Tope de gas: qué es, por qué pagas una compensación y cómo se calcula

Tope de gas: qué es, por qué pagas una compensación y cómo se calcula
17 Comentarios

Vamos a intentar explicarte de una manera lo más sencilla posible qué es exactamente el tope de gas y por qué estás teniendo que pagar una compensación en tu factura eléctrica. También te diremos cómo se calcula esta compensación exactamente, para que puedas saber de dónde sale todo esto que al final estamos pagando todos.

Es un tema muy complejo que no siempre es fácil de entender, pero vamos a intentar darte todas las claves y el contexto para que entiendas de dónde viene todo esto. Empezaremos explicándote qué es el tope de gas, y luego la compensación. También te diremos cómo te afecta dependiendo del tipo de contrato que tengas para la luz de tu casa.

Qué es el tope del gas

Para entender qué es esto del tope del gas y por qué es importante, debes saber dos cosas diferentes. En primer lugar, debes saber que la electricidad que consumimos es producida de diferentes maneras, y una de ellas es el gas, a través de centrales térmicas. Por lo tanto, simplificándolo todo muchísimo, cuanto más alto es el precio del gas en el mercado, más cara es la electricidad, ya que parte de ella se produce por el gas.

En segundo lugar, está el contexto geopolítico del 2022. Rusia ha comenzado una guerra para invadir a Ucrania, y la Unión Europea se ha posicionado en favor del pueblo atacado. Una de las armas de Rusia está siendo utilizar el gas, cortando parte de su suministro a Europa y amenazando con hacerlo por completo, mientras que Europa intenta dejar de usar el gas ruso. Al final, esto repercute en el precio del mercado del gas al que las eléctricas acuden para producir electricidad.

Esto se debe a cómo está organizado el sistema de precios del mercado mayorista eléctrico, en el que el precio del último kWh necesario para casar oferta y demanda es el que decide el precio de la energía. Esto hace que cuando se recurre al gas, cuyo precio está subiendo mucho, el precio total de la factura de la luz se vea afectado.

Y la medida por la que se ha optado en España para intentar contener esta subida del precio de la luz ha sido la de establecer el tope de gas. Con esto, se establece que el gas que se utiliza para generar electricidad tenga un precio tope de 40 euros/MWh, aunque a partir del sexto mes el precio irá subiendo 5 euros al mes hasta llegar a un tope de 70 € MWh.

Esto quiere decir, por poner un ejemplo con cifras sencillas, que si un día el gas que se utiliza para generar electricidad tiene un precio de 60 euros/MWh, el precio máximo que las eléctricas pueden pagar es de 40 euros/MWh. No importa cuanto haya subido, el precio del gas es siempre fijo para producir electricidad, y eso hace que el precio total de la electricidad por la que nosotros pagamos se contenga, y sea beneficioso para nosotros aunque parezca que pagamos de más.

Qué es la compensación que nosotros pagamos

Pese a que el precio del gas haya sido fijado por arriba, las centrales térmicas que producen electricidad con él lo van a seguir comprando en los mercados internacionales a precio de mercado. Por lo tanto, a las productoras se las va a remunerar por la diferencia de precios entre lo que les cuesta producir la electricidad con gas y el precio topado que se ha impuesto.

Esta compensación es variable, ya que cuanto más alto sea el precio del gas o más gas sea necesario para producir electricidad cada día, mayor será la diferencia entre el coste y el precio al que lo venden. Por lo tanto, cuanto más caro es el gas y más gas se necesite, mayor será también la compensación que reciben las plantas productoras.

Esta compensación la vamos a pagar los consumidores de electricidad, y por eso, la compensación ha empezado a aparecer de una u otra manera en algunas facturas eléctricas, haciendo que estas también se encarezcan.

En teoría, con este método se promete que la luz nos sale más barata pagando la compensación que sin aplicar el tope de gas, aunque en la práctica nos estamos encontrando con unas compensaciones enormes en la factura que la están haciendo muy alta. Esta compensación, debería depender de lo que haya que compensar a cada eléctrica, y esto depende de lo que le cueste producir electricidad recurriendo al gas en cada hora del día.

Cómo se calcula la compensación

El precio de la luz tiene un precio diferente cada hora, y por lo tanto, la compensación también va variando a cada hora del día. La manera de calcularlo es saber del precio de cada hora qué porcentaje de electricidad ha sido producida por gas, y el precio que han pagado las eléctricas por este gas.

Luego, se suman las compensaciones de cada día y al final del mes se dividen entre los usuarios de la red eléctrica. Por lo tanto, lo importante es saber que el precio es variable hora a hora. Tanto los precios de cada día y hora como la proporción de electricidad generada por los distintos tipos de fuentes de energía están en la web de la Red Eléctrica.

Cómo te afecta en PVPC o mercado libre

Como hemos dicho, la compensación por el tope de gas se reparte entre todos los usuarios de la red eléctrica, excepto los contratos con un precio fijo anteriores al 26 de abril de 2022, ya que al tener un precio fijo tampoco se ven beneficiados por los cambios que aplica la medida del tope.

Por lo tanto, vas a pagar el extra por la compensación del tope de gas si tienes contratada la electricidad con una tarifa regulada o eres cliente PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). También la pagarás si tienes un contrato de precio fijo que se renovó después del 26 de abril del 2022.

Si tienes contratada la luz en una tarifa regulada, el precio de la compensación aparecerá integrada en el concepto de Coste de la Energía. Esto quiere decir que, en general, lo más seguro es que no puedas distinguir cuánto pagaste de compensación al estar integrado con el coste total.

En el caso de los contratos de precio fijo del mercado libre, todo depende de cada comercializadora. Lo ideal sería que indicasen por separado cuál es el precio de la compensación, pero en general están decantándose por indicar en letra pequeña y en zonas poco visibles que a los precios se les añade el coste de topar el precio del gas.

Contrato
La compensación al tope del gas puede suponer un incremento de más de 20 euros, en facturas que no alcanzaban los 50 euros.

En el caso de que seas del mercado libre, hemos dicho que se está aplicando este pago a los contratos posteriores al 26 de abril. Pero si tienes un contrato anterior, cuando renueves el contrato empezarás a pagar también la compensación. Es decir, si tenías una tarifa contratada antes del 26 de abril, en el momento en que toque la renovación periódica se añadirá la compensación por el tope al precio del gas.

La mayor desventaja para los contratos de precios fijos es que los precios dejarán de ser fijos mientras dure esta norma, ya que habrá un componente variable en la factura. Este variable dependerá de la hora en la que consumas y cuánto gas se utilizó a esas horas para generar la electricidad. Evidentemente, esto también va a depender en cada momento de cuánta electricidad consumas.

Temas
Inicio
Inicio