Publicidad

Intel prepara sus nuevos Core i5: vuelve el Hyper-Threading, pero necesitarás nueva placa base para usarlos

Intel prepara sus nuevos Core i5: vuelve el Hyper-Threading, pero necesitarás nueva placa base para usarlos
32 comentarios

Publicidad

Publicidad

El anuncio de los nuevos procesadores de Intel con litografía de 10 nm en mayo de 2019 planteaba por fin el salto definitivio a ese proceso tras años de retrasos, pero esa transición está siendo más lenta de lo que quizás muchos esperaban.

De hecho la empresa solo ha lanzado chips de la familia Ice Lake para equipos portátiles, y los modelos para PCs de sobremesa siguen sin llegar. Ahora se han filtrado los datos de unos benchmarks que revelan que los nuevos Intel Core i5 están en camino, pero lo hacen manteniendo una vez más la litografía de 14 nm, aunque hay buenas noticias, porque vuelve el Hyper-Threading.

Comet Lake para PCs de sobremesa

Cuando Intel nos habló en agosto de sus procesadores de 10ª generación lo hizo separando su familia Ice Lake -de 10 nm- de la Comet Lake -que seguía haciendo uso de litografía de 14 nm-. Esta última famila seguirá siendo protagonista en PCs de sobremesa, al menos durante parte de 2020.

Bench

Así lo revelan las pruebas filtras de un Core i5-10600, el sucesor del Core i5-9600. Este procesador aún no anunciado oficialmente mostraba su potencial en unas pruebas de 3DMark en las que aparecía configurado con 32 GB de RAM.

Las pruebas mostraban datos interesantes sobre esta CPU, sobre todo en un apartado especial: se trata de un micro con 6 núcleos y 12 hilos de ejecución, lo que deja claro que la tecnología Hyper-Threading, que durante cierto tiempo ha estado reservado a los Core i9, vuelve a procesadores más modestos.

El objetivo es lógicamente el de competir con las propuestas de AMD, aunque lo hará con pocas novedades más: este microprocesador vuelve a usar como comentábamos la litografía de 14 nm. Además plantea una desventaja importante, porque con él se usa el nuevo socket LGA 1200 que hará necesario que los interesados en adquirirlo tengan que comprar también una nueva placa base.

Se espera que Intel presente estos procesadores durante el primer trimestre de 2020, y parecen una solución intermedia antes de que la empresa ofrezca la transición a CPUs de sobremesa (y no solo de portátiles) de 10 nm, algo que podría llegar acompañado del soporte para PCIe 4.0.

Vía | HotHardware

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios