Publicidad

Disney+ adelanta el lanzamiento de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker': estas son las consecuencias de una decisión sin precedentes

Disney+ adelanta el lanzamiento de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker': estas son las consecuencias de una decisión sin precedentes
41 comentarios

Publicidad

Publicidad

El próximo 4 de mayo se celebra, como cada año, el día de 'Star Wars' Para celebrarlo, Disney+ recibe en su plataforma, dos meses antes de lo previsto, 'El ascenso de Skywalker', novena entrega de la saga troncal de la franquicia. Es decir, la que conforman la trilogía original, la trilogía de precuelas de los noventa y, finalmente, la reciente y discutida trilogía capitaneada por JJ Abrams y que nace de la voluntad de Disney, nueva propietaria de Lucasfilm, de resucitar la saga.

Se trata de un hecho insólito por dos razones. Primero, es la primera vez que una película de esta envergadura pasa casi directamente de las salas de cine al consumo en streaming por suscripción. El único paso intermedio ha sido una pequeña ventana de explotación de alquiler en VOD, en Movistar+. Mientras tanto, el DVD y el Blu-Ray, un mercado cada vez más comprimido y menos relevante, queda definitivamente a un lado: como los estrenos en salas de otros lanzamientos Disney, los formatos domésticos han ido retrasándose a causa de la pandemia. El inicialmente previsto del 22 de abril pasó al 4 de mayo, día de 'Star Wars', y luego se ha retrasado indefinidamente.

La segunda razón por la que esta situación es insólita es que, por descontado, nunca un estreno así, una de las películas más taquilleras del año (séptima en el box-office internacional con poco más de mil millones de dólares de recaudación), tenía que afrontar su vida doméstica enmedio de una pandemia. Es decir, con un elevado porcentaje de la población mundial encerrada en sus casas.

Pero... ¿es la pandemia la que ha llevado a esta decisión por las dificultades que está imponiendo en la industria cinematográfica y que está obligando, por ejemplo, a retrasar estrenos -empezando por los de la propia Disney-? ¿O, por el contrario, es una maniobra de Disney, precisamente, para aprovechar las circunstancias de cuarentena que rodean a la pandemia y dar un empujón extra a su plataforma Disney+?

Necesidad o estrategia

Sea un experimento comercial o una decisión obligada por las circunstancias, hay un matiz que está claro: solo Disney puede permitírselo. Es la primera vez en la historia del entretenimiento que una empresa tiene a su disposición absolutamente todos los eslabones de la cadena de producción y distribución de una película. Es decir, producción, distribución en salas y distribución doméstica.

Es la primera vez en la historia del entretenimiento que una empresa tiene a su disposición absolutamente todos los eslabones de la cadena de producción y distribución

Netfix, por ejemplo, ha intentado tomar al asalto alguno de esos eslabones después de controlar uno de ellos. Pero sus esfuerzos de producción y distribución fuera de su propia plataforma de películas como 'Roma' o 'El irlandés' no se perciben, como contamos con motivo del estreno de la plícula de Scorsese, como una necesidad de cubrir todos los pasos de la vida de la película. Más bien se trata de un peaje necesario (el estreno en salas) para conseguir un bien mayor, por razones más propagandísticas que de genuino interés en cubrir todos los pasos del negocio (en ese caso, el estreno en salas es necesario para conseguir la nominación al Oscar).

El caso de Disney es distinto porque Disney es, ante todo, una productora, con todas las ramificaciones que se quieran. Disney produce películas, es decir, controla el mismo germen del producto, y a partir de ahí sus tentáculos se extienden hasta, literalmente, entrar con una plataforma propia -sin depender de una distribuidora: ahora Disney es la propia empresa que controla el canal de distribución- en casa del espectador. Internet permite saltarse el último intermediario, el comercio minorista que hasta hace poco se interponía entre el producto físico destinado al mercado doméstico y el espectador que compraba el VHS, DVD o Blu-Ray.

Un calendario lleno de dudas

Cabe preguntarse si este fenómeno puede producirse en otras películas de Disney. La respuesta inmediata es que no: sencillamente, el tamaño y la envergadura comercial de 'El ascenso de Skywalker' no tiene comparación con ninguna otra película reciente de la compañía, salvo 'Vengadores: Endgame', que ha cumplido su ciclo habitual de estrenos un año después de su lanzamiento original y que ahora es, como estaba previsto, uno de los buques insignia de Disney+.

Hay otro caso previo: 'Onward', que el coronavirus obligó a estrenar apresuradamente en Disney+ (solo en Estados Unidos), saltándose toda la explotación en DVD y Blu-Ray. Y aunque no hay cifras concretas acerca de cuánto perdió Disney prescindiendo de esa ventana, sí que se calcula que una película que se esperaba que arrojara resultados de taquilla decepcionantes vio revalorizada su difusión gracias al empuje de Disney+ de forma tan inmediata, aprovechando la promoción efectuada para el recientísimo estreno en salas.

artemis Artemis Fowl

Pero como otras productoras obligadas por las circunstancias, la compañía ha decidido pasar alguno de sus futuros estrenos a terreno estrictamente digital. Hablamos de 'Artemis Fowl', una película que lleva, bajo distintas formas, décadas en desarrollo, y que ha acabado renunciando a su fecha prevista del 29 de mayo para pasar al 12 de junio, directamente en Disney+. El resto de las películas han sido provisionalmente retrasadas meses o incluso más tiempo, y posiblemente sufrirán nuevos retrasos. Por ejemplo, 'Mulan' era una esperanza de Disney para el mercado chino: su fecha original del 27 de marzo pasó al 24 de julio. Pero lo más probable es que veamos cómo Mulan se retrasa de nuevo, salvo que Disney esté dispuesta a asumir pérdidas.

Y muchas más: 'Viuda Negra' el 6 de noviembre (originarimente, el 1 de mayo); 'Soul' el 20 de noviemebre (originariamente, el 19 de junio); 'Free Guy', de Fox, el 11 de diciembre (originariamente, el 3 de julio)... la lista es inabarcable, y en el caso de las películas de Marvel, un retraso obliga a que todo lo que viene detrás se mueva también. Incluso entre compañías: Sony ha anunciado que retrasaba su tercera película de Spider-Man, y eso ha hecho que 'Doctor Strange in the Multiverse of Madness' retrase su fecha de estreno.

De momento la situación parece lo suficientemente inestable, y el calendario de estrenos un auténtico castillo de naipes, como para que Disney considere repetir el experimento. Pero lo cierto es que las previsiones para el mercado doméstico, con ventas que caen en picado desde hace más de una década, puede que lleven a la compañía a replantearse la jugada, sobre todo ahora que tiene una plataforma tan extendida como Disney+.

Pero, ¿es rentable?

Recordemos que con esta jugada, la llegada de 'El ascenso de Skywalker' a Disney+ se ha adelantado sobre lo previsto. Se esperaba que estuviera en la plataforma, si seguía los tiempos tradicionales, en torno a julio, ya que siete meses son las ventanas habituales de explotación. Es decir, se ha renunciado a unas cuantas semanas de ingresos, con una franquicia además que tiene un mercado fan muy notable, que adquiere la película nada más salir al mercado doméstico y que quizás si está en Disney+ decidan no comprar el DVD o Blu-Ray.

skywalker

Pero es que además, los ingresos de 'El ascenso de Skywalker' no han sido tan holgados como los de otras películas de la saga: si recaudó mil millones de dólares, eso puede suponer aproximadamente la mitad de beneficios netos para Disney. Se calcula que al presupuesto de producción de 275 millones de dólares se puede sumar una cantidad de más de cien millones de gastos en marketing, es decir, que hay un colchon de cien millones de beneficio. Pero... ¿es realmente tan potente la película como para hacer que lluevan nuevos suscriptores a Disney+ -como posiblemente sí ha sucedido con 'Onward'-? Teniendo en cuenta la floja recepción crítica y la decepción generalizada de los fans, parece dudoso.

De lo cual podemos deducir que los beneficios que Disney va a sacar con este estreno anticipado en su plataforma de streaming son más bien ajustados, y que lo ha hecho obligada por las circunstancias del inevitable retraso del lanzamiento en Blu-Ray y DVD. Si se encuentra con una avalancha de nuevas suscripciones a su plataforma de streaming, parece obvio pensar que repetirán en un futuro con otro gran lanzamiento. Pero... ¿hasta qué punto es un riesgo que querrán correr?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios