Xiaomi Mi Watch Lite, análisis: si la Mi Band 5 se convirtiese en smartwatch sería exactamente así
Análisis

Xiaomi Mi Watch Lite, análisis: si la Mi Band 5 se convirtiese en smartwatch sería exactamente así

Xiaomi ya tiene un par de smartwatches en el mercado. El primero en llegar fue el Mi Watch y luego vino el Xiaomi Mi Watch Lite, una versión recortada (y que viene a ser el Redmi Watch, pero de la marca Xiaomi) que aspira a convertirse en el reloj inteligente relación calidad/precio por defecto. Después de todo, su precio es de 60 euros, así que es tentador no, lo siguiente.

En Xataka llevamos ya un tiempo con este Xiaomi Mi Watch Lite en la muñeca para traeros este, su análisis. A continuación os vamos a contar cuál ha sido nuestra experiencia, pero antes de nada os vamos a hacer un pequeño spoiler: si la Xiaomi Mi Band 5 digievolucionase y se convirtiese en un smartwatch, el resultado sería ni más que ni menos que un Xiaomi Mi Watch Lite. Empecemos.

Ficha técnica del Xiaomi Mi Watch Lite

Xiaomi Mi Watch Lite

DIMENSIONES Y PESO

41 x 35 x 10,9 mm
35 gramos

PANTALLA

TFT/LCD 1.4 pulgadas
320x320 píxeles

SENSORES Y MEDICIÓN

Sensor de ritmo cardíaco
Medición de sueño
Control de la respiración
Acelerómetro
Giroscopio
GPS

DEPORTE

11 modos deportivos

BATERÍA

230 mAh
Duración típica de 9 días

CONECTIVIDAD

Bluetooth 5.1
Compatible con iOS 10 / Android 5.0 o superior

PRECIO

59,99 euros
Xiaomi Mi Watch Lite - Reloj inteligente , GPS, control frecuencia cardíaca, 11 modelos de entrenamiento, color negro

Xiaomi Mi Watch Lite - Reloj inteligente , GPS, control frecuencia cardíaca, 11 modelos de entrenamiento, color negro

Diseño: ¿eres tú, Redmi Watch?

Xiaomi Mi Watch Lite 2

Pues sí, efectivamente, el Xiaomi Mi Watch Lite es el Redmi Watch que ya conocemos, solo que con el nombre cambiado. Literalmente, los dos dispositivos tienen la misma ficha técnica, el mismo diseño y los mismos acabados. A bote pronto, las principales diferencias entre ambos relojes es que el Redmi Watch tiene NFC, algo típico de los relojes que se venden en China. Pasa lo mismo con las Mi Band, que las chinas tienen opción con NFC y a Europa solo llegan las versiones estándar sin dicho chip.

Pero centrémonos en lo que tenemos entre manos, el Xiaomi Mi Watch Lite. Se trata de un reloj sencillo a más no poder. Su caja está hecha de aluminio y el único botón lateral tiene textura de metal. Pesa 35 gramos, por lo que es ligero (y se siente como tal), y tiene un grosor de 10,9 milímetros, algo más si contamos hasta el sensor óptico de la parte inferior. Y poco más, realmente.

Xiaomi Mi Watch Lite 14

Normalmente hablaríamos de las ranuras para el micrófono y el altavoz, pero lo cierto es que es el Xiaomi Mi Watch Lite no tiene ninguno de estos dos elementos. La caja es completamente lisa, cuadrada, con las esquinas ligeramente redondeadas. Más sencillo, imposible.

Xiaomi Mi Watch Lite 5

Lo único que sí me gustaría destacar es que el botón clickea bastante y que tiene buen recorrido. Es fácil acceder a él y cumple su función, que es despertar el reloj y abrir el menú de aplicaciones (sobra decir que no se puede remapear).

En la parte inferior, como adelantábamos, tenemos el sensor óptico que mide la frecuencia cardíaca, además de los pines de carga. El reloj no tiene carga inalámbrica, sino que tenemos que usar una base de carga con forma de pinza que viene incluida en la caja.

Xiaomi Mi Watch Lite 15

Pasamos así a hablar de la correa. Está hecha de TPU (silicona) y se siente correcta. El tacto recuerda a la silicona usada en las Mi Band, que no es la mejor silicona del mundo, pero no está mal. El enganche es propietario, así que no se pueden usar otras correas que tengamos por casa como suele ser frecuente en los relojes con correas de 22 milímetros. Y menos mal, porque es endiabladamente difícil extraer las correas del reloj.

Xiaomi Mi Watch Lite 3

En resumidas, es un reloj que no podemos decir que sea muy bonito, pero sí correcto para este rango de precios. A mí, personalmente, me recuerda mucho al LG G Watch, mi primer reloj inteligente. Es un reloj agradable en mano, que apenas notamos que llevamos puesto y que no llama demasiado la atención. Es cómodo y versátil, así que en ese aspecto sin problemas. Francamente, y gustos personales aparte, la sensación en mano es bastante más buena de lo que se podría esperar de un reloj de 60 euros. No es una sensación premium, pero realmente tampoco la estamos pagando.

Pantalla: mucho marco

Xiaomi Mi Watch Lite 18

Cuando sacas el reloj de la caja y lo miras de frente te da la sensación de que la pantalla ocupa todo el frontal. Además, las fotos mostradas en la web de la marca tampoco ayudan demasiado, ya que todas tienen fondos negros y disimulan muy bien el marco, pero lo cierto es que el frontal está mal aprovechado. Tenemos unos enormes marcos tanto a los lados como en las zonas superior e inferior.

La pantalla es completamente cuadrada y tiene un tamaño de 1,4 pulgadas, así que echando unas cuentas rápidas la pantalla en sí ocupa un 85% del frontal. Cierto es que casi todas las watchfaces preinstaladas y una amplia mayoría de las que encontramos en la app para smartphone tienen fondos negro y ayudan a disimular, pero la sensación es que el frontal se podría haber aprovechado mejor (y, de paso, no habría estado de más que las huellas no se quedasen tan, tan marcadas).

Xiaomi Mi Watch Lite 11
Aquí se pueden apreciar bien los marcos de la pantalla.

Sin embargo, el Mi Watch Lite tiene una pantalla TFT LCD, no AMOLED, por lo que los negros no son negros puros, así que de una forma u otra siempre acabas notando que hay mucho marco. En cualquier caso, no todo iba a ser malo. El panel tiene una resolución de 320 x 320 píxeles, lo que se traduce en 323 píxeles por pulgada. Es una cifra más que decente y que resulta en una pantalla en la que es imposible ver los píxeles a una distancia prudencial.

La visibilidad a plena luz del día es correcta, aunque si el sol impacta de forma directa sobre la pantalla notaremos que el rendimiento se reduce. Tiene brillo automático (de hecho, si pones el reloj en cierto ángulo puedes ver el sensor) y me alegra decir que funciona bien. Si prefieres controlarlo manualmente, puedes hacerlo sin problema desactivando la opción en los ajustes. También tiene una buena representación del color.

Xiaomi Mi Watch Lite 13

La respuesta táctil es muy correcta, pero hay un pequeño problema, y es que el sistema operativo es, por decirlo de alguna forma, muy básico. Tanto que, directamente, no tiene animaciones al cambiar de pantallas. Eso da la sensación de que el panel no responde o de que tarda en hacerlo, pero no, es simplemente que no tenemos feedback, ni visual ni háptico, por parte del reloj.

Para despertar la pantalla tenemos dos opciones. La más sencilla y fácil de usar es haciendo el gesto de mirar la hora con el reloj. Es la que usaremos más a menudo y, por fortuna, funciona realmente bien. La otra opción es pulsar el botón. Por el contrario, para apagarla simplemente tenemos que poner la mano encima de la pantalla.

Esferas

En lo que a personalización se refiere, podemos usar una de las cuatro esferas que vienen preinstaladas en el reloj o acceder a un enorme abanico de opciones desde la app para smartphones. Estas se descargan y se importan directamente al reloj. Casi ninguna esfera se puede modificar y las complicaciones (la información que muestran), salvo alguna excepción, no suelen ser interactivas ni personalizables.

En resumidas cuentas, el Xiaomi Mi Watch Lite tiene una pantalla sencilla y justa para cumplir con su objetivo, pero poco más. Al fin y al cabo, el Mi Watch Lite es un reloj muy básico y tampoco es que vayamos a estar todo el día usando la pantalla, porque tal y como veremos a continuación, el sistema operativo tampoco es que de mucho más de sí.

Rendimiento: reloj parece, pulsera es

Xiaomi Mi Watch Lite 8

Por fuera el Xiaomi Mi Watch Lite parece un reloj, está claro, pero por dentro no deja de ser una pulsera inteligente. Podemos decir sin miedo a equivocarnos que el Mi Watch Lite es una pulsera cuantificadora grande. El dispositivo es compatible con iOS y con Android gracias a la app Xiaomi Wear Lite, disponible en App Store y Google Play Store, y su sistema operativo es propietario. Es decir, que no ofrece ni de lejos las posibilidades de Wear OS, Tizen OS o WatchOS.

Pero no nos adelantemos y empecemos por el principio. Para interactuar con el reloj nos valdremos de gestos en la pantalla. Ya hemos dicho que el panel responde correctamente a ellos, pero al no tener animaciones de ningún tipo la sensación es que el reloj va mal. A la hora de abrir aplicaciones no se nota tanto, pero sí al hacer scroll en los menús, ya que no hay un feedback visual que nos indique que la acción se está llevando a cabo. Los gestos disponibles son los siguientes:

  • Deslizando hacia abajo: abrimos el panel de notificaciones.
  • Deslizando hacia arriba: abrimos el panel de ajustes rápidos.
  • Deslizando hacia la izquierda o la derecha: nos desplazamos por los widgets, a saber medición del pulso, resumen del sueño, tiempo atmosférico, resumen del estado físico, control de música. Son todos los widgets que hay y, aunque se puede modificar el orden, no se pueden añadir más, solo ocultar los que no queramos usar.

En lo referente a las aplicaciones, en el Xiaomi Mi Watch Lite nos pasa igual que en los relojes Amazfit o Huawei: el surtido es amplio, pero es el que es y no se puede ampliar. El Mi Watch Lite no puede acceder a Google Play Store para descargar más apps, así que nos tenemos que conformar con las que tenemos. Están las apps más básicas y, si no quieres hacer nada extraordinario con el reloj, seguramente tengas todo lo necesario para usarlo en el día a día, pero si buscas explotar más las funciones del reloj con apps de terceros, desgraciadamente no será posible.

Xiaomi Mi Watch Lite 4

Las apps, eso sí, se disponen de una forma muy interesante: en una cuadrícula de 3x3. Eso permite acceder a ellas rápidamente. Además, los iconos son parecidos a los que vemos en MIUI, así que si usas un móvil de Xiaomi seguramente sepas identificar rápidamente qué hace cada app gracias a su icono. Lo que no podemos hacer es desinstalar ninguna app ni cambiar el orden. Dicho lo cual, hablemos de las principales.

El monitor de frecuencia cardíaca se puede configurar para que nos haga una lectura cada 30, 10, 5 o un minuto. Dependiendo del que elijamos tendremos una mayor o menor autonomía, pero ya veremos que esto no es un problema. En cualquier caso, siempre podemos medirnos el pulso manualmente usando la app dedicada a tales efectos. Lo que no tenemos es medición de oxígeno en sangre ni VO2 Max. al hacer deporte.

Ritmo Cardiaco

El sensor nos parece preciso y no hemos notado métricas más raras de la cuenta. Funciona bien, simple y llanamente. A través del app podremos acceder a un informe de nuestras pulsaciones para ver cómo ha cambiado durante el día y el ritmo cardíaco medio, máximo y mínimo. Además, en el propio reloj podemos configurar una alerta para que nos avise cuando superemos cierto margen de pulsaciones.

Por otro lado, el reloj es capaz de medir nuestras sesiones de sueño. El dispositivo es realmente preciso a la hora de detectar la hora a la que nos dormimos y despertamos, así como las fases del sueño. En la app obtenemos una puntuación sobre 100 y podemos ver un desglose de las fases, pero lo cierto es que el informe tampoco es que aporte demasiada información. Consejo personal: activad el modo no molestar y desactivad el gesto para encender el reloj antes iros a dormir.

Sueno

Y la verdad es que poco más. La app para smartphones no podría ser más básica (demasiado, al menos para mi gusto) y el reloj carece de más funciones interesantes. Tiene una app para hacer ejercicios de respiración, una app de brújula y una app para ver la presión del aire, pero poco más. La más llamativa quizá sea la del control musical, que nos permite pausar, reproducir y cambiar de canción siempre que llevemos el teléfono conectado al reloj.

App 1

Como smartwatch al uso, el reloj se queda un poco corto. Podemos recibir las notificaciones en la muñeca y ver su contenido (y los emojis, algunos), pero no responderlas ni con mensajes predeterminados ni con mensajes escritos manualmente. Lo mismo con las llamadas: podemos recibirlas y colgarlas, pero no responderlas desde el reloj. ¿Recordáis que antes dijimos que no tenía ni micrófono ni altavoz? Pues eso. Tampoco tenemos asistente de voz ni podemos controlar la domótica de casa. Es, básicamente, una pulsera inteligente grande.

Hacer deporte con el Xiaomi Mi Watch Lite

Xiaomi Mi Watch Lite 20

Como todo reloj / pulsera que se precie, el Xiaomi Mi Watch Lite permite monitorizar nuestras sesiones de ejercicio. El dispositivo pone a nuestra disposición 11 modos: correr al aire libre, cinta de correr, ciclismo al aire libre, ciclismo en interiores, estilo libre (el cajón de sastre para todo), caminar, senderismo, carrera en pista, natación en piscina, aguas abiertas y críquet. Están los justos y necesarios para el runner aficionado, pero se echan en falta muchísimos, como fútbol, tenis, baloncesto, etc.

Para todos los deportes que no sean los mencionados anteriormente tendremos que usar el modo estilo libre. Para que os hagáis una idea, así queda registrada una sesión ligera de hora y pico de pádel. Básicamente, podemos ver la variación de la frecuencia cardíaca y las zonas de ritmo cardíaco, así como un resumen, pero poco más. Francamente, el informe aporta bastante poco.

Estilo Libre

Ahora bien, si registramos un deporte al aire libre de movimiento, digamos caminar o una carrera, el reloj registrará nuestra posición GPS. En ese sentido, conviene destacar que el Xiaomi Mi Watch Lite tiene chip GPS integrado, por lo que podemos registrar la sesión y la ruta sin llevar el móvil encima. Es, sin lugar a dudas, uno de sus principales alicientes. Así queda el informe.

Gps

El chip GPS, aunque tarda un poquito en fijarnos, es bastante preciso y, al menos durante nuestras pruebas, no nos ha dado problemas. No hemos sufrido desconexiones ni nada por el estilo. Lo que sí hemos echado en falta es la posibilidad de controlar la reproducción de música mientras registramos la sesión deportiva.

Es un reloj suficiente para deportistas aficionados, aunque se queda por debajo de alternativas más completas (y caras) como los relojes de Fitbit. En cuanto a la comodidad, es un reloj que ya hemos dicho que no pesa y que no se nota que lo llevemos puesto. No molesta lo más mínimo al hacer deporte, así que sin problemas en ese aspecto.

Batería: promesas cumplidas

Xiaomi Mi Watch Lite 19

En el mundo de los relojes inteligentes hay un patrón que siempre se cumple: cuanto más básico es un reloj, más autonomía tiene. En el Mi Watch Lite no es un excepción. El reloj tiene una batería de 230 mAh y Xiaomi promete nueve días de autonomía promedio, y es una promesa cumplida. El Mi Watch Lite, sin ser el mejor con reloj autonomía, cumple.

Dependerá, y mucho, de cuánto usemos el reloj, de cuánto usemos el GPS y de cómo lo tengamos configurado, pero nos podemos quedar con la idea de que es muy, muy, muy fácil superar la semana de autonomía. Es más, si no soléis hacer deporte en exteriores y lo usáis de forma básica (recibir notificaciones y poco más) podréis alcanzar las dos semanas tranquilamente.

Haciendo un uso básico es muy fácil superar los nueve días de autonomía prometidos por Xiaomi

En cuanto al sistema de carga, tenemos que usar un cargador propietario con forma de pinza. Es propietario y a su manera me recuerda mucho al cargador de los Fitbit Versa antiguos. El reloj debe encajarse en la pinza para que se cargue bien. Tarda alrededor de dos horas en cargarse y cuando está cargando se pone una pantalla similar a un reloj de mesa que nos permite ver la hora fácilmente.

Xiaomi Mi Watch Lite, la opinión de Xataka

Xiaomi Mi Watch Lite 16

Tras haber probado el Xiaomi Mi Watch Lite, mi sensación es que aporta poco más que una Mi Band 5. Tiene el factor forma de un reloj, sí, pero su diseño tampoco es que sea precisamente llamativo. La pantalla es más grande, correcto, pero es LCD y al no tener animaciones no se disfruta del todo. Ya decíamos antes que el Mi Watch Lite era una pulsera cuantificadora grande y, llegados a este punto, es fácil entender por qué.

Es un smartwatch muy básico, con lo justo y necesario para cumplir con las necesidades de un usuario que busque recibir notificaciones y llamadas en la muñeca, registrar una carrera de vez en cuando y controlar la música desde el reloj. El problema es que eso se puede conseguir con dispositivos más baratos. Es una opción a contemplar teniendo en cuenta que vale 60 euros, pero antes de nada creo que conviene pararse a pensar si lo que nos ofrece el reloj nos compensa para pagar el sobreprecio que hay con respecto a una Mi Band 5.

El principal añadido a efectos prácticos es el chip GPS, lo que permite a los corredores y deportistas al aire libre salir a hacer deporte sin llevar el móvil encima. Si es el caso, el dispositivo cumplirá. Si simplemente quieres medirte las pulsaciones, registrar carreras y caminatas y recibir notificaciones en la muñeca, y no te importa no tener GPS, por menos dinero tienes la Mi Band 5 que cumplirá igual de bien.

7,5

Diseño7
Pantalla7,5
Software7
Autonomía9
Interfaz7,25

A favor

  • Es barato.
  • Tiene chip GPS.
  • Autonomía para más de una semana.

En contra

  • El software es muy básico, demasiado.
  • La aplicación para móvil podría ser más completa.
  • No aporta mucho más que una pulsera cuantificadora más barata.

Xiaomi Mi Watch Lite - Reloj inteligente , GPS, control frecuencia cardíaca, 11 modelos de entrenamiento, color negro

Xiaomi Mi Watch Lite - Reloj inteligente , GPS, control frecuencia cardíaca, 11 modelos de entrenamiento, color negro

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Xiaomi. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Inicio