Compartir
Publicidad
Xiaomi Redmi Note 5 Pro, primeras impresiones: reinventando el Mi A1 pero con ADN MIUI
Análisis

Xiaomi Redmi Note 5 Pro, primeras impresiones: reinventando el Mi A1 pero con ADN MIUI

Publicidad
Publicidad

Parece que Xiaomi se ha propuesto hacerse con la gama media a base de lanzar smartphones muy completos a precios de derribo. Después de un Mi A1 con Android One que puso patas arriba el escaparate y un Redmi 5 Plus que apunta a ser otro superventas, llega el Xiaomi Redmi Note 5 Pro, protagonista de estas primeras impresiones.

Antes de entrar en materia recordamos que el Redmi Note 5 Pro fue lanzado en India y de momento es el único mercado en el que se comercializa de forma oficial. Sin embargo, en Xiaomi nos han confirmado que el terminal llegará a España próximamente, aunque de momento no está clara fecha. Lo que sí está claro es que hemos podido probarlo en el Mobile World Congress y os traemos nuestras primeras impresiones.

Xiaomi Redmi Note 5 Pro, toma de contacto en vídeo

Xiaomi Redmi Note 5 Pro, especificaciones técnicas

XIAOMI REDMI NOTE 5 PRO

DIMENSIONES

158.6 x 75.4 x 8.1 mm

PESO

181 g

PANTALLA

5,99 pulgadas 18:9
FullHD+ 2.160 x 1.080 píxeles
Ratio cuerpo/pantalla: 77,4%

PROCESADOR

Snapdragon 636
Octa Core Kryo a 1,8 Ghz
Adreno 509

RAM

4/6GB

MEMORIA

64 GB + MicroSD 128 GB

SOFTWARE

Android Nougat + MIUI 9.2

CÁMARA TRASERA

Dual 12 MP f/2.2 + 5 MP f/2.0, flash doble, PDAF, vídeos FullHD

CÁMARA FRONTAL

20 MP, f/2.2, Beautify, luz para selfies

CONECTIVIDAD

LTE, Dual SIM, WiFi ac, Bluetooth 5.0, GPS, radio FM, microUSB, minijack

BATERÍA

4.000 mAh

Diseño y pantalla: traje de aluminio y formato alargado

Xiaomi Redmi Note 5 Pro

Venimos de analizar el Xiaomi Redmi 5 Plus (conociddo como Redmi Note 5 en India), por lo que en términos de diseño este nuevo formato no nos ha pillado por sorpresa. El Redmi Note 5 Pro apuesta por una pantalla de 6 pulgadas en formato 18:9 y resolución FullHD+ (2.160 x 1.080 píxeles).

Los marcos que rodean el panel se han reducido bastante, aunque no de una forma notable como para hablar de un 'todo pantalla'. Concretamente el aprovechamiento del frontal es de un 77%, mejor que los diseños tradicionales pero todavía podría haberse compactado más. En cualquier caso, no hay que perder de vista que hablamos de un gama media por lo que tampoco se le puede exigir tanto. Destacar que el terminal tiene muy buenos acabados y, aunque es bastante grande, no resulta excesivo ni en tamaño ni tampoco en peso.

En la parte trasera, que como no podía ser de otra forma es de aluminio, destaca la cámara doble, primero por ser doble pero también por esa colocación en vertical que tanto recuerda al iPhone X. Parecidos al margen, comentar también que la cámara sobresale un poco del chasis, pero no demasiado y al colocarlo sobre la mesa queda bastante plano.

Snapdragon 636 al mando y un MIUI que no va del todo fino

Xiaomi Redmi Note 5 Pro

Cuando analizamos el Redmi 5 Plus comentamos que, aunque el rendimiento es bueno, lo de contar con un Snapdragon 625 era un punto negativo ya que hablamos de un chip que salió en 2016. Con el Redmi Note 5 Pro no podemos decir lo mismo porque aquí Xiaomi sí que ha apostado por un Snapdragon 636, un modelo más nuevo, pero además más potente gracias a sus ocho núcleos Kryo. Además, en este caso va acompañado por 4 GB de RAM, aunque hay un segundo modelo de 6 GB de RAM, queda ver si llegará a España o se quedará en India.

La pega aquí es que nos hemos quedado con ganas de probarlo más a fondo, pero el tiempo que los hemos tenido en la mano la sensación en cuanto a fluidez ha sido muy buena. Habrá que esperar a tenerlos más tiempo para hacer un análisis exhaustivo y someterlos a diversas pruebas de estrés para ver qué tal se desenvuelve esta configuración.

Pero no todo ha sido bonito, la experiencia de uso en este pequeño rato no ha sido fluida todo el tiempo, y aquí el software tiene parte de culpa. MIUI 9 destaca por su buena optimización, pero en este caso parece que lo que hemos podido probar son unidades de pre-producción y hemos tenido bastante lag y algún cierre inesperado, sobre todo en la app de la cámara.

Cámara doble detrás, 20 megapíxeles delante

Xiaomi Redmi Note 5 Pro

Pero la novedad destacada del Redmi Note 5 Pro no es el diseño o el procesador, que también, es la cámara. En la parte trasera tenemos un doble sensor, con uno principal de 12 megapíxeles y apertura f/2.2, acompañado de un segundo sensor de 5 megapíxeles con apertura f/2.0 y enfoque por detección de fase.

Estas son las características sobre el papel, en la práctica los resultados prometen. Digo prometen porque los móviles no se pueden sacar del stand, por lo que no ha sido posible probarlos en distintas condiciones de luz.

Xiaomi Redmi Note 5 Pro

La calidad de imagen es buena en las tomas que pudimos obtener, con un buen nivel de nitidez y colores bastante fieles, aunque quizás un poco lavados. Pero lo que más probamos fue el desenfoque del fondo, característica estrella de la cámara dual, y la sensación se mantiene en la misma línea.

En el plano general, el desenfoque conseguido por el Redmi Note 5 Pro es bastante natural y el recorte acertado cuando la figura está bien separada del fondo. Sorprende que incluso en zonas más complejas como el pelo el recorte también es muy bueno. Habrá que probarlo en más escenarios para ver si sigue dando tan buen resultado.

Xiaomi Redmi Note 5 Pro Con HDR vs sin HDR

Otro de los modos que probamos in situ fue el HDR, pero aquí nos encontramos con algunas sorpresas inesperadas. En la primera unidad que probamos, el HDR tenía modo manual o automático, pero en la segunda unidad solamente había opción manual. Consultamos en el stand y no nos supieron decir el porqué de esta diferencia, así que toca esperar a que llegue a las tiendas oficialmente para resolver el misterio.

En cualquier caso, el resultado al hacer una foto con HDR fue bastante poco notable con la iluminación del stand. En la primera foto se aprecia como las lámparas del techo no están tan quemadas, pero apenas hay diferencia entre ambas imágenes. Aquí cabe recordar que probablemente se traten de unidades de pre-producción y la cosa podría cambiar en el modelo definitivo.

Xiaomi Redmi Note 5 Pro

La cámara para selfies es otro de los puntos que mejora con este modelo. Recordamos que monta un sensor de 20 megapíxeles con apertura f/2.2, luz LED para selfies (no flash) y además permite el modo desenfoque. De nuevo el resultado nos ha sorprendido para bien. La calidad no es la mejor pero no es mala y el recorte del fondo es bastante bueno.

Conclusiones: más madera para una gama media cada vez más ambiciosa

Xiaomi Redmi Note 5 Pro

Lo de Xiaomi en la gama media es una ofensiva en toda regla. La apuesta de lanzar buenos terminales a precios de derribo funcionaba incluso cuando no vendían oficialmente en España, y ahora que ya están en Europa oficialmente se reafirma: la fórmula funciona, y de qué manera.

El Xiaomi Redmi Note 5 Pro sólo se vende en India de forma oficial, pero su presencia en el stand de Xiaomi en Barcelona es un claro indicativo de que pronto lo veremos por estas tierras, algo que nos confirmaron en Xiaomi, aunque no se mojaron con la fecha.

Tras la toma de contacto en el propio stand, nos quedamos con ganas de poder probarlos más a fondo, sobre todo esa pareja de cámaras, pero también el rendimiento, y es que el Redmi Note 5 Pro por fin deja atrás el Snapdragon 625 y apuesta por una gama superior. Quizás MIUI es el punto flojo si lo vemos como un sucesor del Mi A1, pero la capa de la firma china tiene ya mucho recorrido y ha demostrado ofrecer una experiencia de uso a la altura. Queda conocer cuál será su precio final.

En Xataka Android | Xiaomi Redmi 5 Plus, análisis: artillería china para volver a poner la gama media contra las cuerdas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio