Compartir
Publicidad
13 series de televisión por las que 2016 ha merecido la pena
Cine y TV

13 series de televisión por las que 2016 ha merecido la pena

Publicidad
Publicidad

Faltan apenas unos días para que 2016 llegue a su fin, por lo que es normal ir haciendo ya un balance de lo que nos ha deparado. Hoy el protagonista en Xataka va a ser la pequeña pantalla, ya que hemos realizado una encuesta para determinar cuáles han sido las mejores series de televisión que hemos podido ver durante este año.

Para elegirlas hemos consultado las opiniones de doce integrantes o colaboradores de Weblogs: Juan Luis Caviaro, María González, Adriana Izquierdo, P. Roberto Jiménez, Lorenzo Mejino, Andrés P. Mohorte, Antonio Ortiz, David Pastrana, Fernando Siles, Marina Such, Esther Miguel Trula y la mía, Mikel Zorrilla, y tres firmas invitadas, Alberto Nahum, responsable de Diamantes en Serie, Alberto Rey, autor de Asesino en serie para El Mundo, y Pere Solà Gimferrer, colaborador de La Vanguardia. Los resultados a continuación:

'The Americans'

Son ya cuatro las temporadas en las que los defensores de 'The Americans' la defendían a capa y espada como una de las mejores series en emisión, prestigio que no ha dejado de ir a más con el paso de los años. Alberto Nahum nos explica su elección de esta historia de una familia de espías rusos infiltrados en Estados Unidos durante la guerra fría:

"The Americans es un dilema moral andante. La serie de la FX consigue un equilibrio fascinante entre el drama familiar y el cine de espías donde, además, nos hace simpatizar con el enemigo, es decir, con los soviéticos. Esto convierte a los Jennings en héroes trágicos, pues desde el inicio de la serie sabemos que su Titanic se hundió estrepitosamente.

Lecciones de historia política reciente y un diabólico juego de apariencias donde no queda claro quién es el ratón y quién el gato. Personajes al borde del abismo y una trama capaz de convertir en creíble el más-difícil-todavía."

'The People v. O. J. Simpson: American Crime Story'

La nueva antología de Ryan Murphy llamaba la atención precisamente por ser él quien estaba detrás de la misma, pero también suscitaba no pocas dudas por su marcada tendencia al exceso. Marina Such, de ¡Vaya Tele!, nos explica los motivos por los que estamos ante una serie imprescindible:

"¿Quién iba a pensar que el juicio de O.J. Simpson por el asesinato de su ex mujer, Nicole, y Ron Goldman podía dar tanto juego veinte años después? Le extrae todo el jugo posible encuadrándolo en el contexto de la volátil situación racial de la ciudad de Los Ángeles, de las malas relaciones entre su departamento de policía y la comunidad negra y del sexismo que sufrió, sobre todo, Marcia Clark, la fiscal del caso, que acaba siendo la gran reivindicada de la serie.

El retrato que hace de ella Sarah Paulson destaca enormemente en medio de un reparto lleno de pesos pesados y que brilla también a gran altura. Es una temporada sumamente entretenida e interesante que, además, ayuda a que comprendamos por qué el veredicto del caso fue el que fue."

'Juego de Tronos'

Todo un fenómeno televisivo que además también tiene contenta a la crítica. Ya podemos ir preparándonos para que más de nuestros personajes favoritos mueran, una de las señas de identidad de la serie estrella de HBO, pero, por ahora, Alberto Rey nos comenta qué motivó exactamente su elección de la sexta temporada entre las mejores series de 2016:

"Ha necesitado unas cuantas temporadas para ser la gran serie que debe ser. No sólo grande de tamaño, sino de ambiciones y resultados. Poder desarrollarse sin depender ya de los libros de George R. R. Martin le ha permitido volar libre por fin. Grande y libre, sí."

'The Night Of'

En esta producción de HBO todo gira alrededor de la investigación de un asesinato que apunta al joven pakistaní que despertó al lado del cadáver y dice no recordar nada. Apenas fueron necesarios ocho episodios para convertirla en una de las series del año, tal y como nos explica Juan Luis Caviaro, de Blogdecine:

"El mismo año que hemos visto la sobreactuada recreación del caso de O.J. Simpson, nos llega este sólido y veraz thriller que mantiene la tensión hasta el último minuto. Es un remake estadounidense de la miniserie inglesa 'Criminal Justice'; se amplían las posibilidades de su historia y se envuelve en una estética fascinante.

Su gran reparto también aporta matices únicos y entristece pensar que éste iba a ser el gran regreso de James Gandolfini pero John Turturro está pletórico; su monólogo en el capítulo final merece todos los premios posibles. Sin duda, estamos ante un futuro clásico en el ilustre catálogo de HBO."

'Westworld'

Seguramente la obra audiovisual más ambiciosa hasta la fecha a la hora de abordar la idea de que las máquinas tengan capacidad de decidir lo que quieren -aunque, como es lógico, bebe de una gran cantidad de fuentes-. Fernando Siles, colaborador de Xataka, nos habla sobre su elección.

"Un brillante ensayo sobre la consciencia, el libre albedrío y la humanidad con formato de western, un reparto de auténtico lujo (que además, en muchos casos, dan la interpretación de sus vidas) y una producción que le saca brillo a cada dólar puesto por la HBO. Había algunos gurús pronosticando que Netflix iba a enterrar a HBO. Animalicos."

'Person of Interest'

Una propuesta que empezó como una serie procedimental más o menos al uso, un elemento que nunca abandonó del todo, para luego plantear una serie de apasionantes dilemas tecnológicos que llegaron a su fin este mismo año con un cierre que dejó bastante satisfechos a sus seguidores, tal y como señala David Pastrana, de ¡Vaya Tele!::

"Person of interest es ciencia ficción, pero casi no lo parece. La mayor heredera de 'Terminator' en televisión plantea un conflicto realista y muy en consonancia con los avances más recientes de la tecnología y las polémicas de espionaje; un presente distópico que, por lo que a nosotros respecta, bien podría ser real.

Como cualquier buena serie de su género, el componente emocional ha sido lo que la ha hecho destacar, sobre todo en una última temporada en la que todos sus personajes, humanos y máquinas, se han despedido con un último acto heroico. Una lucha entre el bien y el mal que ni siquiera 'Perdidos' había planteado de forma tan tangible."

'BoJack Horseman' (E.M. Trula)

¿Qué es de los actores que protagonizan una serie de televisión de éxito cuando desaparecen de escena? Esa es sólo una de las muchas preguntas a las que responde 'BoJack Horseman', la ficción de animación mejor valorada de Netflix. Esther Miguel Trula, de Magnet, nos habla sobre una serie que es mucho más de lo que parece:

"No necesitábamos llegar al ya antológico episodio mudo de BoJack Horseman para saber que estábamos ante una de las series más interesantes de los últimos años. La vida después de la fama, la desesperación de los más acomodados ante las señales de un fracaso en su realización personal.

Y, finalmente, las 50 dimensiones del autodesprecio. No todas las comedias logran que se mantenga la suspensión de credibilidad, y parecía aún más difícil en un mundo donde los caballos hablan (y los delfines hacen twerking, y los pingüinos son fracasados editores, y mil ideas más como esas), pero triunfa la excelente habilidad de sus creadores para engarzar las situaciones de una tropa de mezquinos personajes mucho más cercanos a nuestro reflejo de lo que nos gustaría admitir."

'Stranger Things'

El gran éxito de Netflix de este pasado verano unía a Stephen King con Steven Spielberg y echaba mano de la nostalgia por el cine de los años 80 para dar forma a una de las series más comentadas de este verano. Andrés P. Mohorte, de Magnet, hos habla sobre ella:

"En el eterno revival-nostálgico al que estamos abocados, Stranger Things irrumpió este verano con la fuerza viral de Netflix y el reclamo incandescente de las aventuras juveniles de antaño. La serie era un catch-all definitivo, un disparo a todos los targets posibles: el amor de madre de Wynona Ryder, desesperado; las aventuras policíacas y malditas del sheriff del condado.

Las conspiraciones gubernamentales a gran escala tan del agrado de los '80; el amor romántico post-adolescente; y el misterio alienígena, la mitología friki. Mezclado, no agitado. Boom, el resultado fue magnífico."

