Compartir
Publicidad

Sony HX5, todo lo que busca un viajero

Sony HX5, todo lo que busca un viajero
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los regalos de estas Navidades seguramente sea una nueva cámara de fotos. Y quizás, ante la oleada de réflex de gama de entrada, compactas sencillas y las nuevas cámaras sin espejo, tus ojos se desvíen a las compactas avanzadas que tanto tienen que dar.

La Sony HX5 es una de ellas. Esta cámara compacta con GPS y gran zoom es una viajera empedernida, y nos ofrece prácticamente todo lo que podemos desear en una de ellas. Para que si estás pensando en ella como futurible tengas algunos aspectos más claros, en este análisis de la Sony HX5 te dejamos con unas ideas claras a tener en cuenta por el consumidor básico.

Sony HX5, características casi ideales

Sobre el papel, la lista de características de la Sony HX5 es completa y ajustada. Lo más llamativo y por lo que buscaríamos esta cámara frente a otros modelos de la propia Sony es el GPS integrado, pero no podemos dejar de hablar del sensor Exmor R que incluye así como el zoom de 10 aumentos con un gran estabilizador y que parte de un angular de 25 mm que apreciaremos en la ciudad e interiores.

zoom-hx5-sony-gps.jpg

Imagen con ayuda de un zoom de 10 aumentos

La pantalla, de 3 pulgadas y con resolución de 230.400 píxeles, cumple con creces a pesar de no ser de tipo AMOLED como la Samsung WB650 ni estar repleta de puntos. En interior es luminosa (regulable) y en exteriores no hay excesivos problemas para usarla.

A pesar de su tamaño, la pantalla no es táctil. Para movernos por los menús que nos hubiera gustado que fueran más sencillos todavía (echamos de menos uno de configuración general que luego aparece en todos los modos del dial) podemos usar el dial superior y la cruceta de control que podría ser más cómoda.

sony-hx5-pantalla.jpg

En cuanto al funcionamiento general, el encendido y apagado de la cámara es rápido, y el zoom podemos moverlo con fluidez, precisión y seguridad, pues el procesador Bionz y el estabilizador están al quite en todo momento.

De los modos de funcionamiento destacamos el de Ajuste Inteligente, que ajusta todos los valores de la fotografía para que ésta salga siempre de la mejor manera (incluso hace dos fotos seguidas cambiando la apertura del diafragma o con flash y sin él para que podamos escoger la mejor a nuestro parecer) y penalizamos el de los ajustes manuales, en los que la ausencia de la grabación en formato RAW nos parece una pérdida importante para esta cámara de fotos compacta que consideramos como avanzada. De hecho, pese a que en condiciones de luz escasas tiene un comportamiento correcto, no es para nada lo espectacular que promete el sensor Exmor R y nos vendría bien algo de ayuda en forma de archivo RAW.

foto-nocturna-hx5.jpg

Foto tomada en interior muy oscuro y sin flash

GPS, su principal argumento

sony-hx5-con-gps.jpg

Como acabamos de indicar, la posibilidad de que los datos de dónde se ha tomado una foto con exactitud queden registrados en la propia foto sin que el usuario intervenga es uno de los motivos por los que recomendamos esta cámara. Con el software adecuado, las presentaciones y organización de nuestros álbumes quedan espectaculares, y son garantía de éxito en cualquier reunión de amigos o familiares, aunque recomendamos hacerlo con moderación.

Para poner en marcha el GPS de la Sony HX5 no hay que hacer nada. Al encender la cámara, ella sola se pondrá a buscar los satélites para determinar nuestra posición exacta. En el primer encendido puede tardar algo en encontrarlos, pero aunque la señal de cobertura no esté indicada en la pantalla de la cámara, ésta registra las coordenadas en que se tomó la foto sin problemas.

Teníamos dudas de si encendido y apagando mucho la cámara podíamos perder ese posicionamiento instantáneo, indispensable en una compacta que queremos que tome fotos cuando nosotros queramos, pero no ha sido así. Solo en calles intrincadas y con muchos edificios altos perdimos alguna foto.

El inconveniente de la función de GPS solo debemos buscarlo en la autonomía de la batería, que se resiente un poco, aunque no es ningún problema en esta Sony HX5 pues la batería se porta como una campeona. En nuestras pruebas hemos aguantado sesiones de varios días a razón de más de 70 fotos por jornada y un par de vídeos. De media hemos podido superar siempre las 300 fotos tomadas, una cifra que nos satisface.

Panorámicas, coser y cantar

Una de las funciones de ayuda para la toma de fotografías que incluye esta Sony es el modo panorámico. Con él es posible realizar panorámicas completas (hasta 270 grados) tanto en vertical como en horizontal con solo pulsar el botón y mover la cámara en la dirección que nos indica la pantalla.

Pinchar para ver más grande

La Sony HX5 se encarga de tomar las fotos adecuadas, ajustar sus valores y ofrecer al instante una panorámica completa con un gran resultado, aunque siempre hay que asegurarse de que no haya muchas personas moviéndose por ellas.

Otro modo que mejora algo las fotos que tomamos en un falso HDR con el que sobre todo los paisajes ganan algo de espectacularidad.

hdr-sony-hx5.jpg

Foto con mejora en el detalle del cielo

Por último tenemos el modo vídeo, que es capaz de grabar secuencias en alta definición 1080i pero en formato AVCHD. Decimos pero porque pese a que la compresión es buena, sigue siendo una pequeña odisea trabajar con ese formato fuera del software para Windows que nos propone Sony junto con la cámara.

Por cierto, casi se nos olvidaba. Esta Sony HX5 la podemos encontrar a partir de 250 euros sin muchos problemas, un precio que nos parece muy ajustado para lo que nos ha ofrecido.

La cámara de fotos Sony HX5 ha sido cedida para la prueba por parte de Sony España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

En Xataka | Sony HX5.
En Xataka | Cuatro cámaras con GPS.
Más información | Sony.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos