'Super Crooks': la nueva sátira superheroica de Mark Millar para Netflix brilla a la altura de 'The Boys' o 'Kick Ass'

'Super Crooks': la nueva sátira superheroica de Mark Millar para Netflix brilla a la altura de 'The Boys' o 'Kick Ass'
4 comentarios

Mark Millar lleva ya décadas reformulando mitos de la cultura pop -especialmente los superhéroes- buscándoles las cosquillas y planteándose sus límites. Lo ha hecho tanto desde dentro, con historias que han dado pie a nada menos que colosos del entretenimiento masivo como el guión de 'Civil War' en Marvel o la versión de los Vengadores que inspiró los del MCU (los Ultimates). Suya es también la historia alternativa 'Old Man Logan', que inspiró la última película sobre Lobezno.

Y también lo ha hecho desde fuera de los márgenes de la industria, decepcionado a menudo con la imposibilidad de manipular a su gusto a los personajes, lo que le llevó a la creación de Millarworld, una editorial que acabó comprando Netflix para que le surtiera de contenido. Fuera de las grandes editoriales, sus dos creaciones más populares puede que sean 'Kick-Ass' y 'Kingsman', a las que se suman comics (unos han inspirado películas, otros no) como 'Superior' o 'Wanted'.

En esa línea está 'Super Crooks', una idea que lleva años intentando ser adaptada. Millar publicó el cómic, dibujado en 2012 por Leinil Yu, con la clara idea de convertirlo en una película (sus tebeos lo posibilitan siempre, gracias a una narrativa fuertemente cinematográfica y sin experimentos que impidan la traducción a imágenes,). Fue un proyecto para Nacho Vigalondo en 2011, y en 2016 Waypoint Entertainment anunció que preparaba una serie. Finalmente, en 2017 pasó a las propiedades de Netflix tras la compra de Millarworld y se adaptó en formato anime como precuela del cómic.

La serie se centra en un supervillano de no muy altos vuelos, Johnny Bolt, que tiene la capacidad de controlar la electricidad. Cuando sale de la cárcel se reúne con sus compañeros, también villanos con poderes. Pronto la capacidad de todos ellos y unas cuantas adiciones se verán puestas a prueba en el golpe más ambicioso de sus vidas, que tendrá lugar en Japón.

Super Crooks: saltan chispas

El primer aspecto llamativo de 'Super Crooks' es su estética. Eminentemente anime, pero con los personalísimos rasgos de diseño y animación que le otorga Studio Bones, responsables de producciones tan peculiares y reconocibles como 'Soul Eater', 'Fullmetal Alchemist' o 'My Hero Academia'. El estilo elegante y exageradamente cool, influído por la estética occidental de los años sesenta y algo de la corriente city pop de los ochenta nipones, se manifiesta en los excelentes títulos de crédito y unas cuantas secuencias adicionales. El objetivo: convertir a este hatajo de supervillanos en un equipo admirable pese a su amoralidad.

Por supuesto, lo consigue: 'Super Crooks' no quiere, como 'The Boys', plantear una sátira del mundo supeheroico, ni de las profundas implicaciones que tiene que unos ideales dudosos y controlados por corporaciones penetren en la cultura pop. 'Super Crooks' es... esa cultura pop. Y mira por encima del hombro a sus contendientes sabiendo que lo único que se espera de ella es que enhebre una aventura frenética y bien montada para que pasemos un rato de despreocupada diversión con estos caraduras.

Y lo consigue, vaya que sí. Con tours de force tan memorables como el tercer episodio, que es íntegramente una persecución rodada absolutamente impecable. O el primero, que agarra los tópicos del descubrimiento de las hormonas y los superpoderes adolescentes estilo Marvel y le da un giro inesperado. Por desgracia, no siempre sale bien: en la segunda mitad de la serie hay giros y sorpresas que no funcionan con tanta finura, y quizás a 'Super Crooks' le habría convenido permanecer en todo momento fiel a sus pocos personajes iniciales, o al menos dispersar la atención desde el principio.

Aún así, y pese a estas disculpables caídas de ritmo, 'Super Crooks' es una estupenda serie de acción y comedia, de estética innovadora y llena de sorpresas. No alcanza los hallazgos y la visceralidad de otra serie de animación superheroica para adultos reciente, 'Invencible', pero está claro que conviene estar muy atentos a las propuestas de Millarworkld en Netflix. Después del paso en falso inicial que supuso 'Jupiter's Legacy', parece que hemos encontrado un tono y unos temas a los que agarrarnos.

Temas
Inicio