Xiaomi Smart Blender, análisis: érase una batidora "inteligente" tan vitaminada que quería ser un robot de cocina
Análisis

Xiaomi Smart Blender, análisis: érase una batidora "inteligente" tan vitaminada que quería ser un robot de cocina

El mercado de batidoras se divide esencialmente en dos formatos: la clásica de mano y la de vaso, sin contar por supuesto con procesadores de alimentos y robots de cocina. Pero Xiaomi ha entrado por la puerta grande en el sector con una batidora diferente. Primero porque es conectada y segundo porque está vitaminada, a juzgar por todo lo que promete, que ya avisamos va mucho más allá de preparar un batido. Hemos probado a fondo la Xiaomi Smart Blender y esta ha sido nuestra experiencia.

Un vistazo a…
Así es como gana dinero Xiaomi - te atraen y te atrapan

Ficha técnica de la Xiaomi Smart Blender

XIAOMI SMART BLENDER

TAMAÑO Y PESO

188 x 222 x 436 mm | 5,2 kg

CAPACIDAD

Hasta 1.600 mL

CUCHILLAS

8 cuchillas en ángulos diferentes

VELOCIDADES

9 ajustes de velocidad

POTENCIA

1.000 W | 950 W calentando

OTROS

Jarra de cristal | Botón central multifunción | Modo limpieza

PRECIO

129,99 euros

Xiaomi Smart Blender, batidora 1000 W, caliente y frío, 8 cuchillas acero, Wifi y control App, pantalla Oled, 2 botones táctiles

Diseño: muy premium

Img 6469

La Xiaomi Smart Blender es una batidora con diseño de vaso, un formato que no es el mejor para hacer mayonesa o merengue, pero que a cambio ofrece un plus de comodidad: meter los alimentos dentro del recipiente, cerrar la tapa, darle al botón y a esperar sin tener que ser nosotros el brazo ejecutor.

Hay dos cosas que me han llamado especialmente la atención de esta batidora al sacarla de la caja. Lo primero son sus grandes dimensiones: con una jarra de 1,6 litros de capacidad puedes hacer un puré para cuatro personas de sobra.

La sensación general de su diseño y acabados es que esta batidora está hecha para durar

Asimismo también es pesada, pero esto no es algo malo sino al contrario: le confiere estabilidad ante la inevitable vibración derivada de batir. Así, aunque no tiene pies de goma para fijarse mejor a las superficies, no se desplaza ni cuando la pones a máxima potencia.

Lo segundo es lo bien que está hecha, la impresión es de calidad a simple vista. Los materiales empleados para su fabricación son un plástico robusto y un grueso vidrio borosilicato (habitual en laboratorios) para la jarra, una combinación que le confiere resistencia ante uso intensivo y las temperaturas. Los acabados son de calidad, sin holguras ni esquinas endebles.

En cuanto al panel de control, si tienes la Xiaomi Mi Smart Air Fryer, te resultará muy familiar: consta de una ruleta con un panel LED en el frontal desde el que se muestran mensajes. Además, a cada lado hay dos botones táctiles.

Img 6468

Mención especial merecen el sistema de cierre por deslizamiento de la tapa y el mecanismo que fija la jarra a la base. En ambos casos encajan perfecto y se sienten robustos. La sensación general de su diseño y acabados es que esta batidora está hecha para durar.

Un punto clave de una buena batidora son las cuchillas. Las de este modelo de Xiaomi son de acero y lo más llamativo es que son ocho y que están dispuestas con diferente angulación, de modo que resulten más efectivas a la hora de triturar alimentos.

Img 6491

En la caja viene la batidora, un tubo para empujar, un vaso dosificador, un cepillo para la limpieza y el manual.

Qué puedes hacer con ella

Aquí es donde llegan las sorpresas. Lo normal y esperable de una batidora es que triture, emulsione o mezcle los alimentos en función de la velocidad de giro, la potencia y el tiempo empleado.

Pero la Xiaomi Smart Blender añade un ingrediente más a la receta: el calor.¿Qué ofrece el aporte de calor a este dispositivo? Dos tareas muy útiles como son mantener caliente una preparación (hasta 70 grados), perfecto por ejemplo para comerte una crema de verduras templadita, y la de cocinar.

Xiaomi coloca las batidoras en primera línea en muchas cocinas multiplicando su versatilidad

Sí, has leído bien: salvando las distancias, la Xiaomi Smart Blender puede funcionar como una especie de robot de cocina (si viniera acompañada de accesorios como un amasador, poco tendría que envidiarles a muchos). De hecho, ya os adelantamos que uno de los programas que viene por defecto es la receta de la sopa cremosa (una crema de las de toda la vida), una preparación de 38 minutos en la que cocina las verduras y las tritura.

Img 6479

Otra función que viene bien cuando la usas es el modo limpieza, que te permitirá añadir algo de agua jabonosa y darle un "batido" rápido para limpiar su interior fácilmente. No obstante, la limpieza es a la vieja usanza: la base con un paño húmedo y el interior de la jarra con agua y jabón, cuidando de no cortarnos y de no sumergir en agua la parte inferior del exterior, que es donde se encuentran las tomas de conexión con la base.

Por supuesto, también vas a poder usarla como cualquier otra batidora de vaso para hacerte grandes clásicos como un puré o un smoothie simplemente seleccionando el modo manual y a partir de aquí, una de sus nueve velocidades. En este sentido, estamos ante una batidora potente y sus 1000W se notan en tareas como picar hielo, algo que hace sin problema. Eso sí, no batas durante más de 2 minutos seguidos porque la máquina se sobrecalienta (aparece un error, el E05, que desaparece cuando baja un poco de temperatura), mejor hacer pequeñas pausas.

Algo que he echado en falta probando esta batidora es que el modo manual también permita seleccionar la función de calor para cocinar los alimentos, algo que está restringido a recetas predefinidas.

Acostumbrada como estoy a restringir mi batidora a batidos, purés, masa de crepes y alguna mayonesa, me ha costado cambiar el chip y dejar que sea la Xiaomi Smart Blender la que se encargue de todo a la hora de preparar una crema o una salsa de tomate, simplemente partiendo de unos tomates, algo de pimiento y cebolla. Desde luego, con este pequeño electrodoméstico Xiaomi coloca las batidoras en primera línea de la cocina multiplicando su versatilidad.

Cómo se controla

Por diseño y funciones, la Xiaomi Smart Blender sube el nivel de dificultad de manejo respecto a las batidoras estándar

Las batidoras normales y corrientes no representan gran complejidad en cuanto a manejo, limitándose a una ruleta desde la que encenderla y elegir la velocidad. Sin embargo, el modelo de Xiaomi sube el nivel de dificultad por tres cuestiones: que tiene más funciones que una batidora clásica, su diseño minimalista y que tiene conectividad.

Todo el control desde el dispositivo se centra en la ruleta y los dos botones táctiles situados uno a cada lado de esta. Así, con el de la izquierda cancelaremos cualquier orden, con la izquierda programaremos el fin diferido de los programas y es la ruleta la que permite acceder al grueso de opciones y desplazarse por el menú. El manejo se vale de diferentes combinaciones de toques y giros.

Img 6489

La ruleta permite avanzar por la interfaz girando a derecha y a izquierda y seleccionar opciones mediante toques sobre su superficie. Al encenderla veremos que esencialmente hay tres opciones: los programas predefinidos, los ajustes y el modo manual (no solo la ruleta con pantalla es igual a la Xiaomi Airfryer, si no también la interfaz).

  • Nada más conectar la batidora, lo primero que haremos es ir a los Ajustes para configurar el idioma y añadir el Wi-Fi.

  • Los seis programas que vienen por defecto son para hacer mermelada, batidos, zumos, sopa cremosa, sopa con tropezones y batido. No obstante, al actualizar aparece un programa más para hacer leche de soja.

  • Con el modo manual accederás a los 9 niveles de velocidad para operar como si fuera una batidora de baso cualquiera.

Soy una persona techie y he de reconocer que en ocasiones me ha costado intuir cómo seleccionar o avanzar en el menú, por lo que intuyo que a personas poco tecnológicas este manejo puede suponerles un reto. No es que la curva de aprendizaje sea enorme, pero dadas las opciones, el control quizás podría haberse resuelto con un panel táctil más amplio valiéndose de iconos, aunque esto jugaría en contra del minimalismo.

App
Banco de recetas, guías paso a paso y estado de la preparación

Mención especial merece la conectividad y lo que aporta. La aplicación es la del ecosistema global de la firma, Xiaomi Home, por lo que si ya tienes un producto de la marca, ya te resultará familiar.

Una vez añadida a tu catálogo de productos, podrás acceder a un banco de recetas que irá creciendo, guardar tus favoritas y añadirlas para hacerlas paso a paso.

Asimismo también puedes controlarla a distancia. En este sentido, aunque obviamente no introduce los alimentos en la jarra por ti, sí que puedes dejar todo listo para que te haga un puré mientras estás fuera de casa, ya sea o bien programándola o activándola desde la aplicación.

Lo que nos ha resultado más interesante son las actualizaciones, lo que en la práctica posibilita que la Xiaomi Smart Blender tenga más programas predefinidos por defecto y sea más completa. Habrá que ver cómo de ambicioso es el programa de actualizaciones y su frecuencia, pero por el momento es prometedor.

La interfaz, sin ser una maravilla en cuanto a claridad y minimalismo, es moderadamente intuitiva y funciona bien.

Xiaomi Smart Blender, la opinión de Xataka

Img 6488

Ya no hay quien saque a Xiaomi de la cocina. Después de productos como la arrocera, la hervidora y más recientemente la airfryer, la firma china sigue ampliando su catálogo de pequeños electrodomésticos a su estilo, esto es, con un diseño cuidado y funcional, carácter techie y buena relación calidad precio, si bien con la Xiaomi Smart Blender admite matices.

Porque lo normal en una batidora de vaso de su capacidad y potencia es que ronde los 50 - 80 euros, pero teniendo en cuenta que dispone de función calor, programación o conectividad, la realidad es que tampoco es una batidora normal. Estamos ante un dispositivo rara avis que se queda a medio camino entre un robot de cocina y una batidora. Y aquí sí que salen mejor las cuentas.

Es un dispositivo rara avis que se queda a medio camino entre un robot de cocina y una batidora

Le faltan accesorios y funciones para ser un robot de cocina, pero desde luego que puedes esperar mucho más que triturar, batir y emulsionar los alimentos. Estando un poco en tierra de nadie, probablemente tenga su público: alguien que no sea tan cocinillas como para exprimir al máximo un robot de cocina (o que no esté dispuesto a realizar esa inversión) pero que a la vez quiera comer bien y ampliar su catálogo de recetas sin mucho esfuerzo.

Lo de Xiaomi con este producto es un brindis al sol que le ha salido redondo: sorprende por lo bien que está hecha, su buen funcionamiento y que tenga sentido dotar de conectividad a una batidora. Pero esto no es solo es una batidora, es una batidora vitaminada.

Este dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Xiaomi. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas
Inicio