Compartir
Publicidad

Las criptodivisas luchan por su futuro: Ripple adquiere el 10% de MoneyGram y usará su tecnología para estas transferencias

Las criptodivisas luchan por su futuro: Ripple adquiere el 10% de MoneyGram y usará su tecnología para estas transferencias
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 2012 un grupo de emprendedores decidió que al mercado de las criptodivisas le faltaba una alternativa específicamente orientada a las transferencias bancarias. Es así como surgió Ripple (XRP), una opción que se ha convertido en la tercera más importante del mundo en cuanto a capitalización de mercado por detrás de bitcoin y Ethereum.

Su evolución ha sido paralela a la de bitcoin, pero ahora quiere dar un salto relevante y confirmar su solidez como alternativa a las divisas tradicionales. Ripple ha adquirido entre el 8 y el 10% de MoneyGram por 30 millones de dólares, y su tecnología X-Rapid será el pilar de las transferencias de dinero a través de diversas fronteras.

Una alianza que a priori parece tener sentido

Cuando hablamos de Ripple a finales de 2017 en nuestro repaso a algunas de las criptomonedas más boyantes de la época ya comentábamos cómo esta criptomoneda estaba pensada para pagos distribuidos, interconectados y sin apenas comisiones.

Ripple2

Eso precisamente es lo que puede hacer que este producto sea interesante para MoneyGram, y así lo confirmaba Brad Garlinghouse, CEO de Ripple, que indicó que con Ripple "se eliminará la necesidad de crear cuentas bancarias extranjeras. Esa es la razón de que MoneyGram tenga capital de explotación negativo".

Esta operación llega tras alguna que otra prueba similar en este campo por parte de Ripple. Western Union hizo una prueba piloto con X-Rapid pero no tuvo éxito, y también ha habido diversas integraciones con bancos que lo han tratado de usar sin que esas experiencias llegasen a cuajar en muchos casos.

Ripple3 La evolución de Ripple fue espectacular a finales de 2017, pero como sucedió con el resto del mercado su valor cayó a plomo durante todo el año pasado. En los últimos meses está mostrando señales de recuperación, y el reciente acuerdo con MoneyGram podría impulsarla aún más.

Una excepción la tenemos en el banco Santander, que en marzo de 2018 anunciaba ese desarrollo y que en enero de 2019 parecía confirmar su buen comportamiento: eliminaba su compañía remesadora Santander Envíos, constituida en 1994, y la sustituía con One Pay FX, basada en el blockchain de Ripple.

Garlinghouse afirmaba además que el apoyo de "cientos de partners que ahora usan XRP" ha permitido crear un alto suministro de liquidez en XRP: el riesgo de volatilidad es según él nulo ya que las firmas financieras pueden invertir y desinvertir en esta criptodivisa en segundos.

Vía | Fortune

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio