativa para títulos de informática ha aumentado considerablemente en las universidades estadounidenses, lo que, más allá del gusto de los alumnos por carreras técnicas y su buena empleabilidad, es una de las principales razones que explican el notable aumento de matriculados en disciplinas técnicas.

En España, sin embargo, el número de plazas disponibles apenas ha variado en la última década y, de hecho, en los últimos diez años unos 21.000 estudiantes no han podido estudiar informática en España por falta de oferta formativa, tal y como explicamos en Xataka.

Imagen | Redd

Temas
Inicio
Inicio