Compartir
Publicidad

La Unión Europea seguirá vigilando muy de cerca a Google

La Unión Europea seguirá vigilando muy de cerca a Google
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la Unión Europea no se suelen andar con chiquitas a la hora de evitar situaciones de monopolio, algo que diversas empresas tecnológicas han vivido en sus propias carnes. Google es la última afectada por unas investigaciones que llevan en marcha oficialmente desde 2010, y no parece que el caso se vaya a cerrar fácilmente.

Así lo indican en The New York Times, donde revelan que una persona cercana a la CE ha filtrado la carta ya preparada por Joaquín Almunia, el Comisionado de la Competencia. En ese texto de seis páginas Almunia expresa sus dudas sobre la actividad de monopolio de Google en Europa, y afirma que "se puede predecir con seguridad que el cumplimiento de la ley de competencia de la UE por parte de Google será monitorizada de forma especial durante un largo periodo".

Según ese texto, la Comisión Europea -que parecía estar algo más cerca de llegar a un acuerdo con la empresa de Mountain View- está preparada para investigar "muchas alegaciones, las diversas prácticas que cubren, y los nuevos tipos de mercados afectados por ellas". El prolongado examen a Google en el viejo continente parece estar especialmente centrado en redes sociales, streaming de contenidos, sistemas operativos móviles y aplicaciones móviles.

Nadie parece quedar contento

La carta de Almunia probablemente no acabe de apaciguar a un sector de la industria que lleva tiempo criticando la actitud algo laxa de la UE con respecto a Google. El sector de los medios de comunicación, por ejemplo, es especialmente crítico, como revelan las declaraciones del abogado Thomas Höppner, que trabaja para el Bundesverband Deutscher Zeitungsverleger que representa a los periódicos alemanes, y para el Verband Deutscher Zeitschriftenverleger, que hace lo propio con las revistas:

Este acuerdo no entiende la situación. Las empresas que represento pierden tráfico por Google o acaban siendo acotadas por su motor de búsqueda cada vez que lanzan un nuevo servicio para por ejemplo encontrar lugares para comer o para ver vídeos, y ese problema no se solucionará con este acuerdo.

Almunia lleva tiempo tratando de llegar a acuerdos con empresas tecnológicas de forma algo más rápida con el objetivo de obtener resultados para los consumidores en un sector que evoluciona especialmente rápido. Sin embargo, si no se llega a un acuerdo como parece que deja claro esa carta filtrada, Google podría ser multada con hasta un 10% de sus ventas anuales, lo que equivaldría a unos 6.000 millones de dólares. Nunca se ha impuesto una multa semejante, pero la amenaza podría hacer recapacitar a Google en una región que sigue poniéndole las cosas algo más difíciles de lo normal a las grandes de la tecnología.

Vía | The New York Times
En Xataka | Google y la Unión Europea están cerca de usar pipa de la paz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos