Compartir
Publicidad
'Predicador' era tan bestia y bruto como para llevarlo a la tele... hasta ahora
Cine y TV

'Predicador' era tan bestia y bruto como para llevarlo a la tele... hasta ahora

Publicidad
Publicidad

Aún recuerdo la primera vez que abrí un tomo de 'Predicador'. Ese primer volumen, editado en España por Norma en aquel entonces, me dejó estupefacto. Mi reacción iba desde el "¡¿pero qué coj... es esta blasfemada?!" y el "¡qué puñetera pasada!". Un cómic bruto, irreverente, con religión, sectas, ángeles y paletos tejanos incluídos. Garth Ennis al guión, Steve Dillon al dibujo y una serie sin la que no se entiende la época dorada de Vertigo.

Cuando hace poco se anunció que AMC había dado luz verde a la adaptación de 'Predicador' ('Preacher'), los que ya habíamos leído el cómic empezamos a rogar para que no hicieran una adaptación demasiado light o edulcorada. Esta noche, AMC nos dará su respuesta con la emisión del episodio piloto de una serie que hace menos de diez años era demasiado bruta incluso para cadenas como HBO.

'Predicador' marcó la dirección del "cómic para adultos"

Predicador

Se abusa mucho de la etiqueta de "para adultos". La ponemos a cualquier cosa con un mínimo de gamberrada e incluso violencia (asunto que también pasa en los dibujos animados y te miro a ti, 'Hora de Aventuras'), 'Predicador' se ganó a pulso la marca de "para lectores adultos" ("mature readers" en inglés) en la portada de cada uno de sus números.

El norirlandés Garth Ennis creó una historia protagonizada por Jesse Custer, un joven reverendo que ha perdido la fe. En esta situación de crisis será poseído por Genesis, un engendro fruto de una relación prohibida entre un ángel y un demonio cuyo poder podría rivalizar al de Dios. Custer se hace poseedor de la "Palabra de Dios" y decide buscar al Creador para hacerle responder por su abandono. A él se le unirá Tulip, ex del predicador y Cassidy un vampiro irlandés que ha tenido una vida de drogas, sexo y alcohol bastante épica.

Predicador Genesis

'Preacher' debutó en 1994 en Vertigo, el sello adulto de DC Comics y que ha traído a lo largo de sus primeros quince años de vida auténticas joyas, marcando la dirección del cómic para adultos dentro del mainstream americano. Los 90 fue una época en lo que mandaba lo extremo. Los superhéroes estaban hipermusculados, salvo excepciones sus historias eran un constante "¿y por qué no hacer esto?" y el nacimiento de Image recogía todo lo que era lamentable en ese mundillo y lo elevaba a la enésima potencia.

Vertigo era en aquel entonces ya no un oasis, sino un paraíso para hacer cosas con cabeza. Garth Ennis es uno de esos autores que se encuentran cómodos realizando auténticas barbaridades y encima las escribe bien y con mucho sentido. Su tándem con Steve Dillon demostró en 75 entregas (66 de la serie regular y el resto de miniseries y one shots) que en el cómic mainstream había sitio para otro tipo de obras.

La adaptación con la que no se atrevía nadie

Predicador Promo Alegoría del "development hell" de Preacher

Si bien 'Predicador' es una genialidad, es también algo no apto para "corazones sensibles": un "Papa" bulímico, un Dios que es un auténtico cabrón, un "mesías" oligofrénico por la endogamia resultante de preservar la sangre de Cristo, pedofilias, necrofilias y muchas parafilias (nombrad una y seguro que hay una viñeta en la que se practique), violencia extrema, de hecho uno de los coprotagonistas es un maltratador, a la que te despistas hay algo que te podría revolver el estómago...

Estos ingredientes hacen que sea un cómic que, en plena era de las adaptaciones de todo tipo, los estudios se lo piensen dos veces para dar luz verde. Y por eso hemos tardado tanto en ver a 'Predicador' en la pantalla. Ya en 1998 Ennis decidió vender los derechos a Electric Entertainment, con Rachel Talalay ('Tank Girl') a la dirección y el propio Ennis escribiendo un guión. A pesar de llamar a multitud de puertas, nadie quiso financiarla en EEUU: demasiado controvertida.

Algo más de suerte hubo en Reino Unido, de hecho en 2001 se anunció la luz verde para comenzar la preproducción gracias a una productora británica. Incluso se llegó a anunciar a James Marsden como Jesse Custer. El proyecto pronto volvería a ser desechado por falta de financiación... y en 2006 llegó HBO.

Si había una cadena que podía sacar adelante una adaptación de algo tan extremo como 'Predicador' era HBO. Mark Steven Johnson se encargó de escribir el piloto y la biblia de la primera temporada con la idea de trasladar cada número del cómic en una hora de televisión, algo con lo que tuvo diferencias con Ennis, que no quería que se hiciese una adaptación tan literal y que, además, tenía nuevas ideas para su personaje.

Sin embargo, cuando más encaminada parecía, con Johnson trabajando con Ennis en la serie, los nuevos ejecutivos de HBO decidieron cancelar el proyecto por controvertida. No sería la última vez que se verían frustrados los planes de adaptación: poco después llegaría el turno de una película dirigida por Sam Mendes que tampoco llegó a buen puerto.

El empeño personal de Seth Rogen

Preacher Slate 1

Si en 2013 AMC anunció que había adquirido los derechos para la adaptación de 'Predicador' fue por culpa de Seth Rogen y su pareja creativa Evan Goldberg, que llevaban años obsesionados con una adaptación del cómic de Ennis y Dillon. Los guionistas y cómicos no pararon durante años de hablar de las posibilidades de la historia, y Neal Moritz salió lo suficientemente convencido de una de estas conversaciones como para ponerse manos a la obra con este dúo y el beneplácito de AMC.

Garth Ennis sigue involucrado en el proyecto y, de hecho, está bastante contento con ello. Desde el principio proclamó que no era posible, ni aconsejable, una adaptación literal de 'Predicador' y trabajó desde el minuto uno revisando y proponiendo ideas para Sam Catlin, Rogen y Goldberg, los responsables de la serie.

Si hoy domingo 22 de mayo AMC estrena 'Preacher' con un encargo de diez episodios, es porque en esta última década la televisión ha cambiado mucho. Cada vez hay más oferta, más géneros y con 'The Walking Dead', entre otras, se ha comprobado que no hay por qué hacer todas las series para todos los públicos, sino que hay mucha gente preparada para contenidos más valientes, violentos y controvertidos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio