Estamos en 2022 y nos preguntamos si 16 GB de RAM son suficientes para un PC

Estamos en 2022 y nos preguntamos si 16 GB de RAM son suficientes para un PC
101 comentarios

Hace un año nos quejábamos de cómo la mayoría de fabricantes de portátiles seguían incluyendo 8 GB de RAM como punto de partida. Las cosas han mejorado en ese frente y muchos ya ofrecen variantes con 16 GB, pero ¿son suficientes 16 GB para un PC de sobremesa?

Lo que es cierto es que los 8 GB se han quedado atrás para muchos escenarios, pero si uno va a montarse un PC o tiene uno que quiere actualizar, si 16 GB de RAM bastan o resulta recomendable dar el salto y montar 32 GB de RAM.

Si juegas, 16 GB son suficientes

Uno podría pensar que la nueva hornada de juegos y aplicaciones habría cambiado las cosas y los requisitos podrían haber aumentado. Los juegos más exigentes quizás serían más exigentes, por ejemplo, y necesitarían más recursos —procesador, gráfica, memoria— para correr de forma fluida.

Eso es verdad, pero solo hasta cierto punto. Lo que ocurre ya ocurría antes: si queremos jugar a un juego a máxima resolución y máximo nivel de detalle, es importante tener una máquina bien preparada, pero ahí los dos componentes fundamentales son el procesador y la tarjeta gráfica: la memoria RAM queda un poco en segundo plano.

De hecho hay aquí una alta especialización si uno quiere afinar al máximo, pero lo que se le puede "rascar" a la tasa de fotogramas no depende tanto de tener más memoria como de usar módulos adecuados.

Hay en el ámbito de los videojuegos un debate claro sobre cuánto es el impacto de una memoria a mayor velocidad, y lo cierto es que llegados a cierta frontera —los módulos a 3600 MHz y CL16 o inferior son la recomendación tradicional entre los expertos— ir a módulos más rápidos no suele aportar demasiado: puede haber mejoras, sí, pero el coste por obtenerlas quizás no sea tan rentable.

Aquí hay que estar atento a otros elementos que permiten afinar aún más el rendimiento, y activar la tecnología XMP en la BIOS suele ayudar a subir los FPS sobre todo cuando jugamos en 1080p. Para asegurarnos y evitar problemas, siempre podemos consultar la lista de módulos de memoria certificados para nuestra placa base.

Así pues, para equipos dedicados al gaming contar con 16 GB suele ser más que suficiente. La inmensa mayoría de juegos no necesitan tanto, y numerosos análisis externos revelan cómo sí es muy recomendable dar el salto de los 8 a los 16 GB para jugar, pero cuando pasamos de 16 a 32 GB el impacto es prácticamente nulo.

Hay excepciones, por supuesto. Juegos como 'Escape from Tarkov' son famosos por su uso masivo de RAM —aunque precisamente se critica que quizás esté mal desarrollado—-. Lo mismo ocurre con 'Cities: Skyline', también famoso por ser un glotón en este apartado. El que desde luego es la gran excepción a esta regla es 'Microsoft Flight Simulator 2020', que se beneficiará de forma sensible si tenemos 32 GB de RAM. Salvo en casos como esos —y no hay demasiados—, los 16 GB de memoria parecen una cantidad perfecta.

Cuándo está bien contar con 32 GB de memoria RAM

Lo cierto es que lo que hemos comentado para el mundo de los videojuegos suele cumplirse también para otros muchos escenarios habituales. Si no juegas y tu uso de tu PC o portátil es modesto, seguramente un equipo con 8 GB de memoria pueda ser suficiente, pero si puedes permitírtelo ir a configuraciones con 16 GB puede darte margen de maniobra.

Zstation2

La cosa cambia en estaciones de trabajo y en equipos destinados a producción de contenidos, porque aquí es más importante la cantidad de memoria que su velocidad. Aunque no tengamos una memoria súper rápida, trabajar con edición de vídeo o con diseño, modelado y renderizardo 3D es un área en el que podría decirse que "el cielo es el límite".

Es en esos campos en los que cuanta más RAM, mejor, aunque aquí depende el tipo de trabajo que estemos realizando: los 'datasets' o conjuntos de datos con los que trabajan por ejemplo los diseñadores 3D pueden ser enormes, así que tener 32 o incluso 64 GB de RAM es ya no recomendable, sino necesario.

En edición de vídeo los requisitos bajan un poco, pero si queremos editar con fluidez vídeo 4K o incluso 8K de nuevo tener más memoria (no necesariamente más rápida) ayuda a que todo se mueva con fluidez. Lo mismo ocurre con otras herramientas creativas y de diseño como Photoshop, InDesign o Illustrator, que también reciben con los brazos abiertos toda la RAM que podamos darles.

Hay otros campos que hacen recomendable subir un peldaño y dar también ese salto a los 32 GB de RAM o incluso a cantidades mayores: quienes hacen uso intensivo de virtualización necesitan también mucha memoria RAM, y también es posible que dar ese salto no sea mala idea si eres desarrollador software.

Para el resto de escenarios, contar con 16 GB de RAM sigue siendo una excelente opción. Los 8 GB pueden quedarse cortos por ejemplo si solemos tener muchas pestañas abiertas en el navegador o si hacemos uso de la multitarea de forma intensiva, y es ahí donde esos 16 GB hacen que normalmente todo vaya muy fluido.

Evidentemente habrá usuarios que hagan aún un uso más intensivo del navegador o de aplicaciones en multitarea: si notáis parones y retrasos al ir trabajando en vuestro día a día tendréis un síntoma importante de que quizás aumentar la cantidad de memoria RAM en vuestro PC no es mala idea. Y teniendo en cuenta que suele haber muchas buenas ofertas en este tipo de componentes, no está de más invertir en ese apartado.

Temas
Inicio