Compartir
Publicidad
Nueve barras de sonido desde 90 euros con las que disfrutar más tu «tele»: guía de compras con consejos y modelos recomendados
Audio

Nueve barras de sonido desde 90 euros con las que disfrutar más tu «tele»: guía de compras con consejos y modelos recomendados

Publicidad
Publicidad

La calidad de imagen de los televisores no ha dejado de incrementarse desde que los primeros dispositivos de plasma comenzaron a intimidar a los televisores CRT (de tubo de rayos catódicos). Casi de forma simultánea comenzó la carrera de fondo que ha llevado a los televisores con panel LCD a alcanzar la calidad de imagen que nos ofrecen hoy en día. Y, por supuesto, también surgió la tecnología OLED como una alternativa muy sólida por su estupenda calidad de imagen global.

Sin embargo, resulta curioso comprobar que el sonido integrado en los televisores no ha seguido el mismo camino que la imagen. Es más, su calidad en gran medida se ha visto mermada, y muchos televisores actuales nos ofrecen un sonido que deja mucho que desear. Y es que el reducido volumen de su chasis impone unas restricciones físicas que las marcas no han conseguido evadir, a pesar del esfuerzo que algunas de ellas han hecho poniendo a punto tecnologías como los altavoces con ferrofluido magnético de Sony o Crystal Sound, esta última desarrollada por LG.

Afortunadamente, los usuarios podemos seguir varios caminos si queremos mejorar el sonido que nos entrega nuestro televisor. Si no tenemos problemas de espacio, nuestro presupuesto es relativamente generoso y los cables no representan un problema, podemos decantarnos por un equipo de sonido multicanal. Pero si buscamos una solución más compacta, sencilla, y, a menudo, asequible, las barras de sonido en sus diferentes variantes pueden ser una opción muy interesante. Ellas son las auténticas protagonistas de este artículo.

Barras, bases y proyectores de sonido

Actualmente podemos encontrar en el mercado tres tipos de soluciones de audio diseñadas para ser conectadas a nuestros televisores. Lo que da sentido a estas categorías es, por un lado, su diseño y construcción, y, por otra parte, la forma en que proyectan el sonido hacia nosotros. Las barras de sonido tradicionales son los productos más populares, y, como todos sabemos, son unas cajas acústicas de recinto estilizado y concebido para acoger en su panel frontal un número variable de altavoces. Habitualmente están pensadas para ser colocadas junto a la base del televisor y ligeramente por delante de ella.

En el mercado podemos encontrar tres tipos de dispositivos de audio diseñados para ser conectados a nuestros televisores: las barras, las bases y los proyectores de sonido

Las bases de sonido, a diferencia de las barras, recurren a un recinto con un fondo considerablemente mayor y una estructura de refuerzos internos que permite colocar el televisor directamente sobre ellas. No obstante, las diferencias entre las barras y las bases de sonido no acaban aquí. El mayor tamaño del recinto de estas últimas permite alojar en su interior un altavoz de graves con un diámetro considerable y que casi siempre radia hacia la superficie sobre la que colocamos el dispositivo.

Normalmente las barras de sonido recurren a un subwoofer externo que amplía su respuesta en frecuencia en la zona baja del espectro, pero las bases habitualmente no lo necesitan porque por sí mismas pueden reproducir el extremo grave con bastante solvencia. Si andamos justos de espacio la posibilidad de ahorrarnos el subwoofer puede ser interesante. Eso sí, si somos entusiastas del cine en casa y queremos un subgrave con mucha pegada, lo ideal es apostar por un subwoofer dedicado tanto si tenemos una barra de sonido como si nos decantamos por una base.

Barraaudio

El tercer tipo de dispositivos de audio en el que merece la pena que reparemos se desmarca de las barras y las bases de sonido por la forma en que proyecta el sonido hacia nosotros. Buena parte de los fabricantes no establece ninguna distinción entre las barras de sonido y esta tercera categoría en lo que concierne a su nomenclatura, pero es una buena idea identificar a esta última como proyectores de sonido para no confundirlos con las barras convencionales.

La característica más llamativa de los proyectores de sonido consiste en que son capaces de recrear un espacio sonoro envolvente sin necesidad de recurrir a cajas acústicas adicionales. Su construcción es prácticamente idéntica a la de las barras de sonido, pero suelen incorporar un número mayor de altavoces, y, además, también cuentan con una circuitería de procesado más sofisticada que en algunos modelos puede incluso descodificar audio Dolby Atmos y DTS:X.

El recinto de las bases de sonido incorpora unos refuerzos internos que permiten colocar el televisor sobre él, pero antes de hacerlo debemos cerciorarnos de que no excede el peso máximo admitido por la base

La forma en que los proyectores de sonido logran recrear un espacio sonoro envolvente varía de unos modelos a otros, pero, grosso modo, recurren a dos técnicas. Una de ellas consiste en aprovechar la reflexión de las ondas sonoras en las paredes y el techo de la habitación para conseguir que ese «rebote» nos dé la sensación de que el sonido procede de lugares en los que en realidad no hay ninguna caja acústica. Y la segunda técnica recurre a unos complejos cálculos matemáticos ejecutados por el DSP (chip de procesado digital de señales) para conseguir controlar con precisión el ángulo en el que se emiten las ondas de sonido y su dispersión.

Muchos proyectores de sonido incorporan ambas técnicas para llevar a cabo su objetivo con más eficacia, pero lo que todos tienen en común es una cantidad elevada de altavoces de agudos y medios en su panel frontal (bafle) orientados en distintas direcciones para conseguir que la escena sonora sea lo más amplia posible.

Algunos consejos que pueden resultaros de utilidad

Antes de elegir nuestra barra, base o proyector de sonido es importante que prestemos atención a varias características de estos dispositivos para cerciorarnos de que el modelo por el que nos decantamos realmente satisface nuestras necesidades. Una de estas especificaciones no es otra que su habilidad a la hora de procesar tanto los formatos de sonido envolvente como la música comprimida con y sin pérdida de calidad.

Algunos dispositivos solo procesan audio Dolby Digital, pero otros «entienden» incluso Dolby Atmos y DTS:X

Algunos dispositivos solo son capaces de procesar audio Dolby Digital, pero no otros formatos de sonido envolvente más avanzados, como Dolby TrueHD o Dolby Atmos, lo que limita sus prestaciones cuando los utilizamos para reproducir la banda sonora de nuestras películas. Con la música sucede lo mismo. No todos los dispositivos pueden lidiar con formatos de audio en alta resolución, como FLAC o ALAC, entre otros, lo que también puede condicionar seriamente nuestra experiencia.

Otra característica a la que también merece la pena que prestemos atención, y que suele estar condicionada por los formatos que el dispositivo es capaz de procesar, tiene que ver con el número de canales virtuales que es capaz de recrear. De hecho, este dato es el que nos permite distinguir las barras de los proyectores de sonido. Uno de estos últimos puede tener una configuración física de 2.1 canales, pero, gracias a las tecnologías de las que hablé en el apartado anterior, puede ser capaz de recrear un escenario sonoro «equiparable» al de una configuración con topología 7.1.2, ofreciéndonos, de esta forma, una inmersión más lograda en el contenido sonoro.

Baseaudio

También es importante que nos cercioremos de que el modelo que hemos elegido tiene la conectividad que necesitamos. Todos incorporan al menos una entrada digital óptica EIAJ/TosLink y otra entrada de línea analógica, pero muchos carecen de conexiones HDMI y de entradas digitales eléctricas S/PDIF. En el ámbito de las comunicaciones inalámbricas sucede más de lo mismo. Unos dispositivos solo tienen Bluetooth. Otros únicamente WiFi. Y algunos modelos, los más avanzados, cuentan con ambas tecnologías de conexión inalámbrica.

Un último apunte: algunos dispositivos de sonido contemplan la posibilidad de conectarles cajas acústicas adicionales, además de un subwoofer, para recrear los canales de efectos traseros. Si tenéis la intención de ampliar vuestro equipo en el futuro es interesante que os cercioréis de que vuestra elección contempla esta opción.

Estos son los modelos que os proponemos

La selección que os proponemos en este artículo es ante todo una muestra representativa que aglutina principalmente barras de sonido tradicionales, pero también hemos elegido varias bases y proyectores de sonido para que tengáis un abanico de opciones más amplio a vuestra disposición. Aun así, una selección de este tipo es inevitablemente incompleta, por lo que somos conscientes de que hay muchos otros modelos interesantes en el mercado que también merecen nuestra atención. Por esta razón, os sugerimos que utilicéis los comentarios del artículo para proponer aquellos dispositivos que, en vuestra opinión, también merecen que les demos una oportunidad.

Bluesound Pulse SoundBar

Bluesound Pulse Soundbar

Empezamos fuerte, pero solo «por obra y gracia» del orden alfabético. Y es que esta barra de sonido de Bluesound es una de las soluciones más caras de la selección que os proponemos, pero también una de las más interesantes desde el punto de vista de su calidad de sonido. De hecho, es un producto con una clara vocación audiófila. Entre sus especificaciones merece la pena que nos fijemos en su respuesta en frecuencia, que se extiende entre 70 Hz y 20 kHz sin el apoyo de un subwoofer (que está disponible como un accesorio y amplía la respuesta en frecuencia hasta los 30 Hz), y también en su baja distorsión armónica total del 0,030%.

En lo que concierne al procesado de los formatos de sonido multicanal solo «entiende» Dolby Digital, pero su fuerte son los formatos de audio estereofónico. Y es que puede reproducir música codificada en MP3, AAC, WMA, OGG, ALAC y OPUS, así como en formatos de alta resolución (hasta 24 bits) codificados en FLAC, MQA y AIFF. Otro dato interesante que merece la pena que tengamos en cuenta es que su app, que está disponible para iOS y Android, contempla la integración con servicios como TuneIn, Spotify, Amazon Music, Tidal, Qobuz, Deezer o Napster, entre otros. Como veis, esta barra de sonido es interesante si nuestro presupuesto es generoso y nos importa obtener un buen sonido con música, y no tanto una flexibilidad enorme al reproducir audio multicanal.

Bluesound Pulse SoundBar Características
Tipo de dispositivo Barra de sonido
Canales 2 (6 altavoces)
Potencia de salida 120 vatios
Procesado de audio Dolby Digital
Número de módulos 1
Conectividad Gigabit Ethernet RJ-45, 1 x USB, 1 x mini-USB, 1 x entrada óptica EIAJ/TosLink, 1 x entrada de línea y 1 x salida subwoofer
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11n y Bluetooth aptX
Dimensiones 1.073 x 141 x 70 mm
Peso 6,8 Kg
Precio 1.099 euros

Bose Solo 5

Bose Solo 5

Nuestra siguiente opción es una barra de sonido menos ambiciosa que la anterior, pero muy «resultona» tanto en aplicaciones de cine en casa como a la hora de escuchar música. Y, además, su precio es bastante atractivo, como podéis ver en la ficha técnica. Aunque no es un prodigio de flexibilidad, esta propuesta de Bose tiene lo esencial: entradas digitales óptica y coaxial, una entrada analógica en formato jack de 3,5 mm y conectividad Bluetooth que nos permite enviarle música desde nuestro smartphone o nuestra tableta. Otra característica que puede ser importante para muchos usuarios es su tamaño, y es que su anchura, de solo 548 mm, permite ubicarla en espacios reducidos. Y de su sonido podemos esperar la dinámica característica de los productos de Bose.

Bose Solo 5 Características
Tipo de dispositivo Barra de sonido
Canales 2 (5 altavoces)
Potencia de salida 30 vatios
Procesado de audio Dolby Digital
Número de módulos 1
Conectividad 1 x entrada óptica EIAJ/TosLink, 1 x entrada audio coaxial S/PDIF y 1 x entrada minijack
Conectividad inalámbrica Bluetooth
Dimensiones 548 x 86 x 70 mm
Peso 1,69 Kg
Precio 229 euros

Cambridge Audio TV2 (V2)

Cambridge Audio Tv2 V2

Las bases de sonido como la que nos ocupa nos ofrecen una ventaja frente a las barras de sonido tradicionales: pueden entregarnos un extremo grave con más extensión sin necesidad de recurrir a un subwoofer externo. Y si tenemos poco espacio disponible esta característica puede ser importante. Cambridge Audio se ha ganado una reputación sólida gracias a su habilidad a la hora de poner a punto equipos con un sonido refinado y un precio muy razonable. Y esto es, precisamente, lo que nos ofrece esta propuesta: un sonido detallado y dinámico tanto en música como en cine a cambio de una inversión inferior a los 250 euros. Como veis, no está nada mal.

Cambridge Audio TV2 (V2) Características
Tipo de dispositivo Base de sonido
Canales 2.1 (integra subwoofer de 6,5 pulgadas)
Potencia de salida 100 vatios
Procesado de audio Dolby Digital
Número de módulos 1
Conectividad 1 x HDMI ARC, 1 x entrada digital óptica EIAJ/TosLink, 1 x entrada de línea coaxial y 1 x entrada minijack
Conectividad inalámbrica Bluetooth aptX
Dimensiones 550 x 100 x 333 mm
Peso 5,2 Kg
Precio 239 euros

Denon HEOS HomeCinema

Denon Heos Homecinema

El considerable tamaño de esta barra de sonido de Denon y la presencia de un subwoofer dedicado reflejan que es un producto interesante si necesitamos instalarlo en una habitación relativamente amplia. No obstante, este no es el único escenario en el que esta opción es atractiva. Y es que forma parte de la familia HEOS de la marca japonesa, por lo que también es una propuesta apetecible si queremos integrarla en una instalación de sonido multihabitación.

El control lo llevaremos a cabo a través de la aplicación del ecosistema HEOS para smartphones y tabletas, que, además, integra servicios como Spotify, Pandora o TuneIn. Aun así, su cualidad más llamativa es, probablemente, su polivalencia, que le permite rendir bien tanto al reproducir música como al restituir la banda sonora de nuestras películas. Un último apunte interesante: incorpora el mismo chip DSP incluido en algunos receptores de A/V de Denon, lo que nos permite formarnos una idea bastante precisa acerca de su notable capacidad de procesado.

Denon HEOS HomeCinema Características
Tipo de dispositivo Barra de sonido
Canales 2.1 (incluye subwoofer inalámbrico)
Potencia de salida No disponible
Procesado de audio Dolby Digital, Dolby Digital Plus y DTS
Número de módulos 2
Conectividad 1 x RJ-45, 1 x HDMI ARC, 1 x entrada digital óptica EIAJ/TosLink, 1 x entrada coaxial digital S/PDIF y 1 x entrada auxiliar
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11n
Dimensiones 1.017 x 82 x 94 mm (barra de sonido) / 313 x 171,5 x 332 mm (subwoofer)
Peso 2,8 Kg (barra de sonido) / 6,6 Kg (subwoofer)
Precio 469,99 euros

LG SJ4

Lg Sj4

Las marcas de electrónica de consumo entraron en el mercado de las barras de sonido antes incluso que las firmas especializadas en audio. LG tiene un abanico de soluciones de este tipo bastante amplio, y esta propuesta es sin duda una de las más equilibradas por su interesante relación precio/prestaciones. Y es que la SJ4 es una barra de sonido bastante voluminosa (se acerca al metro de longitud) que está respaldada por un subwoofer inalámbrico excitado por un amplificador que trabaja en clase D, como suele ser habitual en estos dispositivos, y que entrega unos respetables 180 vatios de potencia.

La presencia del subwoofer anticipa la capacidad de esta barra de sonido a la hora de lidiar con la banda sonora de las películas, pero no debemos pasar por alto que, además, puede procesar música en alta resolución codificada en FLAC (solo 192 kHz), así como LPCM y OGG (solo 48 kHz). Otra característica interesante de esta opción es la tecnología Auto Sound Engine, que, según LG, consigue «proteger» la respuesta en frecuencia de la barra de sonido para evitar la pérdida de detalle de la que adolecen habitualmente los componentes de audio de gama de entrada.

LG SJ4 Características
Tipo de dispositivo Barra de sonido
Canales 2.1 (incorpora subwoofer inalámbrico)
Potencia de salida 300 vatios
Procesado de audio Dolby Digital y DTS
Número de módulos 2
Conectividad 2 x HDMI 1.4 (E/S), 1 x entrada digital óptica EIAJ/TosLink, 1 x USB y 1 x entrada analógica minijack
Conectividad inalámbrica Bluetooth 4.0
Dimensiones 890 x 55 x 85 mm (barra de sonido) / 171 x 320 x 252 mm (subwoofer)
Peso 2,4 Kg (barra de sonido) / 4,2 Kg (subwoofer)
Precio 187,50 euros

Samsung HW-J250

Samsung Hw J250

Esta es la barra de sonido más económica de la selección que os hemos preparado, y esto implica algunas limitaciones. Su potencia de salida no es demasiado holgada, su conectividad no es muy amplia y carece de subwoofer. Aun así, por menos de 100 euros podemos hacernos con un producto «resultón» que, sin duda, puede reemplazar correctamente los altavoces de buena parte de los televisores actuales. En cine le faltará pegada y dinámica, pero con nuestra música y los programas de televisión cumplirá con honestidad. Además, podemos controlarla desde nuestro smartphone con la aplicación Audio Remote, pero solo si tenemos un teléfono Samsung. De lo contrario tendremos que conformarnos con enviarle el sonido vía enlace Bluetooth.

Samsung HW-J250 Características
Tipo de dispositivo Barra de sonido
Canales 2
Potencia de salida 80 vatios
Procesado de audio Dolby Digital y DTS
Número de módulos 1
Conectividad 1 x USB, 1 x entrada digital óptica EIAJ/TosLink y 1 x entrada de línea
Conectividad inalámbrica Bluetooth
Dimensiones 720 x 67 x 75 mm
Peso 1,8 Kg
Precio 90 euros

Sonos Playbase

Sonos Playbase

La construcción y las prestaciones de esta base de sonido están en consonancia con lo que cabe esperar de un producto de gama alta. Pero su precio también lo está. Eso sí, quien esté dispuesto a invertir los casi 800 euros que Sonos nos pide por su Playbase complementará su televisor con un sonido detallado, dinámico y con una respuesta en frecuencia bastante extensa. De hecho, esta propuesta entrega unos graves inusualmente convincentes para tener un recinto tan compacto.

Además, como cualquier otro producto de esta marca, puede controlarse desde una app para iOS y Android, que, asimismo, nos permite acceder a buena parte de los servicios de moda, como Spotify, Deezer, TuneIn o Tidal. Otra posibilidad interesante que nos ofrece, y que merece la pena considerar de cara a una posible ampliación en el futuro, consiste en utilizar esta base como centro neurálgico de un equipo de sonido multicanal complementándola con un subwoofer Sub y dos altavoces traseros Play:1, todo de Sonos, eso sí.

Sonos Playbase Características
Tipo de dispositivo Base de sonido
Canales 2
Potencia de salida No disponible
Procesado de audio Dolby Digital
Número de módulos 1
Conectividad 1 x RJ-45 y 1 x entrada óptica EIAJ/TosLink
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11g
Dimensiones 58 × 720 × 380 mm
Peso 8,6 Kg
Precio 799 euros

Sony HT-XF9000

Sony Ht Xf9000

Aunque Sony identifica este producto como una barra de sonido es perfectamente razonable que lo contemplemos como un proyector de audio en toda regla. De hecho, como podéis ver en la ficha técnica, es capaz de generar sonido 7.1.2 a partir del procesado de las bandas sonoras codificadas en formato Dolby Atmos o DTS:X. Y es que esta es una de las cualidades de esta propuesta: puede procesar prácticamente todos los formatos de sonido envolvente de Dolby y DTS, lo que la hace especialmente indicada para los incondicionales del cine en casa.

Además, incorpora un subwoofer con un recinto de un tamaño bastante respetable, lo que, de nuevo, refleja su condición de producto destinado sobre todo al cine en casa. Aun así, no es un producto perfecto. Y es que, a pesar de lo ambicioso que es en el terreno del cine en casa, carece de conectividad WiFi, por lo que para enviarle música desde nuestro smartphone tendremos que conformarnos con el enlace Bluetooth. En cualquier caso, es un complemento muy interesante que merece la pena tener en cuenta si encaja en nuestro presupuesto y somos entusiastas del cine en casa.

Sony HT-XF9000 Características
Tipo de dispositivo Proyector de sonido
Canales 2.1 (incorpora subwoofer inalámbrico)
Potencia de salida 300 vatios
Procesado de audio Dolby Digital, Dolby Digital Plus, Dolby TrueHD, Dolby Atmos, DTS, DTS-HD High Resolution, DTS-HD Master Audio, DTS-ES, DTS 96/24 y DTS:X
Número de módulos 2
Conectividad 2 x HDMI ARC, 1 x entrada digital óptica EIAJ/TosLink, 1 x entrada de línea minijack y 1 x USB
Conectividad inalámbrica Bluetooth 4.2
Dimensiones 930 x 58 x 85 mm (barra de sonido) / 190 x 382 x 387 mm (subwoofer)
Peso 2,5 Kg (barra de sonido) / 7,8 Kg (subwoofer)
Precio 466,07 euros

Yamaha YAS-306

Yamaha Yas 306

La última propuesta de esta selección merece ser identificada como lo que realmente es dada su capacidad de procesar formatos de sonido envolvente, y, sobre todo, de emitir el sonido hacia nosotros: un proyector de sonido. Su configuración «física» es de 2 canales, pero puede recrear un espacio de sonido envolvente, según Yamaha, de 7.1 canales. Desafortunadamente, solo es capaz de procesar Dolby Digital, Dolby Prologic II y DTS, pero no otros formatos de sonido envolvente más avanzados, como Dolby TrueHD, DTS-HD Master Audio o Dolby Atmos, lo que limita sus prestaciones.

Eso sí, si nos ceñimos a la conectividad inalámbrica esta solución aventaja a la mayor parte de los productos que hemos recogido en esta selección porque integra WiFi, Bluetooth y AirPlay. Además, es compatible con MusicCast, un protocolo muy interesante si necesitamos integrar este proyector de sonido en una instalación multihabitación en la que va a convivir con otros productos compatibles con esta tecnología. Un último apunte: si los graves que nos entregan los dos woofers y el subwoofer que incorpora el YAS-306 no tienen la suficiente pegada podemos optar por conectarle el subwoofer dedicado WX-010, que es su compañero natural.

Yamaha YAS-306 Características
Tipo de dispositivo Proyector de sonido
Canales 2
Potencia de salida 120 vatios
Procesado de audio Dolby Digital, Dolby Pro Logic II y DTS
Número de módulos 1
Conectividad 1 x RJ-45, 1 x entrada digital óptica EIAJ/TosLink, 1 entrada digital coaxial S/PDIF, 1 x entrada de línea y 1 x salida para subwoofer
Conectividad inalámbrica WiFi, Bluetooth 2.1 y AirPlay
Dimensiones 950 x 72 x 131 mm
Peso 4,9 Kg
Precio 329 euros

En Xataka | Si los últimos modelos de TV de alta gama lo dan todo en calidad de imagen, pongamos el sonido a su altura
En Xataka Smart Home | Tres barras de sonido compatibles con Dolby Atmos para llenar de efectos tu salón

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos