Publicidad

Tamaño de la unidad de asignación de un disco duro: qué es y cuál es mejor escoger

Tamaño de la unidad de asignación de un disco duro: qué es y cuál es mejor escoger
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué es el tamaño de la unidad de asignación del disco duro, un parámetro que te va a aparecer a menudo cuando estés formateando una unidad. Se trata de algo en lo que te van a dar a elegir diferentes medidas, y puede que resulte confuso cuando no tienes ni idea de a qué se están refiriendo.

Realmente, con los discos duros actuales este es un parámetro del que no te tienes que preocupar. Aun así, vamos a intentar explicártelo bien para que entiendas a qué se refiere, y para que sepas qué diferencias hay entre poner tamaños menores o mayores.

Qué es el tamaño de la unidad de asignación

El tamaño de la unidad de asignación, también conocido como tamaño del clúster, es la capacidad mínima en la que se puede guardar un archivo en el disco duro. Los sistemas de archivo organizan el disco en función del tamaño del clúster. Cuando un archivo tiene un tamaño que no se corresponde a un múltiplo par del tamaño del clúster, entonces se debe utilizar espacio adicional.

Simplificándolo mucho, podemos decir que cada clúster tiene un tamaño determinado, y que el archivo que guardes en tu disco duro puede tener un tamaño superior o inferior, pero que si es superior, entonces se debe utilizar un tamaño adicional hasta el siguiente múltiplo del tamaño del clúster. Esto puede hacer que, si no ajustamos bien el tamaño, se acabe perdiendo espacio.

Siendo incluso todavía más gráficos, piensa en una libreta que tiene páginas de cuadrículas. Meter un archivo en el disco duro hará que tengas que rellenar esas cuadrículas que no pueden quedarse a medias. Por lo tanto, la información que no quepa en cuadrículas enteras hará que otra quede también ocupada, aunque no se aproveche al máximo.

Que Es Cluster

Para que todo esto tenga un poco más de sentido, primero hay que saber qué es un clúster y cuál es la estructura de archivos de un disco duro. La información de tu ordenador se almacena en los sectores de los discos duros, y cada grupo de sectores contiguos en la unidad física del disco forman un clúster.

Dicho en otras palabras, la información que almacenas en el disco duro se guarda en sus sectores, y cada grupo de sectores contiguos forma un clúster. Esto quiere decir que cada clúster es la cantidad de sectores que lo componen. Vamos, que la cuadrícula tiene a su vez pequeñas porciones.

Un disco duro puede estar compuesto por uno o varios volúmenes, que es la manera en la que se le llama a las particiones. El tamaño del clúster o la unidad de asignación de un disco duro puede variar en función del volumen de la unidad, y sus tamaños mínimos también son diferentes dependiendo del sistema de archivos que hayas elegido al formatear.

Más allá de estos tecnicismos, lo que debes tener claro es lo que te dijimos al principio: si un archivo es mayor que un clúster, se repartirá en varios, y el espacio sobrante de un clúster no puede ocuparse por otro archivo. Esto hace que, por lo general, un tamaño de asignación pequeño aproveche mejor el espacio del disco duro, pero también debes tener en cuenta que los clúster de mayor tamaño pueden llegar a conseguir mayor velocidad y eficiencia en el disco duro.

Qué tamaño de clúster elegir

Debes tener en cuenta que los sistemas operativos modernos ya están preparados para intentar sacar el mejor provecho posible de tu disco duro, por eso, no te debes preocupar demasiado. Si eres un usuario estándar o con conocimientos poco avanzados en estos tecnicismos, entonces lo mejor suele ser elegir el valor Predeterminado cuando vas a formatear una unidad.

Y si prefieres cambiarlo y establecerlo manualmente, todo dependerá del tamaño de los archivos que tengas en tu ordenador. Si tienes muchos archivos de pequeño tamaño, entonces será mejor utilizar los tamaños de clúster más pequeños para no desperdiciar espacio. Si tienes muchos archivos de gran tamaño, entonces mejor poner clústers más grandes para mejorar el rendimiento al tener menos bloques que revisar.

Pero en cualquier caso, recuerda que las diferencias van a ser mínimas, y que en los discos duros actuales de gran capacidad no es algo que te deba preocupar, ya que establecer un tamaño de asignación o de clúster óptimo no va a marcar grandes diferencias.

Por eso, la principal recomendación sigue siendo mantener el valor predeterminado cuando vayas a formatear tu unidad. Además, también debes tener en cuenta que la mayoría de archivos que vas a tener son relativamente pequeños, y que los de gran tamaño.

Uno de los inconvenientes de elegir un tamaño de asignación muy pequeña, es que conlleva la desventaja de la fragmentacion. Un mismo archivo puede diseminarse en unidades de asignacion que no están contiguas, y que están en diferentes zonas físicas de la superficie del disco duro, lo que hace que tarden más en leerse porque hay que ir de un lado a otro.

Hasta hace unos años, esto hacía que cada dos por tres hubiera que desfragmentar el disco duro, que no es otra cosa que hacer que Windows mueva las unidades de asignación que pertenecen a un mismo fichero para que queden más cerca las unas de las otras, y se lean más rápido. Pero como te venimos diciendo, el tamaño de los clústeres ya no es un problema serio hoy en día, por lo que desde hace ya unas cuantas versiones de Windows no es necesario desfragmentar el disco duro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios