Compartir
Publicidad
'Skankphone': así prueban los ingenieros de Apple los nuevos iPhone
Aplicaciones

'Skankphone': así prueban los ingenieros de Apple los nuevos iPhone

Publicidad
Publicidad

Hace un año se revelaba la existencia de los llamados 'Skankphones' los terminales que Apple utiliza como prototipos de sus futuros iPhone y que cuentan con un software interno que no tiene nada que ver con iOS 8. La idea, entre otras, es la de proteger a estos dispositivos de posibles filtraciones.

En FastCo analizaban ya entonces esa filosofía secretista de Apple que hace que haya dos equipos de desarrollo en Apple: uno que utiliza prototipos hardware reales pero software muy básico, y otro que utiliza hardware muy básico -que poco o nada tendrá que ver con el producto final- pero con la versión real de iOS que van a integrar. De ese modo ninguno de los ingenieros implicados -salvo quizás en los cargos más elevados- tiene acceso al producto final. Esos prototipos, no obstante, ya han salido a la luz.

Así comenzó a desarrollarse el iPhone

En aquel artículo uno de los responsables de Apple hablaba de los orígenes del desarrollo del iPhone en 2003, que de hecho "ni siquiera se parecía a un teléfono en nada". Nitin Ganatra, que trabajó durante aquella época en la ingeniería de aplicaciones de iOS, comentaba como los primeros prototipos tenían el tamaño de un tablet, "con un cable ancho que los unía al Mac".

ipod-rotary.jpg
Jobs utilizó esta imagen en la presentación del iPhone original a modo de broma, pero lo cierto es que Apple se planteó un dispositivo en esa línea.

Como muchos ya sabrán, en Apple crearon lo que podríamos llamar como el prototipo del iPad antes de crear un prototipo del iPhone: las dimensiones con las que trabajaban inicialmente eran las de un tablet, aunque lógicamente la idea era la de ofrecer conectividad telefónica, y la apuesta por un teléfono era clara.

Jon Rubinstein, que por entonces era vicepresidente de ingeniería hardware en Apple, explicaba que aquel prototipo de iPad "era bastante chulo, pero no era lo suficientemente bueno. Y así fue como aquella tecnología acabaría en el iPhone".

En 2005 por fin comenzaron a trabajar en un smartphone con aquella pantalla táctil, algo que antes ni se planteaba. Tony Fadell, responsable del diseño del iPod, contaba como "de hecho creamos un teléfono con un click wheel, que funcionaba como un teléfono con el famoso disco de marcar". Aquel sería el momento de la llegada de Scott Forstall al equipo de desarrollo, y este directivo apostó por la pantalla táctil tras la adquisición de la empresa FingerWorks, que desarrollaba software multitouch. La idea convenció a Jobs, y el resto, como suele decirse, es historia.

Raros objetos de deseo

De hecho hemos visto dos de esos modelos en los últimos tiempos. En primer lugar, un iPhone 2G, el primero de los miembros de la familia de smartphones de Apple, que ahora ha vuelto a ponerse a subasta en eBay y en el cual se pueden ver algunas de las pantallas de ese software básico.

iphone-2g-desarrollo.jpg

El segundo, mucho más goloso, es el prototipo del iPhone 6 de 64 GB que también se ha puesto bajo subasta en eBay y que no solo se diferencia por ese software de prueba, sino también por la presencia de elementos como un conector Lightning marcado en rojo que posiblemente lo identifica como prototipo.

Este producto, contaba el vendedor, le llegó de Verizon, pero no puede asegurar que temas como las llamadas o la cámara funcionen. A la subasta le quedan aún más de tres días para terminar, pero el precio ha subido hasta los 61.000 dólares.

Un software apto solo para ingenieros

En esos dos smartphones aparecen capturas del software preinstalado en los prototipos, que en ambos casos es una plataforma software claramente destinada a ofrecer información de depuración de programas, además de acceso a diversas funciones -llamadas, cámaras, reproducción multimedia- con una interfaz muy, muy básica.

$_57_(9).jpg

De hecho, aunque la interfaz da acceso básico a casi todas las funciones del iPhone, ese acceso se realiza de forma muy cruda y está únicamente destinado a comprobar que esas funciones están correctamente soportadas por el hardware.

En las imágenes aparecen además otros aspectos básicos como la gestión de marcadores en un navegador igualmente crudo, y según afirman en The Next Web el equipo responsable de esa plataforma de pruebas ni siquiera tenía idea de cómo sería la plataforma software final. Suponemos que están hablando de la versión original de iOS, ya que esta plataforma ha evolucionado muy poco según las capturas del iPhone 2G de eBay.

De hecho, en la subasta del iPhone 6 64 GB aparecen algunas mejoras en esa interfaz, en la que el escritorio sí dispone de algunos iconos de aplicaciones de pruebas y depuración, aunque de nuevo no tengan absolutamente nada que ver con la interfaz y prestaciones finales de iOS 8.

En Xataka | iPhone 6, análisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio