Compartir
Publicidad
Todo lo que tienes que saber sobre cables con conector USB tipo C: ¿cuál comprar?
Componentes

Todo lo que tienes que saber sobre cables con conector USB tipo C: ¿cuál comprar?

Publicidad
Publicidad

Los cables, aunque para muchos pueda parecerlo, nunca son iguales. Y los USB tipo C no iban a ser menos. Además del estándar usado, la propia calidad de fabricación afecta al rendimiento e incluso seguridad del mismo. Por eso, con calma, vamos a ver todo sobre los cables USB tipo C.

Para comenzar lo primero es repasar algunos conceptos y diferencias que hay que conocer. Puede que tú ya las sepas pero no todo el mundo es usuario avanzado o le ha dado por investigar qué ofrece este nuevo tipo de cables.

USB C no es un nuevo estándar, es un nuevo conector

1366

¿Obvio? Puede, pero aún hay quien confunde el conector USB C con las ventajas que aporta la última especificación USB 3.1. Y lo cierto que sólo es un nuevo conector. Que sí, que ofrece ventajas. La primera el ser reversible pero el resto ya depende de si adopta uno u otro estándar.

Por tanto, puedes adquirir un cable con conectores USB C pero no obtener ningún beneficio adicional a nivel de rendimiento respecto a cables microUSB. Esto se debe a que hay fabricantes como OnePlus que adoptar el conector por la ventaja de ser reversible pero implementan la especificación USB 2.0.

Usb C Usb

Así, a modo resumen, USB C es sólo un conector, compatible con los nuevos estándares USB y también retrocompatible con los anteriores. Mediante el uso de adaptadores podemos conectar nuestros dispositivos USB actuales.

Las diferentes versiones del estándar USB

Usb

El estándar USB tiene diferentes versiones y a medida que ha ido actualizando sus mejoras se hacían considerables. Cada uno de ellos define las características a nivel de software y eléctrico. Por tanto, qué tal si hacemos un breve repaso a cada una de sus versiones y las principales características o mejoras introducidas.

USB 1.0 USB 2.0 USB 3.0 USB 3.1
Velocidad de transferencia de datos 12 Mbps 480 Mbps 5 Gbps 10 Gbps
  • USB 1.0, aunque la primera versión usada fue la 1.1, permite realizar transferencias de datos a una velocidad de 12Mbps. Ahora mismo nos parecen datos de risa pero en sus inicios consiguieron popularizar numerosos dispositivos con un conector más útil que los hasta entonces disponibles. Y con la ventaja del plug and play.

  • USB 2.0 sigue siendo la versión más utilizada y popular. Se introdujo en el año 2000 y mejoraba de forma considerable a la primera versión. Gracias a USB, aunque ya hay alternativas más rápidas, conseguimos transferir datos a una velocidad máxima de 480Mbps. Además de eso permite la carga de dispositivos gracias a que es capaz de ofrecer una potencia de 2,5W (5V y 500mA).

  • USB 3.0 sin duda alguna la opción numero uno actual. Si vuestro dispositivo ofrece soporte deberíais procurar que todas vuestras unidades de almacenamiento externa sean, como mínimo, USB 3.0. Permite una velocidad de transferencia teórica y máxima de hasta 5Gbps. Además de una potencia de 4,5W (5V y 900mA).

  • USB 3.1 es una actualización de la anterior en la que se ha logrado doblar algunos datos. Por ejemplo, permite transferencias dos veces más rápidas, exactamente de 10Gbps. Además, puede manejar mayores cantidades de energía. Esto le permite cargar dispositivos que sólo requieren 5V o bien otros más demandantes gracias a que llegará hasta una potencia máxima de 100W. Es por eso que portátiles como el nuevo MacBook de Apple se puede cargar directamente a través de su conector USB C o el último disco de Seagate se pueda alimentar solamente con un cable USB C.

Power

Aunque hemos mencionado que USB 3.1 permite cargar dispositivos lo cierto es que es gracias a la implementación de USB Power Delivery, una especificación de la que podéis obtener más información aquí.

USB C y el estándar USB 3.1

Antes mencionaba que el MacBook de Apple o el último disco de Seagate se cargaban o funcionaban con sólo conectar un cable USB C. Eso es así pero sólo porque soportan el estándar USB 3.1. Esto es importante saberlo y lo que va a marcar las diferencias además de otros aspectos a considerar.

Gracias al conector USB C y el uso conjunto del estándar USB 3.1 se puede contar de todas las ventajas de ambos. Pero también podemos implementar USB 3.1 en conectores como USB A, USB B, USB Micro B, etc.

Además de la carga, USB C también ofrece novedades como su capacidad de transmitir una vídeo con resolución hasta 4K. Y como Intel anunciaba el año pasado, también integrar la conexión Thunderbolt 3.

¿Son todos los cables USB C iguales?

Usb C

Como ya habrás intuido, los cables USB C no son todos iguales. Pero no sólo por el estándar USB que use, también por la propia fabricación del mismo. Aquí es dónde entre en escena el trabajo de Benson Leung, ingeniero en Google.

A Benson, al igual que a un editor de The Verge, le ocurrió un desafortunado incidente con su Nexus 6P y un cable USB C. Debido a un problema de fabricación su dispositivo sufrió daños. ¿Por qué? Pues porque la propia anatomía del conector afecta.

Resistor Rp (pull-up between VBUS and CC) Resistor Rd (pull-down between CC and GND) ID Pin USB-C Spec Section
USB Type-C plug to USB 3.1 Type-A plug 56 kΩ Rp Open Section 3.5.1
USB-C plug to USB 2.0 Type-A plug 56 kΩ Rp Open Section 3.5.2
USB-C plug to Type-A receptacle Open 5.1 kΩ Rd Section 3.6.1
USB-C receptacle to microB plug Not allowed per the spec Section 2.2
USB-C plug to microB plug Open 5.1 kΩ Rd unconnected Section 3.5.7
USB-C plug to microB receptacle 56 kΩ Rp Open unconnected Section 3.6.2
Pull-up on CC1 Pull-up on CC2 VBUS
5V 3A power adapter with USB-C receptacle 10 kΩ 10 kΩ Cold
5V 1.5A power adapter with USB-C receptacle 22 kΩ 22 kΩ Cold
5V 3A power adapter with captive USB-C cable 10 kΩ open Cold or Hot
5V 1.5A power adapter with captive USB-C cable 22 kΩ open Cold or Hot

Si buceamos por las especificaciones del conector USB C y el estándar USB 3.1 vemos que es importante que se incluya una resistencia capaz de controlar la energía que va a circular por el cable. Si no es así o lo hace mal, detecta de forma errónea qué potencia ha de entregar, podríamos «quemar» el gadget conectado. Y esto es importante porque ahora hay dispositivos, incluso smartphones, capaces de cargar otros dispositivos como si fuesen una batería externa o adaptador de corriente. Hay un resumen interesante sobre cables y fuentes de alimentación en la web de Chromium

Los dispositivos con conexión USB pueden cargar otros dispositivos, por ejemplo, un Nexus 6P a otro smartphone. Por eso, es importante que la energía suministrada se controle correctamente
Amazon Comentario de Benson en Amazon a uno de los cables analizados

Por supuesto, verificar los cables que vamos a usar no es una tarea sencilla. Hay que tener ciertos conocimientos y en algunos casos meterse directamente a desmontarlos. Afortunadamente hay algunas ayudas disponibles. La primera es una aplicación, CheckR, para Android que ayuda a verificar si el cable es válido o no. La segunda son las review de Benson Leung en Amazon.

Hoy he probado el cable Sawake “USB 3.1 Type C Male Data Charging Cable Woven Mesh Cable Strong Braided”. El cable debería permitir tanto la carga como la transferencias de datos pero no es así. No funciona para cargar un Chromebook Pixel C.

Tras inspeccionarlo veo que no cumple con la especificación USB C 1.1. Debería incluir una resistencia de 56 kΩ y no la lleva. Además, no es compatible con USB 3.1 SuperSpeed por lo que la velocidad de datos se queda en la versión 2.0.

Este ingeniero ha ido adquiriendo diferentes tipos de cables, de distintos fabricantes y precios, con el fin de ver cuáles son potencialmente peligrosos o no. Así, por ejemplo, el cable de OnePlus (el que viene con el OnePlus 2) es sólo recomendable usar con este dispositivo.

Eso no significa que sea un mal cable o que tu OnePlus 2, si es que tienes uno, corra peligro. Sólo que no es aconsejable que lo aproveches para cargar otros o futuros dispositivos USB C.

Por tanto, a la hora de comprar un cable USB C lo idóneo es que optes por fabricantes de garantía. No hace falta que sean los más caros del mercado pero sí desconfía de aquellos que son tan baratos. Porque muchos no cumplen con las especificaciones que la USB IF establece.

Amazon endurece sus normas para la venta de cables USB C: Serán prohibidos cualquier cable o adaptador USB C que no cumpla las especificaciones estándar descritas por la USB IF

Afortunadamente, Amazon, lugar de compras número uno para muchos, ha endurecido las normas para estos cables. No será fácil que ellos verifiquen cada tipo de cable que ellos o algún otro vendedor comercializa a través de su plataforma ecommerce pero es un primer e importante paso. Ya que al menos habrá algo más de control y seguridad para el usuario.

7 cables USB C que puedes comprar con total tranquilidad

Espero que a partir de ahora todo quede más claro, que ya no haya dudas y sirva no sólo para perder el miedo, también para que sepáis que el motivo de que algunos fabricantes no lo hayan integrado aún no es por posibles riesgos. Por ejemplo, Samsung sabemos que no lo hizo para mantener su compatibilidad con otros accesorios.. Por último, aquí tenéis 7 cables USB C que podréis comprar con total tranquilidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos