El dinero detrás de DAZN: un fondo de inversión y estadísticas avanzadas para levantar el "Netflix del deporte"

El dinero detrás de DAZN: un fondo de inversión y estadísticas avanzadas para levantar el "Netflix del deporte"
4 comentarios

Pocas empresas tienen desembarcos tan repentinos en el mercado audiovisual como el que ha tenido DAZN. Mientras la retransmisión de eventos deportivos parecía reservada a las grandes operadoras o a servicios de vídeo bajo demanda que se subieran a este carro, como Prime Video, una recién llegada como DAZN empezó a ofrecer torneos nacionales e internacionales, algo que requiere un desembolso en forma de derechos de emisión muy elevados.

Por si fuera poco, acaba de anunciar DAZN Studios, una nueva división dedicada a la creación de contenido original en torno al mundo del deporte, arrancando con documentales proyectados en iconos como Ronaldo Nazario y Maradona, entre otros. Llegados a este punto, surge la pregunta habitual: ¿de dónde ha salido esta empresa y los recursos que hacen falta para este despliegue?

Project 2022 01 20 13 01 Pm


Estadísticas deportivas y apuestas en tiempo real

Leonard Blavatnik With The Flag Of Israel February 2018 4568 Cropped

La historia de DAZN es compleja y viene de lejos. Hoy la empresa que hay tras la marca es DAZN Group, pero anteriormente se llamaba Perform Group, empresa británica surgida en 2007 de la fusión de Premium TV e Inform Group, un grupo de medios digitales deportivos y un distribuidor. Fue Inform Group quien compró a Premium TV por 25 millones de libras esterlinas. Detrás de Inform estaba Access Industries, el brazo inversor de Len Blavatnik, un británico de origen ucraniano, crecido en Moscú y que pasó por Nueva York, que poco después compraría también Warner Music Group. Blavatnik es la persona clave en la historia de DAZN.

Con Perform Group como resultado de la compra, la empresa siguió con su actividad, comprando varias empresas de medios de comunicación y retransmisiones deportivas de varias regiones durante los años posteriores, como Voetbalzone o Mackolik entre otras, pero destacando dos sobre todas las demás. Por un lado, Goal.com, medio deportivo enfocado en el fútbol. Por otro lado, Opta, la mayor base de datos estadísticos sobre fútbol históricos y en tiempo real. LaLiga llegó a aliarse con Perform Group en 2017 para crear su Centro de Datos Oficial, una base de datos que fue el germen del popular Mediacoach. En el mundo del fútbol, Opta es proverbial.

Tras ese crecimiento basado en chequera, 2018 fue un punto de inflexión. Ahí Perform Group cambió de nombre a DAZN Group y se dividió en dos: por un lado, DAZN, la plataforma de retransmisiones deportivas que estaba en marcha desde 2016; por otro lado, Perform Content, otra plataforma orientada a clubes de fútbol y medios de comunicación para la venta de estadísticas deportivas, información, vídeos producidos, etc. Para entonces, Blavatnik ya llevaba más de 500 millones de libras invertidas en desarrollar su "Netflix del deporte", habitual forma de referirse a DAZN.

En esta segunda división entraba Opta, pero también Watch & Bet, plataforma especializada en proveer de información para apuestas deportivas, o RunningBall, otra adquisición previa orientada a las apuestas en tiempo real. Algunas herramientas de la segunda ayudaban a la primera. Por ejemplo, Opta enviaba información estadística a los comentaristas de DAZN en tiempo real.

Todo al negro

El siguiente punto de inflexión ocurrió en 2019, cuando DAZN Group vendió toda la división Perform Content a la empresa Stats, la actual propietaria de Opta. A partir de ahí la actividad de DAZN se centró en las retransmisiones deportivas y los contenidos asociados a ellas. Ese mismo año hizo su desembarco en España.

En mayo de 2020, momento duro de la pandemia con las competiciones deportivas detenidas, DAZN tuvo que buscar opciones de financiación para asegurar la sostenibilidad de la empresa en tiempos difíciles. Poco después, en octubre, vendió varios de sus activos a IMC, como Goal.com. En diciembre culminó otra venta, la de Sporting News —uno de los medios deportivos más añejos de Estados Unidos— a PAX Holdings. Algo que le dio oxígeno financiero durante la fase pre-vacuna de la pandemia.

En los últimos tiempos, con el regreso de las competiciones deportivas, DAZN ha vuelto a comprar: a finales de 2021 se hizo con Texel, una empresa de streaming especializada en contenidos interactivos cuyos cincuenta empleados pasaron a sus equipos tecnológicos y de producción.

Blavatnik, el hombre detrás de DAZN, empezó a levantar su fortuna con la caída de la Unión Soviética, tiene además de Warner otras inversiones en la industria audiovisual como la de Deezer, rival de Spotify que controla por completo; la productora de cine AI Films o Amedia, una de las mayores productoras de televisión en Rusia, así como de otros sectores, como el químico, el biotecnológico o el inmobiliario. También tuvo negocios en empresas petrolíferas o de aluminio. Un imperio que, según Forbes, ha elevado su riqueza hasta los 36.700 millones de dólares.

Esa cantidad pudo ser superior de haber prosperado en 2017 la compra de Imagina, el holding audiovisual propietario de los derechos del fútbol español, junto a su amigo Mikhail Fridman, que tiempo después acabó comprando los supermercados Dia. Si DAZN tiene éxito en los próximos años cuando consolide su apuesta (y ya se ha asegurado la mitad de LaLiga para el próximo lustro), quizás Blavatnik sí pueda subir un poco más esa cifra.

Temas
Inicio