Compartir
Publicidad

Seeo tiene una batería para competir con Tesla en la revolución del coche eléctrico

Seeo tiene una batería para competir con Tesla en la revolución del coche eléctrico
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las luchas más apasionantes relacionadas con el coche eléctrico está teniendo lugar justo en el corazón del vehículo, donde no se aprecia a simple vista: las baterías.

A la megafábrica que Tesla aspira a que se convierta en el revulsivo para el coche eléctrico en la próxima década se une la joven compañía Seeo. Su producto estrella es una nueva batería que promete ser más segura y con más capacidad que las actuales con tecnología de ion-litio.

Más densidad, más segura y todo con menos coste

El secreto de la batería que está desarrollando Seeo hay que buscarlo en dos capas de un polímero que permiten esquivar los problemas más habituales asociadas al uso de un electrolito sólido en vez de líquido en este tipo de baterías. Así, con esa doble capa, se consigue evitar cortocircuitos y no reducir la capacidad de las baterías.

Seeo Cell Module2

El reto de la batería de Seeo es alcanzar una densidad suficiente para tener una batería con una capacidad de 400 Wh/kg, superando en unos 100 Wh la densidad de las baterías actualmente en uso.

Pero más interesante es todavía la mejora que Seeo aplica a sus baterías para conseguir que sean menos inflamables y baratas de fabricar.

Samsung invierte 17 millones

La compañía ha comenzado ya a producir esta nueva batería y a probarla de la mano de algunos fabricantes de coches, y cuenta con un apoyo importante: los 17 millones de euros que una división de Samsung invirtió en la compañía hace unas semanas. También le beneficia el hecho de que gran parte del proceso productivo de esta nueva batería se puede realizar con maquinaria e instalaciones en las que se fabrican las baterías de ion-litio actuales.

Dcc14064f86633643ed060352eca8aef E1418103003949 1940x1091

Pero hasta la llegada al mercado de su batería queda todavía un buen trecho. De entrada tendrán que solucionar un problema importante: los ciclos de carga. El reto son al menos los 1.000 ciclos y por ahora solo han conseguido que su tecnología resista en funcionamiento 100 ciclos. Su CEO aspira a que la primera fase de fabricación pueda completarse antes de que acabe 2015.

Así que los coches eléctricos con autonomía de más de 300 kilómetros y precio asequibles todavía están por llegar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio