Compartir
Publicidad
Samsung Gear Fit 2, análisis: el control de nuestra actividad ahora es más completo
Análisis

Samsung Gear Fit 2, análisis: el control de nuestra actividad ahora es más completo

Publicidad
Publicidad

Hace dos años Samsung sorprendió a propios y extraños con el lanzamiento de lo que por entonces era un gadget revolucionario por su aspecto. Una pulsera cuantificadora que destacaba por hacer uso de una pantalla curva a todo color de tipo AMOLED que no pasaba desapercibida.

Una opción, la primera incursión de los coreanos en este terreno, para hacer frente a empresas con más experiencia como por ejemplo Fitbit, Polarr o Garmin. Y es que la Gear Fit original, contaba con grandes prestaciones y virtudes pero también con algunas carencias que ahora se ven solucionadas en esta Samsung Gear Fit 2 que he estado probando.

Conjunción casi perfecta de diseño y materiales
Samsung Gear Fit 2 6

Con esta Samsung Gear Fit 2 podría decir, casi sin temor a equivocarme, que he topado con una alternativa más que interesante a otros modelos del mercado de marcas punteras que todos tenemos en la cabeza. Samsung ha hecho un gran trabajo en cuanto a diseño y prestaciones que ahora veremos.

Samsung Gear Fit 2 23

Samsung mantiene una seña de identidad como es la pantalla curva a todo color, pero ahora con una curvatura más pronunciada que mejora el uso que hacemos de la misma. A su vez, las correas, aunque continúan siendo intercambiables, han pasado a ofrecer un mejor sistema de anclaje, (el de antes era mucho más rudimentario) y han mejorado en materiales. Sí, es plástico, pero la diferencias con la anterior generación es palpable con sólo tocar la pulsera.

La Gear Fit 2 es tan ligera que no vas a notar que la llevas puesta

La Samsung Gear Fit 2 es muy cómoda, ligera, discreta y encima, ha mejorado el sistema de cierre, de forma que junto a los dos enganches clásicos que ya usaba, ha añadido un pasador a modo de ajuste de seguridad. Más sujeción y la misma facilidad de colocación. Samsung lo ha bordado.

Samsung Gear Fit 2 4

Además, Samsung ha mejorado a la Gear Fit original y ahora esta segunda generación es más resistente al agua, tanto es así que podemos sumergirla a un metro de profundidad durante media hora. No obstante es algo que por ahora y por respeto a mi bolsillo, no me he atrevido a hacer en las pruebas. Si que la he acercado sin temor al agua en forma de salpicaduras y remojones.

La pantalla, la reina de la fiesta
Samsung Gear Fit 2 7

La pantalla táctil de la Samsung Gear Fit 2 es la reina de la fiesta y con sus colores vivos y la posibilidad de ajustar el brillo sigue siendo bien visible en interiores e incluso en exteriores aunque tengamos bastante luz. Para poder acceder a la información basta con realizar un giro para despertar la pulsera, encontrando en ese momento el parámetros que tengamos fijados por defecto (hora, pasos, calorías...)

Si queremos navegar por las distintas pantallas, podemos desplazarnos fácilmente con los dedos y para hacer uso de cualquiera de ellas o volver atrás bastará con pulsar el botón del lateral en la parte inferior (también para apagar y encender). El botón superior está destinado a confirmar selecciones mientras nos movemos por los distintos menús.

Samsung Gear Fit 2 9

En la pantalla vamos a recibir las notificaciones de mensajes, llamadas, avisos de nuestras redes sociales... cualquier app que tengamos sincronizada mediante la aplicación Gear Manager de nuestro móvil. No se limita por lo tanto a la recepción de las llamadas entrantes que si ofrecen otras pulseras cuantificadoras.

Personalizacion

Para avisarnos, la pulsera vibrará y saldrá el número de teléfono, nombre del contacto que nos llama o bien un aviso con la notificación pertinente para abrirla en el móvil o descartarla. Unos avisos que por otro lado carecen de prácticamente lag y son inmediatos con la llegada a nuestro móvil.

Wi-Fi, siempre conectados, siempre informados

Y si no tienes el móvil cerca no pasa nada, ya que si la pulsera y el smartphone están bajo la misma red Wi-Fi podremos seguir recibiendo avisos de notificaciones. Y es que Samsung ha añadido conexión Wi-Fi en esta segunda versión y un GPS integrado del que hablaremos más tarde.

Control continuo de nuestra actividad

Una de las novedades que Samsung ha introducida en esta nueva generación salta a la vista con solo darle la vuelta a la pulsera. Ahí encontramos el lector de pulso cardíaco que añade la particularidad de ofrecer una medición que es continua, a diferencia de otras pulseras en que somos nosotros los que debemos activarla.

Esto es algo que se traduce en un control continuo de nuestras pulsaciones (cuando nos quitamos la pulsera deja de medir) y en el hecho que durante la noche veremos un pequeño resplandor verde de los LED si la pulsera queda algo suelta, algo anecdótico.

Samsung Gear Fit 2 2

La medición continua la lleva a cabo mediante el uso de unos LED que parpadean continuamente y que detectan la circulación de sangre por la zona de la muñeca donde llevamos colocada la Gear Fit 2. Se trata de ajustar la pulsera ni muy holgada pero tampoco muy apretada, para que la medición sea lo más precisa posible.

Tanto en reposo como haciendo ejercicio (en este caso conviene no ajustar demasiado la pulsera, pero tampoco dejar que se mueva en exceso) la pulsera mide sin problemas nuestras pulsaciones. Algo que puede ser muy valorable por aquellos usuarios que por motivos de salud precisan de un control activo de las pulsaciones en todo momento con independencia de lo que estemos haciendo.

Para poder llevar a cabo una medición lo más efectiva posible conviene mantener una distancia de 2-3 dedos de margen respecto a la muñeca. Si la acercas demasiado a la zona del hueso escafoides las lecturas no son tan efectivas.

Samsung Gear Fit 2 29

Con la ayuda de las pulsaciones vamos a obtener resultados más exactos sobre las calorías que quemamos. Da igual que sea haciendo ejercicio o en reposo, pues la medición continuada hace se tenga en cuenta la actividad que realizamos.

No es lo mismo por ejemplo ir en carrera que a paso lento y eso además se ve mejorado, pues la Gear Fit 2 es capaz de reconocer la actividad que estamos realizando, llevando un ajuste conjunto con las pulsaciones para determinar nuestro consumo calórico.

Deporte y pulsaciones caminan de la mano y con todas estas mediciones podremos determinar mejor las calorías gastadas para aplicar un plan alimenticio o controlar de forma más eficaz nuestro peso.

Es básico determinar parámetros como peso, estatura y edad para ajustar las mediciones de forma precisa

Para un control apropiado es necesario que tengamos un perfil ajustado a la realidad. Altura, peso, estatura, son los valores que vamos a determinar por medio de la aplicación Samsung Health y que van a permitir que las pulsaciones y calorías se ajusten a la realidad. En base a estos datos mientras hacemos ejercicio veremos un gráfico en la parte inferior que muestra el ritmo cardiaco en función de tres niveles: quema de grasas, cardio o pico.

Health

La importancia del GPS como complemento
Samsung Gear Fit 2 21

A diferencia del modelo anterior, la Samsung Gear Fit 2 incluye GPS como muchos de los relojes deportivos. De esta forma podremos realizar seguimiento exacto de la ruta que estamos realizando, no precisando que durante este tiempo vaya conectada vía Bluetooth a nuestro reloj.

El "problema" que he notado que presenta el GPS ya lo he encontrado en otros modelos con esta funcionalidad. En cuanto hacemos uso del mismo la duración de la batería desciende notoriamente. En este sentido de los dos días que puede durar con conexión Wi-Fi y notificaciones activadas puede llegar al día con apuros si tenemos el GPS activado.

Esto no es un problema irreversible, puesto que podemos desactivar el GPS, así como el Wi-Fi o el Bluetooth pulsando en el botón inferior y acudiendo al apartado Ajustes - Conexiones. Además y por si no fuese bastante, contamos con un modo ahorro de batería que aumenta la autonomía a cambio de restringir notificaciones, bajar el rendimiento y hacer uso de una escala de grises en la pantalla

El GPS merma la batería, es cierto. Esto sin embargo se puede compensar con el hecho que la carga es muy rápida, pudiendo ver como se incrementa la batería en pocos minutos (en 40 minutos podemos tener la pulsera cargada desde un 15% de carga). Si quieres salir a correr y tienes poca batería, puedes ponerla a cargar mientras te vistes que fácil sacas un 20% extra de autonomía.

Samsung Gear Fit 2 17

El problema como en otros casos es que no hace uso de una conexión USB normal, sino que el extremo de carga es un conector propietario por medio de unas conexiones que van a la pulsera. Además cable de carga y base están ensambladas, por lo que por lo si vamos de viaje deberemos llevar ambas con nosotros.

Un complemento interesante es el altímetro, que nos va a permitir conocer el número de plantas que subimos. Establecemos un objetivo diario, en mi caso 10 plantas, de forma que me obligo cada día a subir andando toda escalera que me encuentro. Y la verdad gusta cuando llegas a casa y ves como has logrado el objetivo de plantas... el subidón es importante.

Samsung Gear Fit 2 y la medición del sueño
Samsung Gear Fit 2 28

Si hay algo que me ha gustado era la medición del sueño. Era algo que se echaba en falta en la Samsung Gear Fit original. Con este nuevo modelo, Samsung ha apostado por un reconocimiento automático y bastante preciso.

La pulsera se encarga de reconocer de forma automática nuestro sueño sin que tengamos que intervenir pulsando ningún botón (en la Fitbit Flex había que activarlo). Así la Samsung Gear Fit 2 detecta cuando nos acostamos y cuando nos levantamos sin que tengamos que indicarle nada.

Medición del sueño, una labor que arroja información importante

Y la precisión para detectar ese paso de estar despiertos a dormir es realmente fiable. Igualmente nos informa sobre periodos de alteración mientras dormimos por medio de un gráfico que podemos ver en la misma pantalla continuación de nuestra actividad diaria.

Podremos ver el momento en que nos acostamos, el que nos despertamos, y en medio, zonas donde hemos estado más inquietos o despiertos. Se trata de unas mediciones que se llevan a cabo por medio de algoritmos y que permiten distinguir por ejemplo entre sueño en fase rem, sueño profundo y ligero.

Sueno

Un gráfico en el que vemos sueño, actividad intensa, suave, reposo o incluso cuando no hemos usado la pulsera. Y como ya hemos dicho, gracias a la medición continua de las pulsaciones, también conoceremos nuestro estado en reposo si de ritmo cardiaco se trata.

Aplicación y complementos
Samsung Gear Fit 2 3

La aplicación se ha renovado ligeramente para dar cabida al aspecto más deportivo de la cuantificación, incluyendo incluso registro de actividades y acompañamiento durante el ejercicio. Podemos activar el GPS para dejar constancia de la ruta seguida, gestionar la música e incluir avisos por voz de los parámetros que queramos conocer durante el ejercicio.

Y es que por medio de la aplicación Gear Manager podremos pasar música a la Samsung Gear Fit 2 desde nuestro smartphone gracias a los 4 GB de capacidad de la pulsera. Esta música la podemos enviar vía Bluetooth a unos auriculares inalámbricos y controlar la reproducción desde la misma pulsera. Algo muy práctico sobre el papel, no tanto cuando vas corriendo y el corazón se sale por la boca.

Como hemos dicho al principio, las pulseras son intercambiables con sólo hacer click en una presilla que las fija. Sin embargo en la tienda de Samsung o en otros comercios on line por ahora no hay repuestos o reemplazos para cambiar el tono de nuestra pulsera. La Gear Fit 2 está originariamente disponible en 3 colores como son azul (la que hemos probado), negro y rosa. Es de esperar que con el tiempo aparezcan las correas de otros colores para poder customizar la Gear Fit 2 a nuestro antojo.

La opinión de Xataka
Samsung Gear Fit 2 5

Samsung ha mejorado notoriamente un producto que en su momento fue puntero pero que ya notaba el paso del tiempo y que por lo tanto palidecía frente a la competencia. Al menos a nivel técnico, esta pulsera ha alcanzado un sobresaliente y ha apostado por la inclusión de todo tipo de sensores y funciones (y si no los tiene es que no existen). Además lo ha hecho manteniendo otras características como las de poder intercambiar las pulseras o el seguir siendo sumergible.

En la parte del "debe", hay que destacar algunas carencias de software en los que esperamos que Samsung se encuentre trabajando. Sobre todo los que conciernen a una mayor integración de la pulsera con otras funciones de nuestro smartphone y los datos que por ella recopila.

Además el precio es sensiblemente superior a otras alternativas similares del mercado, pues cuenta con un precio de salida de 199 euros. Superior a la mayoría aunque inferior a las más conocidas y potentes del mercado.

En Xataka | Qué cuantificador comprar para ponerme en forma: guía de compras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos