La crítica de cine ya no le importa a nadie: 'Morbius' ha arrasado en taquilla pese a las malas reseñas

La crítica de cine ya no le importa a nadie: 'Morbius' ha arrasado en taquilla pese a las malas reseñas
55 comentarios

Las cifras cantan: 'Morbius' ha recaudado en su primer fin de semana 84 millones de dólares, recuperando en su totalidad el presupuesto del que partió: 75 millones. Esta cifra se reparte en 39,1 millones de dólares en Estados Unidos y 44,9 millones más en otros 62 mercados, entre ellos España, donde ha quedado en segunda posición en el ranking de fin de semana frente a 'Sonic 2'.

Son cifras espectaculares que contrastan con lo mal que la crítica ha tratado a la película. Un 17% en Rotten Tomatoes y un 36% en Metacritic dejan claro que no ha sido del gusto de los profesionales del análisis, que han destacado (para mal) su galimatías argumental, la escasa calidad de sus efectos y su poca originalidad. Nada de ello ha hecho mella en un éxito que, ante todo, nos sirve para sacar una serie de conclusiones.

Primera conclusión: la crítica ya no tiene poder prescriptor. Es la más clara y directa. Películas que no gustan a la crítica y son éxitos de taquilla (o viceversa), han existido siempre, y de ahí se ha ganado la profesión desde siempre su fama de desconexión total con los auténticos gustos del público. Puede aducirse que la crítica no está precisamente para eso, pero es cierto que, sin ir más lejos, las últimas polémicas entre Scorsese y el cine de superhéroes no son más que prolongaciones de una discusión tan vieja como el propio cine.

Pero lo cierto es que ya no se trata de que la cinefilia seria viva en una burbuja de festivales y películas asiáticas que la masa que acude a las multisalas directamente ignora que existen. Es que 'Morbius' fue criticada por los propios fans de los blockbusters, y que adoran las películas de Marvel. Y ni siquiera ellos han impedido que 'Morbius' se convierta en un éxito. Hay un público no-fan que no necesita hacer vídeos de reacciones con cada teaser de DC, que no acude disfrazado a los estrenos y que no tiene un podcast tri-semanal sobre los últimos intríngulis del multiverso, y que sin embargo convierte las películas en éxitos, independientemente de lo que diga la intelligentsia de la crítica... o del fandom.

Segunda conclusión: quizás 75 millones no es tanto. Porque las previsiones eran mucho más elevadas, sobre todo pesos 36 millones en los que se quedo en Estados Unidos. Los motivos que esgrimen algunos analistas: además de las malas críticas, un partido de baloncesto muy atractivo el sábado por North Carolina y los Duke Blue Devils pudo retener en casa a parte del público potencial. Las previsiones para 'Morbius' estaban en torno a los 50 millones de dólares, a los que no llegó.

¿Por qué 50 millones de dólares? Ese cálculo se hizo en base a expectativas optimistas por lo bien que habían funcionado tres éxitos recientes de Sony: 'Spider-Man: No Way Home', la secuela de 'Venom' y la inesperadamente competente (y exitosa) 'Uncharted'. También una muy notable recaudación de 5'7 millones de dólares en el preestreno del jueves hizo pensar en un arranque aún mejor.

Tercera conclusión: Marvel sigue siendo infalible, hasta que deje de serlo. Si algo demuestra 'Morbius' es que, aún sin pertenecer al MCU, el reclamo de Marvel en general y de Spider-Man en particular funciona a las mil maravillas. Aunque después de 'Venom' y secuela (recordemos: recibidas de forma dispar por la crítica, pero arrolladores éxitos de taquilla) ningún espectador esperaría encontrarse demasiadas referencias directas al Spider-verso (y aún así, las hay más explícitas que en las películas de Tom Hardy), el gancho sigue siendo muy certero.

¿Cuánto durará esta racha? Podemos predecir éxitos de taquilla para todos los próximos estrenos del MCU, alguno de ellos con indiscutible poder de convocatoria, como la secuela de 'Doctor Extraño'. Si en algún momento hay algún fracaso de taquilla, posiblemente proceda del Spider-verso de Sony, aunque es pronto para pronosticar si ese hipotético descalabro generaría un efecto dominó que hiciera temblar a la franquicia más sólida del cine actual.

Cuarta conclusión: Tenemos Spider-verso para rato. Para principios del año que viene tenemos película de Kraven el Cazador, otro enemigo clásico de Spider-Man, de cuya plasmación en pantalla aún no se sabe nada. Con los enrevesados contratos que unen a Disney y Sony y que impiden a ésta, dueña del Spider-verso, usar al Trepamuros de Tom Holland, vemos más posible una película de enemigos del personaje unidos en una especie de Escuadrón Suicida o al estilo de los Thunderbolts de Marvel, pero solo con personajes del Spider-verso. ¿Descabellado? Puede ser, pero los primeros mimbres ya se están tejiendo, y la taquilla es demasiado jugosa como para no seguir explotando todo lo explotable.

Temas
Inicio