Samsung prepara sus módulos CXL: así podrás añadir más memoria RAM que no es la memoria RAM de toda la vida

Samsung prepara sus módulos CXL: así podrás añadir más memoria RAM que no es la memoria RAM de toda la vida
22 comentarios

Si uno quiere ampliar la memoria de su PC de sobremesa, solo tiene una opción: usar las ranuras específicas que queden libres en la placa base poblándolas de módulos DIMM (Dual In-line Memory Module) convencionales.

Eso cambiará en el futuro, o al menos es lo que quiere el consorcio que trabaja en el estándar CXL, que define un nuevo tipo de memoria DRAM que se puede añadir a PCs de sobremesa a través de las ranuras PCIe. En Samsung ya están preparando sus primeros productos en este sentido.

Memoria de quita y pon

El estándar CXL comenzó a fraguarse en 2019, y pronto hizo que varios gigantes del mundo de la tecnología unieran fuerzas para desarrollarlo. Entre esos gigantes están Intel, AMD, ARM, IBM, Broadcom, NVIDIA, SK Hynix o Samsung.

El estándar CXL 1.1 que hasta hace poco era el más reciente —el CXL 2.0 se finalizó de definir en noviembre de 2020— cubría tres tipos de usos distintos: CXL.io, CXL.cache y CXL.memory.

Precisamente es el tercero el que más nos interesa, porque con este tipo de escenario se permitirá ampliar la memoria RAM de nuestro ordenador de una forma alternativa a la tradicional. En Samsung ya tienen en desarrollo este tipo de módulos CXL.memory, y aunque las imágenes por ahora solo son renders, su aspecto deja más o menos claro el formato en el que nos encontraremos estos módulos tan curiosos.

Los módulos CXL.memory funcionarán de forma idéntica a un módulo convencional. No se sabe si se podrán conectar y desconectar en caliente (hot-swappable), y tampoco las capacidades que manejarán, pero sí que se basarán en una conexión PCIe 5.0 con un enlace x16, permitiendo anchos de banda bidireccionales de 32 GT/s.

Seguirán siendo módulos de memoria volátil (cuando apagues el ordenador lo que hubiera almacenado en ellos dejará de estar ahí), algo que podrá cambia con la especificación CLX 2.0 que en uno de los escenarios contempla el uso de memoria persistente.

De momento estos módulos están en pleno desarrollo y por tanto no conocemos fecha de disponibilidad ni precios, pero se espera que puedan aparecer coincidiendo con el lanzamiento de los procesadores Sapphire Rapids de Intel, su próxima generación de CPUs Xeon para servidores. Así pues, es probable que tardemos en ver estos módulos en equipos de sobremesa dirigidos a usuarios finales.

Vía | AnandTech

Temas
Inicio