Cielos naranjas, lluvias de arena: la espectacular calima que cubre España no ha hecho más que empezar

Cielos naranjas, lluvias de arena: la espectacular calima que cubre España no ha hecho más que empezar
16 comentarios

No, no es un filtro. Es polvo. Aunque venimos avisando desde hace días de la llegada de unos fuertes vientos cargados de arena, nadie se imaginaba que íbamos a vivir una de las calimas más espectaculares y generalizadas de los últimos años. Todo el sureste del país vivió unos increíbles atardeceres anaranjados y, ya esta mañana, buena parte del centro de la meseta ha amanecido del mismo color. ¿Qué está pasando? ¿Cuánto va a durar? ¿Es peligroso? Bienvenidos a uno de los grandes espectáculos meteorológicos del año.

¿Qué es la calima? 'Calima' es el nombre que recibe el fenómeno meteorológico caracterizado por la alta presencia de partículas sólidas muy pequeñas suspendidas en la atmósfera. Opacan el aire, reducen la visibilidad y colorean el ambiente, aunque solo a veces tiñen el cielo de forma tan espectacular como estos días. Existen dos tipos de calima: la producida por incendios forestales, contaminación u otros eventos de este tipo; y la natural. La de estos días es del segundo tipo.

Si bien el Sahara es el responsable del 70% de todo el polvo en suspensión del mundo, en España tenemos línea directa con esa mole de arena que duerme en el corazón de África. Como avisábamos ayer, durante el lunes y el martes de esta semana, se esperaban vientos fuertes del este en zonas de la mitad oriental de la Península. Esos vientos traían "sorpresa": el polvo de origen africano que lleva tiñendo todo el sureste del país desde ayer (y que hoy ya afecta también a Madrid y al centro de la península).

¿Cuánto durará? Según los expertos, parece que el espectáculo de los cielos naranjas no ha hecho más que empezar. Aunque probablemente vaya perdiendo intensidad con el paso de las horas, se espera que el polvo en suspensión siga avanzando de sur a norte y alcance su máximo el miércoles al amanecer.

¿Es peligroso? ¿Puede afectar a la salud? Como es lógico, la abundancia de polvo en suspensión, empeora la calidad del aire y puede generar problemas respiratorios leves (irritación de mucosas, obstrucción nasal, picor en los ojos o sequedad del tracto respiratorio superior). En zonas con una calima muy fuerte las complicaciones pueden ser mayores. Sobre todo, en personas con dolencias previas.

Aunque con la borrasca Celia la calima actual no debería durar lo suficiente como para generar problemas persistentes o prolongados, hay que estar alerta (y tener cuidado a la hora de hacer actividades al aire libre en zonas muy afectadas). Ante un empeoramiento importante de la calidad del aire por partículas gruesas (PM10), las recomendaciones son cerrar ventanas, usar mascarilla en exteriores y emplear purificadores de aire en interiores (en caso de ser necesario).

Después de la calima, viene el barrizal. Como la Península es un entorno especialmente dado a este tipo de oleadas de polvo africano, sabemos bien cuál es el siguiente paso. Solo se necesita que esos vientos cargados se crucen con una buena borrasca del Atlántico norte para que las ciudades aparezcan enterradas bajo una capa superficial de barro y arena. Es decir, justo el escenario meteorológico que tenemos en este momento.

Imagen | Keith Williamson

Temas
Inicio