Windows 11 para ARM: qué es, en qué se diferencia y a quién va dirigido

Windows 11 para ARM: qué es, en qué se diferencia y a quién va dirigido
2 Comentarios

Vamos a explicarte de la manera más sencilla posible qué es exactamente Windows 11 para ARM, para que puedas diferenciarlo del Windows 11 convencional. Esto requerirá hablar de tipos de procesador, algo que vamos a intentar hacer sin demasiados tecnicismos y de una manera simplificada para que todos puedan entenderlo.

Vamos a empezar explicando qué es exactamente Windows para ARM, una explicación con la que también sabrás de dónde viene, para qué viene, y cuáles son las diferencias. Luego, te diremos a quién va dirigido para que sepas si te interesa.

Qué es Windows 11 para ARM

Windows 11 para ARM es una versión de Windows 11 diseñada específicamente para procesadores ARM. Por lo tanto, para poder entender este sistema operativo primero tendremos que saber lo que son exactamente los procesadores ARM.

Cuando te compras un ordenador, lo normal es que este tenga un procesador Intel o AMD x86/x64, que son los procesadores clásicos con arquitectura de 32 o 64 bits. Estas son CPUs diseñadas para la potencia bruta, muy complejas y que también consumen bastante electricidad. Es por eso que suelen utilizarse sobre todo para ordenadores y portátiles.

Y luego tienes los procesadores ARM, procesadores con muy poco consumo que suelen utilizarse para teléfonos móviles o tabletas, y que no son tan complejos y generalmente tampoco tan potentes como los convencionales.

Hasta hace pocos años, estos procesadores ARM han estado siempre ocupando el asiento de atrás, pasando bastante más desapercibidos. Pero recientemente, tanto el crecimiento de dispositivos como Arduino y Raspberry Pi han hecho que cada vez sean más populares y utilizados por la comunidad de creadores, y la evolución de los smartphones ha hecho que cada vez sean más potentes.

Este aumento en su popularidad ha hecho que cada vez haya más dispositivos que apuesten por los procesadores ARM, e incluso hay tabletas que los usan y que buscan realmente ser completos ordenadores portátiles que se caractericen por su ligereza y por la gran autonomía que ofrecen debido a su menor consumo.

En este contexto, antes de permitir que otros sistemas operativos como las distribuciones GNU/Linux se hagan con el sector, Microsoft también ha creado una versión de Windows preparada para funcionar con estos procesadores. El Windows 11 normal está pensado para funcionar en procesadores más potentes como los de portátiles y sobremesa, mientras que Windows 11 ARM está pensado en estos otros procesadores algo menos potentes, pero muy versátiles.

Con la existencia de este Windows, Microsoft también intenta ir comiéndole terreno a Apple, puesto que sus procesadores propios utilizan esta arquitectura ARM, y están dando muy buenos resultados. Tienen buena potencia y muy buena autonomía, y Microsoft quiere tener portátiles Windows capaces de competir.

A quién va dirigido Windows 11 para ARM

Windows 11 para ARM es la tercera versión de Windows lanzada por Microsoft para esta arquitectura de procesadores, sucesora de Windows RT (basado en Windows 8) y Windows 10 para ARM. Lo primero que debes saber es que está diseñado para funcionar en dispositivos con procesador ARM.

Concretamente, Windows 11 para ARM está diseñado para CPUs con arquitectura ARM de 64 bits. Actualmente, te lo vas a encontrar instalado en algunos dispositivos que ya están en el mercado, como la Surface Pro X de Microsoft, o los Samsung Galaxy Book Go, Acer Spin 7 o el HP Elite Folio.

Estos portátiles, tabletas y convertibles, le permiten al usuario experimentar Windows en dispositivos con unas enormes capacidades de autonomía, lo que quiere decir que las baterías duran mucho más que las de los portátiles convencionales con Windows. Además, los dispositivos son más finos, más ligeros y no se calientan tanto, aunque no tienen tanta potencia como otros portátiles.

Por lo general, cuando utilices uno de estos dispositivos vas a tener una experiencia casi idéntica al Windows 11 normal. Puede que notes que el rendimiento no es tan tan bueno en algunas tareas pesadas, pero por lo demás todo debería ser igual siempre y cuando uses apps adaptadas a procesadores ARM. El problema es que estas todavía no son muchas, aunque Microsoft ya trabaja en mejorar esto con un sistema de emulación.

De momento, Windows para ARM está dirigido únicamente para los fabricantes de dispositivos, y no es una versión que vayas a poder comprar en una tienda y descargar en tu ordenador. Esto puede cambiar en el futuro, pero de momento sólo lo puedes usar legalmente en el caso de comprar un dispositivo que lo tenga instalado de fábrica.

Windows 11 está pensado sobre todo para personas que necesiten portátiles ligeros y de gran autonomía, esas que se mueva mucho y para las que una buena batería es más importante que la potencia. Windows para ARM todavía no es un sistema operativo muy maduro ni que haya llegado con muchos dispositivos, está varios pasos por detrás de Apple en esto. Pero también puede ser un punto de partida para desarrolladores que quieran apostar por él.

Temas
Inicio
Inicio