Cinesa te va a dejar jugar al 'FIFA' en sus pantallas gigantes por 250€ (porque del cine ya no se puede vivir)

Cinesa te va a dejar jugar al 'FIFA' en sus pantallas gigantes por 250€ (porque del cine ya no se puede vivir)
53 comentarios

La taquilla española se va recuperando de la crisis pandémica, pero no es suficiente porque las cifras no son espectaculares y abundan los baches y las caídas súbitas. Cinesa, una de las cadenas de cines más extendidas de España (500 salas repartidas en 40 cines), sigue dándole vueltas al negocio, y ahora propone un nuevo acercamiento a la experiencia de la pantalla grande: alquiler a particulares para usarla como pantalla de videoconsola. El 'Call of Duty' (muy) a lo grande.

La taquilla no espabila. En teoría, 2022 iba a suponer el regreso a la normalidad de tantos negocios que se detuvieron durante la pandemia. Según las cifras, la mejora con respecto a 2021 ha sido, en términos globales, obvia y notable: las recaudaciones hablan, desde enero, de una mejora total de un 261%. La trayectoria, sin embargo, parece haberse detenido, y el pasado mes de septiembre se dio, confirmando la tendencia decreciente que comenzó en mayo, el primer mes con evolución negativa: un millón de espectadores menos que en septiembre de 2021

En octubre la cosa no mejoró, y eso que se contaba con el refuerzo de la siempre exitosa Fiesta del Cine. Aunque comparado con septiembre la situación no ha presentado signos tan negativos, ha continuado el descenso con respecto al año pasado: la caída fue del 12,26% comparando septiembre con su análogo 2021 y entre los dos octubres, un descenso del 6,07%. Este mes, las películas más taquilleras fueron 'Smile', 'Black Adam' y la nueva 'Tadeo Jones', aún en el top aunque se estrenó en septiembre.

Videojuegos en pantallón. Continuando con su estrategia de alquilar las salas a particulares y empresas para experiencias que van más allá de la mera proyección de películas, Cinesa anuncia que sus salas están ya disponibles para que las pantallas soporten videojuegos. Solo hay que llevar a uno cualquiera de sus cines, tras contratar el servicio, la consola o equipo necesarios.

Cinesa ha preparado varias opciones con distintos precios: Cinesa Pack Gaming, que permite jugar 2'5 horas para 20 personas y sus correspondientes 20 menús y se puede contratar de lunes a jueves. Cinesa también ofrece el Cinesa Pack Gaming Deluxe por 25 euros más, solo está disponible en tres cines en todo el territorio nacional (Equinoccio y La Moraleja de Madrid y Bonaire de Valencia), pero la compañía no especifica en qué consiste la mejora.

Cinesa diversifica. No es la primera vez que Cinesa anuncia que alquila sus salas para actividades ajenas a la proyección tradicional de películas. En 2020, en plena pandemia y apenas unas semanas antes de la declaración del segundo estado de alarma, la esperadísima 'Sin tiempo para morir', la última película de Daniel Craig como James Bond, volvía a retrasarse. Como respuesta, Cinesa anunciaba que reducía los precios a través de unas unas tarjetas multientrada y abonos con promociones especiales.

Pero además, Cinesa abría la posibilidad de reservar salas, una variación de una oferta para empresas ya existente que, ampliado a particulares, permitía comprar paquetes de entradas, reservar salas para celebraciones (¡pedidas de mano!) o reuniones, proyectar películas del catálogo de Cinesa y ofrecía menús en el bar del cine hasta para 20 personas, un máximo condicionado por las restricciones de la pandemia. El precio entonces era de 250 euros para salas normales y 275 para salas LUXE, y supuso un claro precedente para esta ampliación de las pantallas a los videojuegos.

Se rasca de donde se puede. Estas estrategias de Cinesa son una más de las  maniobras que las salas españolas están tomando para conseguir beneficios más allá de las propias entradas de cine. A principios de este año, por ejemplo, fue polémica la prohibición a los espectadores en los cines de la cadena Yelmo de acudir a las salas con sus propios alimentos y bebidas. Esta prohibición sin base legal ha llevado a algunas denuncias por comportamiento abusivo y, sobre todo, demuestra hasta donde están dispuestas a llegar algunas salas para no perder ni un céntimo de ingresos.

Temas
Inicio