'Girls'

Las alabanzas fueron constantes hacia la serie creada por Lena Dunham durante sus inicios, pero daba la sensación de que el entusiasmo hacia este retrato de un grupo de amigas de Nueva York iba a menos según pasaban las temporadas. Pere Solà Gimferrer nos explica qué ha sucedido para revertirlo:

"Lena Dunham tiene una voz muy especial pero Girls siempre había sido una serie muy apreciable pero bastante irregular. Las grandes ideas de Dunham solían quedarse atrancadas en su propio egocentrismo y arcos de personaje entre la genialidad y el olvido.

¿Pero quién podía imaginar que este torbellino de personalidad lograría la perfección? Puede que no sepamos el objetivo final de las chicas del título pero algo sí está claro: cada episodio de la quinta temporada, tenga la temática que tenga, es un trocito de verdad y también una obra de arte."

'The Girlfriend Experience'

La película homónima de Steven Soderbergh no parecía a priori el material ideal para una serie, pero este retrato de Christine, una joven y atractiva estudiante de derecho que, para obtener un dinero extra, decide hacerse escort de lujo. Nos habla sobre ella Adriana Izquierdo, de ¡Vaya Tele!:

"The Girlfriend Experience tiene uno de los personajes más originales, atrevidos y magnéticos del año. Christine, la protagonista, y el corte estético de la narración están al borde de cruzar la línea y expulsar al espectador, pero lo que consigue es hipnotizar y fascinar.

Riley Keough, actriz que interpreta a Christine, lo es todo en esta serie con su indescifrable rictus. Cuanto más sabemos de ella, cuanto más la vemos seducir, complacer y manipular más nos preguntamos cuánto hay de auténtico, cuánto de maquinal y cuánto de interes en sus acciones."

'Regular Show'

Cuesta creerlo, pero las propuestas animadas siguen siendo vistas con recelo -algunos seguro que desconfían de la elección previa de 'BoJack Horseman'- por muchos pese al alto nivel de muchas series durante los últimos años. P. Roberto Jiménez, jefe editorial de Weblogs, nos comenta los motivos para que 'Regular Show' sea nuestra primera mención especial:

"La nostalgia 80s se ha convertido en el motor de los tiempos, no hace falta poner ejemplos porque es el pan nuestro de cada yo fui a EGB. Y eso ha permitido muchos desmanes en su honor, pero también algunas obras únicas, capaces de ir dirigidas a los espectadores que en aquellos años sólo eran niños, pero a la vez tratar de convencer/divertir/fantasear al resto fuera de esa horquilla.

En animación, pocos lo han conseguido como 'Regular Show', un chorro continuo de referencias-viejunas-que-molan para convencer a la vez a los niños de hoy y a los del ayer.

Si el vicio por las recreativas, el descubrimiento de la cómida rápida, el cine de John Hughes, Stephen King, perder el sueño por ver maratones de películas, hacerse adulto y el Breakfast Club pueden unirse con los videos virales de gatitos, alguien tenía que hacerlo. La mejor comedia coral de animación posible."

'Signal'

A veces puede dar la sensación de que sólo se hacen series que merecen la pena en Estados Unidos y Reino Unido, pero hay propuestas muy apetecibles para aquellos dispuestos a adentrarse en las ficciones de otros países. Lorenzo Mejino, colaborador de Xataka y autor de Series para Gourmets, nos habla de una la producción coreana 'Signal':

"Con un piloto impresionante, de los que nos dejan alucinados con una serie de giros y sorpresas completamente inesperadas, pero sin perder la coherencia argumental en ningún momento y solo tenemos que dejarnos llevar por el laberinto temporal que nos plantea uno de los mejores guiones que he visto en mi vida."

'BrainDead'

Esta historia de unas criaturas alienígenas que se han comido un parte importante del cerebro de algunos políticos norteamericanos como primer paso para dominar nuestro planeta puede desconcertar de entrada, pero a continuación yo, Mikel Zorrilla, os explico los motivos para ser nuestra última mención especial:

"Mezclar política, ciencia-ficción, drama, humor y muchas cosas más suena muy apetecible, pero 'BrainDead' es una de esas series difíciles de vender porque hay que verla para entender realmente qué es lo hace que funcione.

Sí, puedes decir que seguramente tienes los mejores Previously on de todos los tiempos y que sus actores lo bordan, pero es su chocante argumento y la impecable forma de desarrollarlo lo que la convierten en imprescindible para cualquier amante de las series de televisión. Lástima que se vaya a quedar como una joya aislada."

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio