Uno de los mayores golpes de bitcoin de la historia: 3.600 millones de euros en una sola cuenta bancaria

Uno de los mayores golpes de bitcoin de la historia: 3.600 millones de euros en una sola cuenta bancaria
33 comentarios

Heather Morgan, aspirante a rapera, se autodenominaba "la cocodrilo de Wall Street". Junto a su marido fue la responsable de intentar blanquear más de 4.500 millones de euros en bitcoin tras el hackeo en 2016 del mercado de criptodivisas Bitfinex. La historia del legendario hackeo y robo, de la recuperación del dinero y sobre todo de cómo fue usado por Morgan para promocionar su (fracasada) carrera musical darían para una película.

Un robo colosal. En 2016 Bitfinex, con sede en Hong Kong, era uno de los principales mercados de compraventa de criptodivisas. En agosto sus sistemas fueron hackeados y se robaron 119.756 bitcoins, que en aquel momento equivalían a 59 millones de euros (un bitcoin rondaba los 550 euros). Hoy equivalen a 4.564 millones de euros.

Qué pasó con el dinero. El dinero acabó en manos de Ilya Lichtenstein y Heather Morgan, un matrimonio que según la investigación no fue directamente responsable del hackeo de Bitfinex. Aún así la pareja estuvo durante cinco años blanqueando más de 25.000 bitcoins para que al final el dinero acabara en sus cuentas corrientes. Los agentes federales que investigaban el caso lograron una orden judicial que les permitió recuperar las claves privadas del monedero en el que estaban las criptomonedas robadas, y que aún tenía cerca de 94.000 bitcoins, que a día de hoy equivalen a 3.581 millones de euros.

Dónde irá el dinero recuperado. Será un juez el que decida cómo se distribuye el dinero que han conseguido recuperar, pero portavoces del gobierno estadounidense indicaron que se trataría de que ese dinero se devolviera a sus propietarios.

La cocodrilo de Wall Street.  El matrimonio ha acabado reconvirtiendo su carrera. Ilya Lichtenstein, el marido, se hizo emprendedor tecnológico y se describía como un "inversor de capital riesgo". Su mujer, Heather Morgan, creó una empresa de marketing por email llamada Salesfolk, pero además quiso triunfar en el mundo de la música. Se convirtió en rapera bajo el nombre artístico de Razzlekhan. En su web se autodenomina "la cocodrilo de Wall Street" y afirmaba tener sinestesia, una variación de la percepción humana que por ejemplo hace que vean colores cuando escuchan notas musicales.

La ladrona que quería ser rapera. Morgan ha borrado varios vídeos de su canal de YouTube, pero hay quien los ha rescatado, lo que permite valorar si tenía (o no) talento con ejemplos como 'Versace Bedouin' o 'Cuttthroat Country' que son desde luego singulares. En este último de hecho parece autoimplicarse en el blanqueo al cantar "Spearfish your password / all your funds transferred" (algo así como "pesca tu contraseña / todos tus fondos se transfieren"). Como explican en Engaget, es sorprendente que disponiendo de los fondos que disponía la producción de los vídeos sea de bajo presupuesto.

Cazadores cazados. Lichtenstein y Morgan esperan al juicio en su casa de un lujoso edificio de Nueva York, donde se les ha permitido estar tras el pago de una fianza de ocho millones de dólares (cinco él, tres ella). A ambos se les han colocado pulseras de monitorización. La investigación revela que gastaron dinero en comprar oro y NFTs, y curiosamente Heather Morgan incluso llegó a escribir para la revista Forbes. Ahora ambos se enfrentan a cargos de blanqueo de dinero y conspiración. Si se les declara culpables, podrían ser condenados a un máximo de 25 años de prisión.

Temas
Inicio