SMS fraudulentos: qué hacer si estás afectado y cómo denunciar

SMS fraudulentos: qué hacer si estás afectado y cómo denunciar
Sin comentarios

Vamos a explicarte qué puedes hacer si te ves afectado por una estafa de SMS fraudulentos, que suelen ser ataques de phishing. En estos ataques, cuyo nombre significa "pesca", se suelen enviar mensajes fraudulentos de suplantación de identidad de servicios, webs o entidades, con la intención de que algunas personas de las miles que los reciben piensen que son mensajes reales.

Cuando picas el anzuelo, pueden pasarte muchas cosas, desde simples robos de datos hasta el robo de credenciales bancarias con las que robarte dinero real, o el robo de cuentas en redes sociales u otros servicios online. Hay muchas cosas que puedes hacer para evitar estas estafas, pero en el caso de que esto te llegue demasiado tarde, esto es lo que puedes hacer para intentar solucionarlo en la medida de lo posible.

Revisa qué datos pueden haberte robado

El primer paso siempre que caigas en alguna de estas estafas es el de identificar qué información puedes haber puesto en peligro o pueden haberte robado mediante esta estafa. Para ello, tendrás que acordarte de los datos que hayas rellenado en la web a la que hayas accedido mediante el SMS.

En algunos casos, puede que hayan recopilado tu número de teléfono, nombre personal o correos electrónicos para venderlos o intentar hacerte llegar otras estafas más elaboradas. En otros casos, puede que consigan robarte información más delicada como tu número de tarjeta de crédito o tus datos de acceso, nombre de usuario y contraseña, a algún servicio o red social.

Además de esto, si vas a denunciar el caso con los métodos que te diremos al final del artículo, es importante recopilar todos los datos de la estafa, guardando capturas de pantalla del SMS que te haya llegado, o los correos u otros métodos por los que te hayan estafado. También es importante hacer capturas de la web a la que te haya llevado el SMS fraudulento.

Si te roban información de contacto

Que te engañen para que les des información de contacto como tu número de teléfono o correo electrónico, además de tu nombre o apellidos, puede parecer "el mejor de los casos", ya que no supone una amenaza inminente para tu dinero u otros datos más sensibles. Sin embargo, también pueden supone una amenaza muy seria de cara al futuro, puesto que pueden usarse esos datos para futuros ataques, tanto hacia ti como hacia otras personas en tu nombre.

Por eso, si te han robado información de contacto debes estar preparado para que te lleguen más llamadas, SMS o correos fraudulentos en un futuro, y prestar especial atención a posibles mensajes y ofertas que te lleguen para no volver a caer en la trampa y acabar dando información más seria sobre ti.

Si te roban información bancaria

En el caso de que te roben información bancaria la cosa se pone bastante más seria. Si obtienen los datos de tu tarjeta quizá podrían utilizarlos para realizar pagos en tu nombre. En este caso, conviene cancelar la tarjeta que haya sido comprometida para evitar que esto pase y pedirle otra nueva a tu banco.

Tanto si te han robado datos bancarios como si directamente ya los han usado para sustraerte dinero, o incluso aunque solo hayas detectado la estafa pero no hayas picado, siempre es de vital importancia que avises a la entidad bancaria. De esta manera, pueden intentar investigar quién es el estafador, y también avisar al resto de clientes para que extremen las precauciones.

Sobre los robos de información bancaria, debes saber que si han sacado dinero con tus datos no podrás recuperarlo. Hay otros casos en los que las noticias son mejores. Si han usado tus datos para realizar pagos en tu nombre en algún establecimiento, puedes contactarlo para intentar obtener una devolución.

Y si se ha hecho una transferencia bancaria en tu nombre, el banco podría cancelarla o revertirla, aunque siempre depende del banco de destino, y de si el estafador ha movido el dinero a una cuenta tercera para que no puedas recuperarlo. Por eso vuelvo a decirte que es importante contactar siempre con el banco y explicarlo todo, para ver si hubiera alguna manera de recuperar el dinero.

Contacta con instituciones suplantadas

Aquí, un pequeño inciso parecido al tema de los bancos. Cuando detectes que están suplantando la identidad de alguna institución mediante campañas de SMS, ya sea Correos, tu banco, o cualquier otra empresa, es recomendable avisar a estas instituciones para que puedan tomar medidas en contra de las campañas y avisar a los posibles consumidores.

Además, también es muy útil que avises por redes sociales de las campañas de phishing, ya que unos retuits a tiempo pueden hacer que este aviso les llegue a otros usuarios antes de que la empresa o el servicio reaccione, y así puedes evitar que otras personas se vean afectadas.

Si te roban el acceso a una cuenta y servicio

En el caso de que te hayan robado el acceso a alguna de tus cuentas online, entonces tendrás que proceder con los métodos de cada servicio para recuperar el acceso. Por ejemplo, si has hecho la configuración previa necesaria, vas a poder recuperar tus cuentas de Apple, Google o Microsoft, y también recuperar tu cuenta de WhatsApp y el resto de principales servicios.

Debes tener en cuenta que hay veces en las que estos procedimientos pueden tardar un poco, por lo que es importantísimo avisar a tus contactos mientras no tengas acceso a tu cuenta, para evitar que puedan utilizarla para engañarles haciéndoles pensar que eres tú para hacerles caer en alguna otra estafa o robarles sus datos.

Aquí, si estás leyendo esto porque ya te han robado una cuenta no hay mucho más que hacer, simplemente tendrás que lidiar con los procesos de cada servicio o acudir a sus sistemas de atención al cliente. Pero en adelante, intenta tener activada la verificación en dos pasos en todas las cuentas donde se permita, para que así sea más difícil que te las roben.

También es importante cambiar la contraseña en cuanto recuperes la cuenta, cambiarla en todos los servicios donde repitas esta contraseña, ya que los atacantes podrían intentar acceder a otras cuentas donde repitas el mismo nombre de usuario y contraseña. Esta es solo una de las muchas razones por las que siempre es recomendable no repetir nunca ninguna contraseña en tus servicios online.

Y por supuesto, cuando recuperes una cuenta que te han robado, deberías dar por hecho que te han robado toda la información que haya en ella, como contactos, número de teléfono, correo, o tus fotografías. Por eso es importante que avises a tus contactos por si acaso, y que prestes atención a futuras campañas de phishing.

Denuncia las estafas por SMS fraudulentos

Y también es importante denunciar este fraude a las autoridades, y que así se pueda investigar y consigan encontrar y detener a los responsables. Para esto hay varios caminos. Por ejemplo, puedes plasmar tu denuncia en el formulario online de la Policía Nacional, que está en esta página web. En ella, eligiendo el método de denuncia en línea, se te guiará paso a paso por su formulario donde plasmar la denuncia por phishing.

También podrás denunciar el fraude en la Guardia Civil, en cuyo formulario online podrás interponer denuncias por estafas cibernéticas. En la web a la que accedes, verás que podrás realizar la denuncia de forma presencial, o utilizar su sede electrónica para hacerlo, donde se te exigirá tu firma digital.

Y también puedes contactar con el Instituto Nacional de Ciberseguridad, que tiene varios métodos para denunciar fraudes y ataques digitales. Vas a poder llamarles al número gratuito 017, contactarles por WhatsApp o por Telegram, o usar su formulario web para empresas o particulares.

Temas
Inicio