Compartir
Publicidad
Publicidad

Si el futuro es para los gadgets flexibles, las pantallas LCD no se quieren quedar atrás: atención a OLCD

Si el futuro es para los gadgets flexibles, las pantallas LCD no se quieren quedar atrás: atención a OLCD
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que seguimos la actualidad en pantallas y tecnologías, tenemos en la cabeza bien organizado el tema de la curvatura: si es necesaria hay que tirar por paneles OLED, si no lo es, a día de hoy LCD sigue siendo una opción igual de válida. Pero hay empresas como FlexEnable que quieren darle la vuelta a este asunto.

Los chicos de FlexEnable llevan ya un año dando vuelta por ferias enseñando que su tecnología OLCD puede ofrecer flexibilidad y curvatura a los fabricantes, consiguiendo que un panel que básicamente es LCD, pueda amoldarse a nuevas formas en gadgets.

Lo hemos visto estrenarse en un brazalete, ahora le toca el turno a un panel cilíndrico mucho más grande, con 12,1 pulgadas en su diagonal. Estos días es noticia por haber ganado el premio a producto en desarrollo de los últimos IDTechEx Awards.


Pantallas flexibles requieren componentes flexibles

¿Cómo se consigue? Básicamente lo que se hace es sustituir el cristal por un nuevo tipo de plástico, que le otorga flexibilidad en su capa más externa. Pero en realidad todo esto es mucho más completo, ya que se introduce un sistema de iluminación orgánica de los píxeles, gracias a una nueva tecnología de transistores (OTFT).

LCD con curvatura, la misma calidad de visualización y posibilidad de hacer paneles grandes

Los cambios permiten crear algo con un grosor cuatro veces inferior al de un LCD convencional, con un peso diez veces inferior y una superficie inastillable. Sin duda, lo más interesante es que su curvatura puede ser 30 veces mayor que la de un LCD normal.

Otro punto interesante de cara a la industria lo tenemos en su producción, ya que FlexEnable asegura que no habría que crear una planta nueva - como en el caso de OLED -, sino que se podría transformar una que actualmente esté creando paneles LCD. Una vez en funcionamiento, el coste de producción sería similar.

21737 Abfc067a72ecf39f39ad721e8e557a6c

La industria que más interés parece tener en OLCD es la del automóvil

Montar una fábrica de paneles OLED es muy caro, y tiene el handicap de que está demasiado orientado a paneles pequeños. Si OLCD sigue adelante, también promete facilidad para crear pantallas de mayor tamaño sin que el precio suba demasiado.

Nos gustaría saber más sobre su funcionamiento interno, ya que nos dicen que estamos ante un sistema de iluminación orgánico, que es el punto fuerte del OLED: cada diodo emite luz, cada píxel tiene su propia luz. En OLCD no sabemos bien cómo va, pero al ser LCD entendemos que la luz sigue llegando de una fuente externa.

Más información | FlexEnable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos