Compartir
Publicidad
Publicidad

Microsoft Sync, nuestras impresiones

Microsoft Sync, nuestras impresiones
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya te comentamos, durante la semana pasada estuvimos en Mobius, un encuentro organizado por Microsoft en el que hemos podido probar y discutir sobre un montón de tecnologías, algunas de las cuales vamos a repasar por aquí.

Una de las primeras a las que tuvimos acceso fue Microsoft Sync, el sistema desarrollado por Ford y Microsoft y que permite el uso del teléfono móvil y del reproductor de música en el coche, controlado a través de la pantalla, de un mando en el volante o a través de la voz.

Las posibilidades del sistema son más que interesantes, y no se limita a ser un simple manos libres o unos altavoces para el reproductor, sino que tendremos acceso a la mayoría de las funciones de los dispositivos desde él, lo que es aún más interesante que el poder controlarlos con la voz.

Por cierto, en esto último Microsoft Sync funciona muy bien. El sistema acepta comandos en inglés, francés y español y hay que decir que lo hace muy bien. Cuando lo probamos nos reconoció casi todas las ordenes que le dimos en español, sin necesidad de ningún entrenamiento previo.

Microsoft Sync

Para darle ordenes solo tenemos que pulsar un botón situado en el volante, con lo que se pondrá a "escucharnos". En caso de que no conozcamos las órdenes solo tenemos que pedirle ayuda para que nos de una lista de comandos aceptados en cada momento.

En el caso del teléfono móvil, Microsoft Sync nos ofrece acceso a nuestra agenda de contactos, a los que podremos llamar diciendo su nombre, además de a los SMS que recibamos, que podrán ser leídos por el sistema. La conexión se hace por Bluetooth y permite, incluso, traspasar las llamadas en marcha, es decir, empezar una llamada en el móvil y transferirla a Sync para seguir la conversación a través del manos libres.

En el caso del reproductor, la conexión se hace por USB, aunque también soporta Bluetooth si nuestro dispositivo lo incorpora. Es compatible con múltiples modelos, tanto con Zune como con iPod. Una pena que solo sirva para las funciones de música, ya que el transferir vídeo hubiera sido algo bastante interesante.

Otras opciones que incorpora Microsoft Sync son el navegador GPS o una entrada de línea, además del control de la radio. Todo ello, además, a un precio bastante razonable, de 395 dólares, lo que lo pone al alcance de la mayoría de compradores de un vehículo.

No nos queda duda de que este es el futuro del entretenimiento en los vehículos: sistemas que integren toda la funcionalidad y lo hagan de una forma sencilla. El de Microsoft y Ford lo hace muy bien.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos