Compartir
Publicidad
Cuando al sacar a dinero los Bitcoins u otras criptomonedas de un Exchange te das cuenta de que hay un problema
Criptomonedas

Cuando al sacar a dinero los Bitcoins u otras criptomonedas de un Exchange te das cuenta de que hay un problema

Publicidad
Publicidad

Un concepto muy importante cuando se realizan inversiones financieras es la liquidez. La liquidez no es más que la capacidad de convertir en dinero contante y sonante la inversión. Tener el dinero en una cuenta corriente es muy líquido, basta con ir al cajero o usar una tarjeta de débito para disponer del dinero. Tener una inversión inmobiliaria no es tan líquido, ya que efectuar una venta suele tardar meses (encontrar comprador, que este logre una hipoteca, firmar en la notaría...).

Ahora bien, muchos usuarios de criptomonedas se están dando cuenta de que la liquidez de sus inversiones en Bitcoin y similares es bastante baja. Y lo peor es que se están dando cuenta justo al vender, cuando el momento de enterarse debería ser al valorar si se realiza o no la inversión, ya que el potencial de revalorización no es lo único que importa en las inversiones.

Los Exchange, pseudo-bancos no regulados

El problema de liquidez de los Bitcoin y otras criptomonedas tiene dos vertientes. Por un lado tiene que haber un comprador para que un vendedor pueda recuperar el dinero. Esto no es muy problemático en el caso de los Bitcoin pero sí puede serlo en algunas criptomonedas más pequeñas.

Pero el otro problema viene de dónde realizar la transacción. Hasta ahora el sitio donde comprar y vender Bitcoin son los Exchange. En estos sitios se pueden realizar compraventas de criptomonedas y también hacen la función de "banco" de Bitcoin, pues realizan la custodia de las carteras para facilitar el uso.

Sin entrar en detalles sobre si esta función de "bancos" es buena, pues parece que su seguridad no es tan alta como la de un banco de verdad y los hackean un día sí y otro no, lo cierto es que sus funciones no están reguladas. Y por tanto no hay garantías de que vayan a dar la liquidez que el cliente necesita.

Quiero vender mis Bitcoin ya

Bitcoin

El problema es que muchos Exchange ponen un límite diario en la cantidad de Bitcoin que podemos vender. Y esto es un incordio a la hora de deshacer la inversión. Algunos límites son realmente bajos, como por ejemplo Bittrex, con 0,4 Bitcoin al día.

Incluso Coinbase, el Exchange más grande del mundo tiene ciertas limitaciones, eso sí, por usuario. Hemos comprobado que para un usuario normal con tarjeta de crédito registrada está en 100.000 euros al día. Parece mucho, pero para aquellos que tengan inversiones potentes ahí es complicado escapar de un desplome del mercado.

Pero, ¿por qué hacen esto?

Las razones que dan los Exchange para estas limitaciones son básicamente de seguridad. Quieren evitar robos, blanqueo de dinero, evasión fiscal... por eso algunos de estos Exchange elevan los límites para cuentas verificadas, en los que tienen información de la persona detrás de la cuenta.

El inconveniente con las criptomonedas es que las transferencias son irreversibles. Es decir, una vez se hace no se puede volver atrás. Con el sistema financiero estándar esto no es así, y si alguien sufre un robo porque han averiguado las claves del acceso web del banco, se puede volver deshacer si ha pasado poco tiempo y además hay seguros contra este tipo de fraudes.

Otro problema que quieren evitar los Exchange es que haya un pánico vendedor. En definitiva, estos sitios viven de la gente que invierte y si hay una avalancha de ventas no les viene bien. Si la logran frenar con ciertos límites de retiradas les viene bien. De hecho es un mecanismo que se usa también en bolsa, pero está perfectamente regulado.

¿Alternativas?

Lo curioso de todo esto es que realmente no hay alternativas. Todo lo referente al Bitcoin está sin regular, y así como por ejemplo un banco no puede limitar, por ejemplo, la retirada de capital de un fondo de inversión y los plazos son muy claros en la ley, en el tema de las criptomonedas es como el salvaje oeste.

Una opción es verificarse seriamente con el Exchange con el que se trabajem. Esto puede implicar darle número de cuenta bancaria, datos personales, mandar identificación fiscal y un largo etcétera, pero mejora mucho. Por ejemplo, con Bittrex, que hemos mencionado antes, se eleva el límite a 100 Bitcoin al día.

Otra opción es dejar de usar los Bitcoin propiamente dichos y pasarse a invertir en el mercado de futuros que se han lanzado recientemente. Ahí hay un mercado claro, con reglas establecidas, y en dólares. Es cierto que es para inversores potentes (los contratos son de 1 o 5 Bitcoin) pero por lo menos hay una liquidez regulada que no da problemas.

Imagen | komersreal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio