Auge y caída de Blockbuster: de ser la mayor cadena de videoclubs del mundo a convertirse en un meme

Auge y caída de Blockbuster: de ser la mayor cadena de videoclubs del mundo a convertirse en un meme
12 comentarios

Todo aquel aficionado al cine (o mero consumidor ocasional de películas en la era pre-streaming) que viviera los tiempos del VHS, o incluso los primeros años del DVD, conoce Blockbuster. Se trata de la cadena de videoclubs más grande y exitosa del mundo, que reinó en los años noventa, aunque su sombra se extendió hasta principios de esta misma década. Llegó a tener más de nueve mil tiendas en todo el mundo y a emplear a más de ochenta mil personas.

Esta es la historia de cómo nació y creció hasta convertirse en una multinacional. Y cómo su categoría de establecimiento mítico ha hecho que ni siquiera ahora, cuando los formatos físicos de reproducción de entretenimiento son propios de nostálgicos, aún sigue dando coletazos gracias a las estrafalarias acciones de Reddit. Viajemos en el Delorean de Xataka hasta 1985, año en el que el fundador de la compañía, David Cook, abre su primera tienda.

La era triunfal de Blockbuster

Después de un tiempo trabajando en una tienda de ordenadores, Cook decidió abrir su primera tienda de alquiler de vídeos en Dallas. Aprovechando su experiencia informatizó todo el catálogo de cintas que tenía, unos 8.000 VHS que superaban con mucho a sus más caseros y domésticos competidores, que a menudo se movían en torno a las doscientas o trescientas cintas. Cook supo detectar el valor añadido de tener un buen fondo de catálogo: en 1985, eso abarcaba un elevadísimo porcentaje de las películas editadas en cinta. En solo un año, Blockbuster había abierto tres locales más.

En 1987, Blockbuster daría el primer paso para convertirse en el monstruo multinacional que sería pocos años después. Cook vendió la compañía a un trío de inversores entre los que se encontraba Wayne Huizenga, fundador de Management Inc. Les costó 18,5 millones de dólares, y el fundador abandonó la empresa poco después.

Ese mismo año, Blockbuster ganó un juicio contra Nintendo que le permitiría alquilar videojuegos, lo que catapultaría el acceso a una generación de consumidores a quienes no les interesaba tanto el cine como nuevas formas interactivas de entretenimiento. La empresa se trasladó a Florida y en solo un año, ya era la cadena de videoclubs más importante de Estados Unidos, con 800 tiendas por todo el país.

Los siguientes pasos llevaron al crecimiento sostenido también en Europa. En 1992 Bluckbuster ya tenía 2800 tiendas en todo el mundo abriendo una cada 24 horas, lo que llamó la atención de multinacionales aún más poderosas que los tres inversores iniciales. En 1994, Viacom compró la cadena por 8.400 millones de dólares, poco después de haberse fusionado con Paramount Pictures.

Interludio dramático: el destino de Blockbuster se cruza con Netflix

1997. Un cliente llamado Reed Hastings tiene que pagar una multa por devolver tarde 'Apollo 13'. Clamando al cielo que nunca volvería a pasar hambre y/o a ser multado por Blockbuster (que reconocería que había ganado 800 millones de dólares en multas por devoluciones tardías en un año, el 16% de su beneficio), comienza a barruntar un servicio que daría la vuelta al mundo del alquiler de cintas.

netflix

Hastings llamaría Netflix a su invento, enviaría las cintas a casa de sus suscriptores a cambio de una cuota de suscripción y estos podrían tener las cintas todo el tiempo que quisieran. Blockbuster tuvo la posibilidad de comprar Netflix por 50 millones de dólares poco después, en el año 2000, y no lo hizo.

Fin del interludio dramático: la caída en picado

Aunque el negocio iba mejor que nunca (9000 tiendas en todo el mundo y casi 6.000 millones de dólares de beneficio en 2004), el principio del fin de la empresa lo marcaría su propia decisión de introducir cambios en el negocio para adaptarse a los tiempos. Dejaría de cobrar multas por devolver tarde las películas, lo que supondría 200 millones de dólares en pérdidas, e invertiría una gran cantidad de recursos en propuestas para competir con Netflix, como Blockbuster Online. También en 2004, Viacom vendería su participación en Blockbuster después de que la empresa saliera a bolsa.

Life After Late Fees
Anuncio del fin de las multas de Blockbuster

Entre 2005 y 2007 se suceden una serie de cambios turbulentos en la cúpula de Blockbuster, marcados por el imparable ascenso de Netflix y el consumo audiovisual en internet. La crisis de los formatos físicos afecta también a Blockbuster, que decide centrarse en las tiendas físicas. Es su forma de claudicar ante el éxito de Netflix (recordemos, aún un videoclub virtual) y el último y simbólico clavo en su ataúd. En septiembre de 2010, se declararía en bancarrota, con pérdidas de mil millones de dólares. Para entonces, era la única cadena de videoclubs que quedaba en Estados Unidos.

En 2011, Dish Network compraría Blockbuster por apenas 320 millones de dólares con la intención declarada de mantener solo 600 tiendas abiertas y, de nuevo, centrarse en el negocio online para competir con Netflix, planes que abandonaría solo un año después. En poco tiempo, cerraría las tiendas que quedaban salvo una.

ilustración
Ilustración de Ivart

El último Blockbuster y la resurrección como meme financiero

Cualquier tienda Blockbuster que deseara permanecer abierta podía hacerlo pagando la correspondiente tarifa a Dish y corriendo con los gastos, lo que llevó a que algunas aguantaran. En 2018 aún quedaban nueve en Estados Unidos, que fueron cerrando hasta que solo resistió una en Bend, Oregon. Se convirtió en símbolo de loss últimos días heroicos de los videoclubs, pero acabó claudicando: en 2020 apareció en Airbnb como propuesta para pasar noches temáticas de los noventa, y el COVID ha significado el último hachazo hasta para este singular enfoque del negocio.

En un simbólico e irónico guiño, cien por cien producto de los tiempos a la causa última que había significado su quiebra, Blockbuster dio un último y reciente coletazo gracias a Reddit. En enero de 2021, la compañía que actualmente posee la marca, BB Liquidating Inc. aumentó su valor un 6000%. Sus acciones se dispararon de valor un 774% en solo un día gracias a la acción coordinada de millones de usuarios del canal WallSteetBets, que hicieron que sus acciones pasaran de valer 0,0033 dólares a 0,20.

El Blockbuster de Bend, Oregon, antes de cerrar

Blockbuster fue la icónica elección que estos inversores no profesionales llevaron a cabo después de hacer una jugada similar con GameStop (que, por cierto, en su día había sido propiedad de Blockbuster) que obligó a la bolsa de Nueva York a detener hasta nueve veces la cotización de esta empresa. Gamestop cuadriplicó su valor en solo diez días. Por supuesto, la razón última de estas acciones es "por los loles", pero también había cierta nota reivindicativa detrás de estas acciones conjuntas, llevadas a cabo con aplicaciones como Robinhood.

La estrategia de Reddit (que llevó a resucitar las cotizaciones de empresas como Blackberry, la cadena de cines AMC o el mítico fabricante de caramelos Tootsie) iba en contra de las compañías que estaban siendo vampirizadas por inversores grandes que se habían posicionado en corto, es decir, apostando por su hundimiento. Pero la acción de Reddit obligaba a estos inversores-buitre a comprar acciones para compensar el cambio en la tendencia del mercado... lo que generaba aún más pérdidas para ellos.

Una nota final con tintes de justicia poética para una empresa que hoy es una zombificada sombra de lo que fue: millonario símbolo de una época y boyante actor de un negocio que acabaría liquidado por no saber adaptarse a los nuevos tiempos. Tiempos que aún son un enorme interrogante con la llegada del streaming, la crisis de las salas y el impacto de la pandemia. Malos tiempos para la nostalgia del videoclub.

Imagen de cabecera: Thomas Hawk

Temas
Inicio