Compartir
Publicidad

Logitech Dinovo Mini, videoanálisis

Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Logitech Dinovo Mini Análisis

Logitech Dinovo Mini es uno de esos productos que estábamos deseando probar desde que lo presentaron en España. Nos gusta la idea que hay detrás y queríamos comprobar si la cumplía.

El teclado inalámbrico Logitech Dinovo Mini se postula como un elemento básico en el hogar digital. Lo que nos propone es ser un conjunto de teclado y ratón compacto y bien diseñado, completamente funcional y que nos haga dejar el otro teclado y ratón, por muy inalámbricos que sean, lejos del salón. Allí tendremos un portátil o cualquier ordenador conectado al televisor y actuando como centro multimedia. Y como terminal para conectarnos a Internet.

DSC01066.jpg

El punto de partida del este teclado más ratón de Logitech nos planteaba un reto: ¿sería capaz de suplir correctamente a los otros teclados y ratones? Pues sí, lo ha hecho y con muy buena nota.

Si bien el tacto de la zona que funciona como ratón es agradable, en algunos momentos no nos respondía bien. En esa misma superficie podíamos apretar para hacer clic, u optar por un botón en el otro extremo (que activamos con la otra mano), que por medio de la tecla función se convertía en botón derecho o izquierdo. Para controlar algunos aspectos de los programas que manejan multimedia y navegar por páginas con sencillez, ese touchpad se convierte en control direccional con solo mover un conector.

El teclado, aunque es de reducidas dimensiones, no nos provocaba errores en la escritura. No es muy veloz de usar, no como un teclado clásico, pero más que suficiente para el uso que se le da. Está pensado por cierto para manejarlo con los pulgares, como si de una consola se tratara. A destacar la fila dedicada a los controles multimedia. Muy útiles han sido los de control de volumen y Mute.

DSC01059.jpg

La conectividad, como hemos dicho en el vídeo, se realiza por bluetooth. El receptor es el clásico. Nos hubiera gustado un tamaño más reducido y sobre todo, que existiera posibilidad de guardarlo de forma más sencilla en el Dinovo.

El producto de Logitech no usa pilas recargables sino batería. La autonomía no es un problema, pues aguanta muchísimo. En las pruebas, de más de una semana y de forma intensa, no hemos necesitado recargarlo. Y disponemos de indicador de carga por si acaso. Logitech afirma que en 30 días no tendríamos que ponerlo a cargar. Tenemos un modo de carga rápida que en unos minutos nos da para un día de uso en caso de urgencia. El Dinovo Mini además conserva la energía muy bien apagándose cuando no lo usamos o cuando bajamos la tapa, que es translúcida.

Echamos de menos una funda para guardar correctamente el mando cuando no lo usamos, pues no es un gadget que suela estar encima de la mesa como cualquier mando a distancia.

Lo que no podemos discutir es que el diseño y acabado de este Logitech Dinovo Mini es espléndido. Nada que objetar en ese sentido. El mando, como es lógico, tiene iluminación que se activa al pulsar alguna tecla.

El único pero que podemos ponerle a este Logitech Dinovo Mini es quizás el precio, que es de 150 euros, si lo pensamos, como los kit de teclado y ratón de la marca. Pero si usas el ordenador conectado al televisor de forma asidua, es una buena compra por su gran funcionamiento.

Más información | Logitech.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos