Compartir
Publicidad
Xiaomi Redmi 5 Plus, análisis tras un mes de uso: si asumes el nivel de la cámara, desde el precio todo serán satisfacciones
Análisis

Xiaomi Redmi 5 Plus, análisis tras un mes de uso: si asumes el nivel de la cámara, desde el precio todo serán satisfacciones

Publicidad
Publicidad

El desembarco de Xiaomi y parte de sus teléfonos móviles fuera de las fronteras chinas, como por ejemplo España, ha reforzado el valor de la marca, la cual se permite ya no solo terminales concretos con una excelente relación calidad/precio sino empezar a configurar una red de smartphones muy parecidos pero que siempre suman al dejar al usuario escoger de forma más definida.

Es el caso del Redmi 5 Plus, el más reciente y potente candidato de Xiaomi a superventas el año con permiso del Mi A1 y su doble cámara y Android One, y que he estado probando durante un mes para contaros mi experiencia.

La gama de entrada puede permitirse pocos marcos y buena pantalla

Si por algo hay que destacar el diseño del Xiaomi Redmi 5 Plus es por llevar ideas de gama alta a la de entrada de nivel. Nos referimos a un diseño con pantalla (casi) sin marcos y la adopción del formato 18:9, en una diagonal de 5,99 pulgadas. Las esquinas redondeadas son otro guiño que dice mucho del esfuerzo a nivel de diseño y apariencia de este Redmi 5 Plus.

Ese buen acabado general del terminal y su tamaño de pantalla le pasan factura en dimensiones, especialmente en el peso. Pese a ser equilibrado y reducir bastante los marcos laterales, no hace lo mismo con los superior e inferior, así que en mano resulta un terminal algo grande (bastante alto) y pesado. A su favor debo decir que esa sensación de ser más pesado es básicamente por el uso de un material como el aluminio, que por otro lado nos da mayor sensación de robustez frente a los modelos de cristal.

Se agradece el esfuerzo por poner en el mercado un diseño "casi sin marcos" que nos recuerda a la gama media/alta, pero la realidad nos deja un terminal de generosas dimensiones

Donde no hay variación por parte de Xiaomi es en el diseño de la parte trasera, perfectamente reconocible y donde el lector de huellas me ha resultado muy cómodo de usar, así como los controles de volumen y encendido, que están donde a mi me gustan.

Marcos Xiaomi Redmi 5 Plus

Como en otros terminales de Xiaomi, tanto con acabado metálico como de cristal, me ha resultado un modelo bastante resbaladizo, así que no hay que hacer ascos a la más que sencilla funda de silicona transparente que viene con el terminal porque la agradeceremos y nos evitaremos algún que otro susto.

Una gran pantalla que sufre en exteriores

En este teléfono más cercano a los 150 euros que a los 200, sorprende una pantalla grande de 5,99 pulgadas no por su tamaño, que nos resulta cómoda, sino porque no nos obliga a renunciar a una cierta calidad tanto en el panel como en la resolución, que es de 2160x1080 píxeles.

Lógicamente no estamos ante exactamente el mismo panel y en ciertos aspectos se nota. En nuestro mes de uso lo he notado especialmente en el brillo, más bajo que la gama alta y que hace que en exteriores sufra algo su visibilidad, así como en reflejos o la polarización del panel, que hace que en vertical, con algunas gafas de sol, no se vea nada la pantalla, lo que incomoda bastante si sueles ir con este tipo de gafas continuamente.

Pantalla Redmi 5 Plus

También el contraste tiene margen de mejora así como el sensor de luminosidad, que tiende a mantener en niveles muy bajos el brillo de la pantalla para, imaginamos, ganar algo de autonomía y destacar en ese punto, lo que nos hace en determinadas situaciones estar pendiente de subir el nivel de manera manual para tener una visualización de la pantalla más confortable a la luz ambiente.

Sin problemas de rendimiento y (casi) muy bien por MIUI

Si en la parte de diseño y pantalla casi todo han sido alabanzas para el Redmi 5 Plus, siempre pensando en su precio y la competencia, no pasa lo mismo principalmente con el procesador. Aquí Xiaomi ha decidido optimizar al máximo el coste y le ha colocado un amortizado procesador como el Snapdragon 625. Resulta bastante extraño en un fabricante que siempre nos deja la imagen de un excelente ensamblador de los componentes más actuales.

Puede sorprender que no mejore el procesador, pero es que realmente no le hace falta para conseguir una experiencia de lo más satisfactoria para su precio

Dicho esto, para matizar los números sobre el papel, tengo que decir que en esta gama no vamos a encontrar muchos terminales con este rendimiento. Mi consejo es que, de las dos configuraciones posibles, por los apenas 20 euros de diferencia, nos decantemos por el Redmi 5 Plus de 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna porque en relación calidad/precio es casi imbatible: 164 euros. Esos 4 GB de RAM hacen que el terminal vaya fluido y no hay ni tirones ni dejemos de poder realizar acciones por falta de potencia.

Jugando con el Xiaomi redime 5 Plus

Que Xiaomi tenga éste entre los terminales oficiales en España y otros mercados ha hecho que me reconcilie bastante con la marca, de quienes los modelos que hasta ahora había probado provenían directamente de China y me habían causado más de un dolor de cabeza por su capa y servicios locales invasivos.

En este Redmi 5 Plus nos encontramos la capa MIUI 9 pero todavía no está sobre Android 8.0. Es la principal pega de una personalización que debes domar antes de sentirte a gusto con ella porque, pese a que está muy bien optimizada y el diseño es atractivo y más cercano a un Android puro que a otras capas asiáticas, hay todavía bastantes servicios y aplicaciones que o no usaremos o no queremos que se inmiscuyan en nuestro flujo diario bajo Android.

Xiaomi Redmi 5 Plus sistema operativo

Salvo que seas un fiel de la marca o en ayudas puntuales como la de gestión de memoria y seguridad, mi opción siempre sería tirar de aplicaciones y servicios de terceros para que, en caso de cambiar de terminal/marca, no sentirme algo perdido. Lo bueno es que, si optas por lo que Xiaomi ofrece, la calidad se nota, son servicios y aplicaciones sólidas y en el que casi lo único con bastante margen de mejora son las notificaciones.

Excelente autonomía, no tanto la carga

El peso y grosor de este Redmi 5 Plus se nota en mano pero a cambio, también en la batería desde un punto de vista positivo. Dentro de este terminal encontramos 4000 mAh de batería que, asociado con el perfil de usuario mayoritario de este terminal, nos permite otorgarle dos días de autonomía sin problema. Si el uso que haces del terminal es más intensivo, como ha sido mi caso en este mes de uso con el Redmi 5 Plus, esos dos días se reducen algo, pero no he tenido problemas en llegar a la mitad del segundo día con suficiente batería.

Puede parecer extraño pero superar el día de uso con solvencia pero sin garantizarnos la segunda jornada, para mi caso es un problema. Y lo ha sido más todavía con este Redmi 5 Plus puesto que el cargador con el que viene no tiene carga rápida, un "must" que ya le pido a cualquier terminal que se precie, ni tampoco con puerto de carga USB-C. En casa y el lugar de trabajo, los cables microUSB ya hace un año que fueron sustituidos por modelos USB-C, por lo que en este mes, que el Xiaomi Redmi 5 Plus usara todavía la carga por microUSB, aunque suene a broma, me ha supuesto un problema. Ya me había olvidado de lo que es tener que mirar la orientación del cable de carga.

Puerto carga Cuando ya casi todos los terminales salen con USB-C para la carga, que sea microUSB tipo A es un pequeño incordio

Al final la solución ha sido poner a cargar cada día en casa, al final de la jornada, a este Xiaomi pese a que la batería estuviera por encima del 40%, por lo que, al menos en mi caso particular y experiencia de uso, hubiera preferido otros esfuerzos del lado de la batería, como la citada carga rápida, que solo capacidad bruta.

En la cámara está el ahorro de dinero

Aunque venimos de la muy buena experiencia con la cámara del Xiaomi Mi A1, este Redmi 5 Plus nos ha devuelto a la realidad de las cámaras de terminales de gama de entrada o media. Aquí ya no pedimos que tenga doble sensor ni nada por el estilo, simplemente que no falle estrepitosamente.

Cámara en uso del Xiaomi Redmi 5 Plus

No es exactamente el caso del Xiaomi Redmi 5 Plus, pero quien se lo compre pensando en un nivel de cámara alto por haber visto nuestra review de Xiaomi Mi A1, se equivocará. Lógicamente podemos conseguir fotos decentes, especialmente en lo que respecta al nivel de detalle, pero en este mes de uso la cámara de este Redmi 5 Plus ha dado muchas muestras de un deficiente rango dinámico.

En escenas con puntos fuertes de luz o cielos despejados es habitual que la escena acabe descompensada. Lo curioso es que las posibles soluciones que tiene Xiaomi no las facilita, algo que no entendemos y que nos transmite una idea de dejadez en el apartado de la cámara una vez que ya nos ha vendido el terminal por números (tanto en ficha técnica como en precio). Un ejemplo claro es la ausencia real de controles manuales que tan bien vienen cuando el rango dinámico o las escenas nocturnas nos dejan fotos muy mejorables.

Una vez más es en la cámara de fotos y su nivel donde la diferencia entre gamas más se nota. El coste de un terminal no va siempre del lado del hardware y en la cámara, no trabajar el software, se paga en negativo. Lo peor sin duda de este smartphone

Pero no es el único ejemplo. En este mes de uso y en busca de una fiabilidad mayor con la cámara, he acabado usando el modo HDR para casi todo. Esto ha sido así porque bastantes escenas con mucho rango dinámico las logra adecentar, pero sin embargo, es una funcionalidad que hay que activar a mano y encima lenta. Volver a terminales que no admiten dos disparos seguidos casi instantáneos no es plan.

Dicho todo esto, no hay dudas de que estamos ante un potencial superventas más que recomendable por su precio, pero que conviene valorar en su justa media en apartados como la cámara y comparando casi la mayoría de veces con modelos dentro de su propia marca. Hablamos del Mi A1 si priorizáis la cámara, o del futuro Note 5 Pro si buscáis lo máximo por vuestro dinero.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio